Opinión

Políticas y leyes absurdas (I)

Fotografía: Greta Schölderle Møller (Fuente: UnSplash.com).

Estamos viviendo una época de adelantos técnicos importantísimos, pensando en un futuro no menos importante en el mundo, pero, sin embargo, en España parece ser que volvemos para atrás, que volvemos al caciquismo de la época medieval, según las noticias que nos están llegando y según los problemas reales que estamos teniendo.

Y no me voy a referir a la susodicha pandemia, que ya se habla bastante en todos los medios, me voy a referir a otras “pandemias” no menos importantes que se nos están metiendo en nuestro país sin que nadie haga nada por remediarlas (sobre todo los que tienen poder para hacerlo, o sea el Gobierno).

Por ejemplo: tema okupas. Raro es el día que no tenemos en los medios de comunicación alguna noticia sobre propiedades “okupadas” por personas ajenas a la propiedad natural y real.

Pero ¿qué pasa con este tema? Pues que si tú te vas de casa en algún momento y a algunas personas les da por romper la cerradura y entrar dentro como okupa (siempre con k), tú ya no puedes entrar a tu propio domicilio, y si no vives allí porque tienes una segunda propiedad, ya ni te cuento.

Aclaremos, si entran en tu domicilio, te cambian la cerradura y se instalan tan ricamente como si fuera su propia casa, se aprovechan de todas tus pertenencias (algunas las venden para sacar fondos), gastan la luz y el agua que tú tienes que seguir pagando, amén de contribución, basura, seguros, hipoteca si la tienes, etc. No puedes dejar de pagar todos estos gastos so pena de ser embargado por activa y por pasiva, o sea por todos los estamentos sociales y oficiales. Eso a ti que eres el dueño y has sido “okupado” (léase robado, atracado, vilipendiado, chuleado… y todos los terminados en “ado” que quieras añadir).

Fotografía: Dimitris Vetsikas. (Fuente: Pixabay).

La razón y los derechos en todo es de los okupas, al menos eso es lo que se desprende de como vemos se está funcionando, y siendo bien visto por las autoridades competentes (léase incompetentes) y si estos señores okupas tienen niños menores de edad, ya te puedes despedir de tu propiedad; la ley les dará siempre la razón a ellos.

A esto, aparte de tus problemas como dueño de la propiedad, se añaden las molestias que ocasionan a los demás vecinos, que también padecen esta “okupación”.

Y si el piso está embargado por un banco, este pasa de todo el problema y encima no paga los gastos normales de comunidad por ejemplo, añadiendo otro agravante más, y siempre sin que la autoridad legal haga nada por remediarlo. Bueno, sí que hace… envía a la policía para que cargue contra el propietario y contra los vecinos que a veces se manifiestan en contra de esta “okupación”.

Esta es la España llena de paz y felicidad que nos está tocando vivir. Pero los que pueden poner remedio no lo ponen.

Que Dios nos coja “confesaos”.

Os iré mandado más noticias “realmente escalofriantes” la semana que viene (*), si queréis seguir leyendo.


Nota (*): Enlace a Políticas y leyes absurdas (y II).

Sending
User Review
5 (1 vote)

Francisco Carrión Galera

Paco Carrión (Galecar), nacido en El Daimuz (Oria-Almería), es ya un hombre maduro con intensas “cicatrices” en sus vivencias de todo tipo y a todos los niveles, pero es en esta madurez cuando se pone a escribir un poco más seriamente de cómo lo hacía en su juventud, desgranando en algunos de sus libros, su experiencia en la historia y la vida de España. Desde entonces ha publicado 12 libros de distintos temas, varias obras de teatro y múltiples relatos cortos y poemas, además de tener tres libros pendientes de ser publicados.
Personaje inquieto, aventurero, polifacético, investigador de vivencias, y un largo etcétera. Ello le llevó a trabajar en el cine, en teatro, televisión, salas de fiestas, compañías de revistas y en cualquier faceta que tuviese algo de innovador y bohemio, cultural, festivo o artístico a la vez.

1 Comment

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores

Pactos