Opinión

Panorama en azul

Andaba yo trapicheando en mis archivos, cuando tropecé con el encargo que recibí de dinamizar lo que se denominaba en la CAM el segmento de pensionistas. Me explico: entre las entidades financieras había una lucha feroz por captar a este colectivo, por su acumulación de ahorros y por la domiciliación de sus pensiones. Se realizó un amplio estudio del sector bancario y “cajario”. El color no se eligió por casualidad: ya existían tarjetas “oro”, productos “senior” y otras denominaciones para asociar la edad y los productos financieros anexos. Se realizaron reuniones de grupo dirigidas por expertos sociólogos, se mostraron y testaron conceptos, ideas, palabras… y surgió CAM Azul, nueva marca “paraguas” para la comunicación con las personas mayores, que incluía uno de los colores corporativos de la Caja. Se prepararon nuevos productos (rentas vitalicias, tarjetas de crédito y débito, sorteos, venta de viajes subvencionados…) y se gestionó con la Obra Social un programa de actividades específicas denominado “Gente Mayor, Gente Activa”, que incluía talleres, charlas, cursos de informática, rutas culturales y del medio ambiente, etcétera.

Para dar cobertura informativa de toda esta actividad dirigida a este colectivo, creamos la revista “Panorama en Azul”, que yo dirigí desde su primer número, probablemente en octubre de 1998, incluso en mis dos últimos años activos en Obra Social y hasta estando con “jornada especial”, o prejubilado después de 2005.  Jefa de redacción fue una colaboradora externa, Maite Pérez, con una sensibilidad extrema para tratar los temas más complejos, durante siete u ocho años. El diseño inicial fue de Dulú, después de Pedro Llorens y finalmente externalizado el diseño y redacción en Puntual Mk. Comunicación, sería el periodista Juanjo Payá su redactor-jefe.

Comenzó siendo mensual hasta pasar a ser trimestral ante el creciente número de ejemplares, que llegó hasta los 50.000. De ahí que aunque empezó imprimiéndose en Gráficas Olmedilla, después en Imprenta Futuro, finalmente pasara a Gráficas Díaz que disponía de una maquinaría de mayor capacidad. Si no yerro, el último ejemplar fue el de Primavera 2009. En cuanto a sus contenidos, incluía siempre un mensaje editorial, entrevistas a personajes célebres, noticias específicas de la Caja para este colectivo en materia comercial, actividades de la Obra Social, el humor gráfico de Enrique y reportajes. Se distribuía a oficinas, a asociaciones de jubilados y a clientes seleccionados por su vinculación.

Y mientras evocaba aquella tarea, un nuevo “panorama en azul” se producía en la Comunidad de Madrid tras las votaciones del 4 de mayo, con un efecto casi inmediato de deserciones en distintos ámbitos políticos, especialmente en el de Ciudadanos, que parecía abocar a una “recoloración” de algunos de sus miembros que abandonaban “el naranja” de su partido, al tiempo que el “morado” de Podemos perdía ante el “verde” de Más Madrid. Hasta el “rojo” socialista parecía perder bastante intensidad.

Para finalizar la semana mi esposa me encarga del supermercado un detergente para ropa. “Se llama Micolor…, lo reconocerás por los payasos…”. Y voy y me equivoco, y le traigo uno específico para “colores intensos”.

Lo dicho, payasos y de azul… ¡qué panorama!

Sending
User Review
0 (0 votes)

Toni Gil

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores

Pactos