Al paso

Del culo de Dani Martín a las cabezas de Macron, Biden, Sánchez y Scholz

Fotografía: Varios autores (*).

El cantante predica su ‘mens sana in corpore sano’ mientras los políticos justifican el aborto en función de las mayorías.

El cantante Dani Martín ha hecho una gran confesión general de sus pecados en un largo escrito que ha subido a Instagram. En él, celebrando su 45 cumpleaños, hace, además profundas reflexiones de su nueva etapa de recuperación de la autoestima, si bien comete la ligereza de ilustrarlo con una fotografía de su culo en una playa nudista de Tarifa, gráfico que se supone es el mismo que protagonizó en el verano de 2018. Miles de fans aplauden al antiguo vocalista de ‘El Canto del Loco’.

Sus elucubraciones mentales, en las que hay mucho de bueno, se adelantaron unos días a las que han salido de cabezas tan ‘privilegiadas’ como las de Macron, Biden, Sánchez Scholtz y Pelosi (poco antes de la cumbre de la OTAN) en torno a la recién proclamada inconstitucionalidad del aborto en Estados Unidos. Acaso debería pedir perdón a los lectores por mezclar culos y témporas (o churras y merinas) en unas valoraciones que que entiendo tienen un punto común: confusionismo mental a nivel de masas y en las alturas máximas de la política occidental.

Confiesa Dani Martín sus muchos errores del pasado: “Me he machacado mucho. Me he hecho mucho daño y también me lo han hecho. Me he drogado. He mentido. He sido inmaduro. Me he maltratado, culpado, herido”. Pero también pone énfasis en su actual etapa de mejora de la autoestima y de la ayuda de su psiquiatra, que no abandonará hasta su plena sanación. Quita importancia al excesivo cuidado físico (sólo para mantener la salud) y promueve la atención a la mente y a las emociones:

“Hacer sólo lo que me pida el corazón: el amor a mí mismo; aceptarme como soy; permitirme errores; perdonar y pedir perdón; no depender de nadie ni de nada; que la autoestima no dependa nada más que de mí mismo; no llenar silencios; escuchar; aprender de otras opiniones; ser libre; poder cambiar de opinión y no creer que nuestra idea es la válida siempre; no hablar mal de ninguna persona; no criticar; respetar y agradecer”.

Casi todo excelente, pero la bomba final deteriora bastante lo de promover la mente y las emociones y abunda en el confusionismo generalizado: “Que seáis felices sin poner parches. Vamos, haced lo que os salga del estómago, de la vagina o de lo testículos”. No me parece este último mensaje la mejor despedida ‘autoestimatoria’.

Casi cien mil niños son ‘asesinados’ en España cada año

Los abortos se llevan por delante cien mil fetos cada año en España; un millón en Estados Unidos y veinte millones en el mundo, con el visto bueno de Biden, Macron, Sánchez, Scholz. Pelosi y algunos de nosotros. Y nos llevamos las manos a la cabeza con las muertes de las guerras en Ucrania, Líbano, Etiopía, Somalia, Eritrea… La cumbre de la OTAN busca una fuerza occidental disuasoria contra las guerras. Veremos los resultados a corto o largo plazo.

Lo que no veremos es una cumbre mundial para acabar con los abortos. Todo lo contrario. Nuestros presidentes y jefes de Gobierno ya no son la luminaria de Occidente, sino el caballo negro del Apocalipsis. No sólo son incapaces de acabar con las guerras, sino que están demostrando que la ONU es un organismo que no sirve para la paz. No sólo son incapaces de salvar vidas promoviendo la paz en vez de las guerras, sino que alientan la llamada cultura de la muerte. Todos los dirigentes que he citado se han puesto de acuerdo para atacar al Tribunal Supremo de Estados Unidos (Corte Suprema) porque ha resuelto que la legalización ‘federal’ que se hizo del aborto hace 50 años, no es constitucional. Lo han decidido seis de los nueve jueces y sobre ellos han descargado su ira ‘asesina’ Joe Biden, Emmanuel Macron, Olaf Scholz (canciller de Alemania), Pedro Sánchez y algunos dirigentes internacionales más.

“La salud y la vida de las mujeres de esta nación ahora están en riesgo”.

Joe Biden

“La decisión de la Corte Suprema supone un gran paso atrás”.

Boris Johnson

“Las conquistas sociales siempre están en riesgo de retroceder”.

Pedro Sánchez

“Mi solidaridad con todas las mujeres estadounidenses”.

Emmanuel Macron

“Esta decisión cruel es escandalosa y descorazonadora”.

