Opinión

“Estoy de los medios de comunicación hasta…”

Ana Barceló, consellera de Sanitat de la Generalitat Valenciana (Fuente: Perfil de @GVAsanitat en Twitter).

Cualquiera de los colegas que haya tenido alguna vez responsabilidades de comunicación en una organización, sea pública o privada, para manejar los hilos de la información que debe trascender al exterior, a través de los medios, debe conocer de primera mano, del mismo origen interno, todos los detalles de lo que se cuece al más alto nivel, para evaluarlo y transmitirlo adecuadamente, sin fisuras, filtraciones, errores o falsedades.

El jueves 13 (de mayo) por la tarde quizás sería por la fecha– los medios recibieron un comunicado de la Consellería de Sanidad en el que se informaba que todos los mayores de 70 años estaban vacunados, pero que si se había producido alguna excepción se contactara con el centro de salud del ciudadano. Supongo que a raíz de dicha nota, en el informativo de la Cadena Ser a eso de las siete y pico de la mañana del día siguiente, viernes, se difunde esta recomendación. Y dado que mi Lola nació en 1949, y está cerca de los 72, y no ha sido llamada todavía, ni corto ni perezoso intento establecer contacto telefónico con el ambulatorio de la calle Gerona, en Alicante, que no sé porqué se sigue llamando así si desde hace años el acceso es por la calle Navas. Más de media docena de llamadas entre las ocho y las ocho y cuarto, y cuando me descuelgan –es un decir– la receptora de mi llamada atiende mi explicación: Que han dicho en Radio Alicante que…”, y oigo que exclama, probablemente dirigiéndose hacia los compañeros con los que comparte funciones o espacio: “Estoy de los medios de comunicación hasta…”. A continuación, mi interlocutora finalmente comprueba que los datos que figuran en su fichero están correctos, y me informa atentamente que no me preocupe, “…que ya la llamarán…”.

Yo entiendo que es más que comprensible su indignación, sea originada fruto de una información difundida por error, por buscar una imagen de eficiencia política, por descoordinación interna, o simplemente por burocracia. Lo cierto es que se pone en alerta a cientos de ciudadanos que colapsan las centralillas de los ambulatorios, tan necesitadas de cierto orden de preferencia para atender lo realmente importante y trascendente.

Así que sugiero al elaborador del comunicado que cuando tenga que realizar el próximo no solo reciba instrucciones de su superior, sino que constate con otros responsables la certeza de la información. Es una práctica aconsejable, antes de que desde los medios se manifiesten diciendo: “Estamos del jefe de prensa de Sanidad hasta…”.

Sending
User Review
0 (0 votes)

Toni Gil

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores

Pactos