A deshoras

Lo trans y lo “queer”

Parte del póster oficial de “Who are who we are”, de Luca Guadagnino (Fuente: Filmaffinity).

La teoría “queer” emerge en los años 80/90 como corpus teórico de ciertas universidades norteamericanas. El movimiento “queer” es de antes, cuando a partir de los años 70, sobre todo en Nueva York y en otras grandes ciudades norteamericanas, empiezan a visibilizarse nuevas realidades de personas “raritas”, que es como se podría traducir “queer”. Algunas mujeres negras y lesbianas, en posiciones socio/económicas marginales, toman conciencia de que el feminismo convencional (y blanco) no las representa; ni el incipiente movimiento por los derechos de los homosexuales repara en las reinonas de los clubs underground que empiezan a emerger por esa época. El feminismo convencional y el movimiento de liberación gay querían competir en igualdad de condiciones con las estructuras políticas y sociales de la hetero-normatividad, sin reparar en la amplia diversidad de sentimientos, identidades de género, contra-identidades de género, marginalidad social y económica de personas y grupos sociales considerados poco menos que escoria (otra de las traducciones posibles de “queer”).

Hay mucha confusión con el concepto “queer”, hasta el punto de que hay quien piensa que eso es cosa de “drag queens”… Nada que ver; me produce sonrojo tamaña confusión. La teoría “queer” es una de las piedras angulares en las que se basa la llamada ley trans de Irene Montero con un punto extremadamente polémico: la libre adscripción en la identidad de género. El género no es sexo: es una categoría de análisis, surgida en las investigaciones académicas feministas, para explicar los “roles” históricos que han padecido las mujeres a lo largo de la historia, casi siempre como objetos, nunca como sujetos protagonistas de sus propias biografías. Es lo que formuló Simone de Beauvoir ya en 1949 con la ya célebre máxima: “La mujer no nace, se hace”. Al grano: cuando un hombre se siente mujer… ¿qué cuota negativa de roles de género pretende absorber? Complejo. De ahí el monumental enfado del feminismo clásico, tras décadas de reivindicación en contra de los roles discriminatorios (desde el de mujer florero siempre preparada para gustar, hasta la discriminación salarial, pasando por el derecho de pernada que los hombres, no todos, han ejercido sobre las mujeres, con violencia y con extrema violencia).

Defender la dignidad y los derechos de las personas trans es digno. Avanzar ese debate a niños o niñas preadolescentes es, cuando menos, peliagudo. Sobre todo porque las identidades, en la sociedad moderna, la de hoy, son más que nunca procesos en construcción, sujetos a mutabilidad. El concepto de identidad, mejor dicho (podemos hablar de excepciones, como la de la intersexualidad).

La teoría “queer”, desde mi modesto punto de vista, es positiva en tanto en cuanto da nombre a realidades que antes ni existían por la simple razón de que no tenían nombre. Dicho de otro modo, y aunque parezca paradójico: quita nombres (categorías) para abrir la puerta al inmenso territorio de las emociones, de los sentimientos, de las sexualidades (plural); de la libertad en síntesis. Todo ello por encima de estructuras rígidas empaquetadas en compartimentos estancos.

Como todo esto es muy teórico podemos recurrir a cosas más gráficas. La diversidad de los jóvenes, y no tan jóvenes, la refleja espléndidamente la serie “We are who we are”, de Luca Guadagnino, y que se puede ver en HBO. Ahí se desliza, más o menos, la teoría “queer” con una salvedad: el contexto se fija en una base militar norteamericana en Italia, un contexto nada marginal, nada que ver con el de las primeras mariconas o afro/lesbianas del Nueva York de los 70. La serie (que en realidad es una película de 5 horas) refleja a la perfección la pluralidad, permeabilidad y mutabilidad de los adolescentes, y no adolescentes, y que me recuerda a varios casos concretos de hijos e hijas, también hijes, de algunos de mis mejores amigos.

Eso sí, Guadagnino no hubiera redactado la ley trans de Montero.

Sending
User Review
0 (0 votes)

Antonio Zardoya

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores

Pactos