Nancy Patricia Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes USA

Biden luchará porque el Congreso de Estados Unidos apruebe una Ley Federal legalizando el aborto en toda la nación. No se contenta con que cada estado de la Unión pueda legislar (y ya han legislado) sobre el aborto. Pretende volver a la legalización federal. Mantiene que él, como católico, está en contra del aborto, pero como presidente tiene que plegarse a lo que el pueblo, los votantes, decidan por mayoría. En ese sentido tiene razón; en democracia deciden las mayorías. Pero las mayorías pueden equivocarse y sus decisiones ser legales, pero no justas, señor Biden.

Fachada oeste del Edificio de la Corte Suprema de Estados Unidos en Washington, DC. Fotografía: Matt H. Wade (Fuente: Wikimedia).

Pedro Sánchez y Boris Johnson coinciden en que EE. UU. ha dado un gran paso atrás. Lo progresista para ellos es legalizar el ‘asesinato’ de inocentes incluso dos días antes de nacer. Porque un niño no es un niño dos días antes de venir al mundo, pero es un sujeto humano de derechos si nace dos días después. Ser niño o niña depende sólo de dos días o de tres o cincuenta. Lo que sería un asesinato dos días después no es asesinato dos días antes, sino salud y obra de caridad con la madre, qué digo madre, con la mujer.

Se las dan de buenos y caritativos y llaman crueles a los defensores de la vida. Los Provida piden que a las mujeres con embarazos no deseados se les faciliten todos los medios para conllevar con gusto y todos los acompañamientos el período de gestación y que los niños, en el peor de los casos, si las madres lo permiten, sean dados en custodia a matrimonios que los recibirían como agua de mayo. También proponen los partidarios de la vida una formación sexual seria y rigurosa de los y las adolescentes para evitar relaciones sexuales improcedentes, causa de tantísimos embarazos no deseados. Pero no: ‘los políticos progresistas’ suelen ser hipersexualistas descontrolados y absolutamente descentrados; los que atacan sin sentido a esta sociedad ‘católica y patriarcal’.

La Iglesia, a través de la Pontificia Academia para la Vida acaba de decir, en torno a lo ocurrido en Estados Unidos: “Al elegir la vida, está en juego nuestra responsabilidad por el futuro de la humanidad. Se trata de desarrollar opciones políticas que promuevan condiciones de existencia a favor de la vida sin caer en posiciones ideológicas a priori. Esto significa también asegurar una educación sexual adecuada, garantizar una asistencia sanitaria accesible a todos y preparar medidas legislativas para proteger la familia y la maternidad superando las desigualdades existentes”.

“Es un momento para sanar las heridas y reparar las divisiones sociales; para la reflexión razonada y el diálogo civil y para la unión; para construir una sociedad y una economía que apoyen a los matrimonios y a las familias y en la que cada mujer tenga el apoyo y los recursos que necesita para traer a su hijo a este mundo con amor”.

Biden, Sánchez, Yolanda Díaz y otros líderes de izquierdas y de derechas se desviven por visitar al Papa, pero no hacen caso alguno a la doctrina del Vaticano. A veces pienso que el Papa se pasa de diplomático. Y otras veces pienso… lo mismo. Más valentía le pediría contra las mentiras de los políticos. La verdad nos obliga a ser más valientes. Porque Dios ha dicho que ‘la verdad nos hará libres’ y casi todos los políticos piensan, como el insensato de Zapatero, que dio la vuelta a la tortilla diciendo: ‘la libertad nos hará verdaderos’. Una frase que no puede ser de Zapatero, aunque se le atribuya. Filosofía falsa y peligrosa, pero ingeniosa.


(*) Pie de fotografía, de izquierda a derecha:

  • Emmanuel Macron. Fotografía: © Casa de S.M. el Rey.
  • Joe Biden, 2020. Fotografía: Gage Skidmore (Fuente: Wikimedia).
  • Pedro Sánchez, 2020 (Fuente: Perfil en Flickr de Presidencia del Gobierno).
  • Olaf Scholz (Fuente: https://www.lasexta.com/).
  • Dani Martín. Fotografía: José Manuel Pazos (Fuente: Wikimedia).

Sending
User Review
5 (1 vote)

Ramón Gómez Carrión

2 Comments

Click here to post a comment

*

code

  • La vida siempre debe ser defendida desde el momento de su Concepción y las leyes deben actuar en este sentido
    Con políticas de protección a la maternidad y más educación sexual par evitar embarazos no deseados

Patrocinadores

Pactos