Narrativa

Cuando se quiere de veras

Fotografía: Stock Snap (Fuente: Pixabay).

Cuando se quiere de veras, no importan muchas otras cosas que de otro modo sí que importarían y mucho.

Cuando se quiere de veras, no importan detalles como la diferencia de edad, de peso, de estado físico y de salud, de belleza, de estatus social, de…

Cuando se quiere de veras, la entrega debe ser total, sin condiciones, hoy por ti mañana por mí.

Cuando se quiere de veras, se deben llevar los sinsabores con unión, con armonía, con resignación, con… AMOR.

Cuando se quiere de veras, el cariño, la convivencia, el estar al lado de tu pareja, el olvidar los reproches, el tratar de minimizar las controversias, el vivir el uno para el otro, debe ser lo esencial, debe prevalecer sobre todo lo demás.

Cuando se quiere de veras, se llevan mejor las contrariedades de la vida, la unión de pareja te da más fuerzas para resistir los múltiples ataques que esa misma vida, sin tú buscarlos, te brinda a diario.

Cuando se quiere de veras, debe haber sinceridad en todo, no se puede estar al lado de una persona solo por el mero hecho de la continuidad, de no crear problemas ni tenerlos.

Cuando se quiere de veras, todo el cariño es poco: un roce, un beso, una caricia, una sonrisa, un abrazo, el tener los cuerpos juntos amándose día y noche, una atracción total a pesar de los años, un desearse a todas horas, un… amarse de verdad y no solo en los momentos en que fisiológicamente lo necesita el cuerpo.

Cuando se quiere de veras, no puede haber fingimiento de ningún tipo, aunque se piense que de ser sincero se haría más daño a la pareja.

Cuando se quiere de veras, la misión de pareja debe sentirse en todos los campos, sobre todo en el familiar, de convivencia, de relación, de aceptación, de deseo y de… sexo.

Cuando se quiere de veras, se consiguen todos y cada uno de los comentarios aquí reflejados, pero… ¡¡qué difícil es llegar a conseguirlos!!

Solo se pueden conseguir… ¡cuando se quiere de veras!

Sending
User Review
5 (1 vote)

Francisco Carrión Galera

Paco Carrión (Galecar), nacido en El Daimuz (Oria-Almería), es ya un hombre maduro con intensas “cicatrices” en sus vivencias de todo tipo y a todos los niveles, pero es en esta madurez cuando se pone a escribir un poco más seriamente de cómo lo hacía en su juventud, desgranando en algunos de sus libros, su experiencia en la historia y la vida de España. Desde entonces ha publicado 12 libros de distintos temas, varias obras de teatro y múltiples relatos cortos y poemas, además de tener tres libros pendientes de ser publicados.
Personaje inquieto, aventurero, polifacético, investigador de vivencias, y un largo etcétera. Ello le llevó a trabajar en el cine, en teatro, televisión, salas de fiestas, compañías de revistas y en cualquier faceta que tuviese algo de innovador y bohemio, cultural, festivo o artístico a la vez.

1 Comment

Click here to post a comment

*

code

  • Estimado Paco Carrión (’emparentados’ por mi segundo apellido): Has hecho un ejercicio literario con un tema muy bonito y muy profundamente tratado. Me ha recordado el título de una canción que, con ese título, cantaron Pedro Vargas y Julio Iglesias. Un saludo cordial.

Patrocinadores

Ojo al Lunes