El repaso

Verano azul de pólvora y dimisiones

Público viendo la mascletà del 24-6-2022 (Fuente: Canal de YouTube de Alacantí TV).
Un breve resumen de todo lo que ha pasado en el mundo esta última semana: Hogueras 2022, elecciones de Andalucía, dimisión de Mónica Oltra y el vídeo de Santi Millán.

Hoy es lunes 27 de junio, lunes triste para muchos que echan la vista atrás, y se les escapa una lagrimilla al recordar lo bien que se lo han pasado en las Hogueras de San Juan.

Después de tres años de obligado parón por la pandemia estaban de vuelta, y las de este 2022 serán recordadas por dos cosas: por sus mascletàs que, al parecer, iban con la pólvora justa y muchas de ellas pese a su intensidad, no se clasificaron para el concurso; y fundamentalmente, por la tremenda afluencia de gente que hubo en la ciudad. Nadie se las quiso perder y vinieron de todos lados a disfrutarlas. Se alcanzaron cifras estratosféricas (el propio Ayuntamiento de Alicante habla de millón de personas por día) y se colgó el cartel de completo en hoteles y restaurantes. Por salir, salieron hasta las ratas, como bien apuntó el diario Información en un inclasificable post de Facebook.

Alberto Núñez Feijóo y Juanma Moreno en la Junta Directiva Nacional del PP. Fotografía: Diego Puerta (Fuente: https://www.pp.es/).

Y mientras Alicante se entregaba a la juerga, llegó el verano el martes 21 de junio. En Andalucía concretamente, llegó el verano azul, después de que el Partido Popular arrasara en las elecciones, consiguiera mayoría absoluta… Y descerrajara al mismo tiempo un tremendo sopapo a los otros partidos: Ciudadanos desapareció del Parlamento y ha muerto como Chanquete. VOX frenó su crecimiento seguramente gracias a Macarena Olona. Adelante Andalucía perdió escaños a punta pala… pero estaban como unas castañuelas flamencas porque VOX no había crecido (la paja en el ojo ajeno…). Por Andalucía, el otro partido de izquierdas más a la izquierda de la izquierda en el que andaba Podemos sacó cinco diputados. Y el PSOE… Bueno, por no hacer mucha sangre básicamente bajó del millón de votos, perdió tres escaños, el dominio en una plaza histórica… Y lo dejamos aquí que el partido ya tiene bastante con lo que tiene.

La otra protagonista política de la semana, Mónica Oltra, finalmente dimitió después de su imputación por presuntamente encubrir los abusos sexuales de su exmarido a menores a su cargo. Y eso que había jurado que no iba a dimitir e incluso, había estado bailando despreocupadamente –con dudoso ritmo, a mi juicio– en un acto festivo de su partido. Tan esperpéntica fue la danza y el evento, que cuando le preguntaron a Ximo Puig por este tema sólo pudo contestar con un lapidario “Yo no estoy para fiestas”.

Mónica Oltra explica su dimisión (Fuente: Canal de YouTube de Compromís).

Oltra, en su comparecencia de dimisión –de dudoso gusto, a mi juicio–, evidentemente hizo lo que todo político haría. ¿Reconocer fallos y errores en su gestión? ¡Hombre, que esto no es una película! Afirmó que dimitía para darle en las narices a Ximo Puig –quien se enteró por la tele de que renunciaba– y que así no se cargara todo lo que había hecho Compromís desde 2015.

Argumentó también que la presión mediática y política le habían obligado a ello –no los principios ni la ética– y que evidentemente era la víctima de una trama urdida por las altas esferas del poder nacional que ven en ella un enemigo del progreso y la libertad, apuntando convenientemente que a ella se le ha imputado por mucho menos que a M. Rajoy, quien más de una década después, nadie sabe quién es todavía y sigue siendo el señor X del sistema judicial español.

La crisis del gobierno valenciano se cerró, eso sí, de un día para otro: la crevillentina Aitana Mas prácticamente un día después tomó el relevo de la exvicepresidenta y solucionó el problema del Govern en un visto y no visto para alivio de Ximo, que de cara a final de semana, pudo disfrutar de las mascletàs de Hogueras en paz y quizás, sí estar para fiestas.

Santi Millán y Rosa Olucha, 2013. Fotografía: Estrella Damm (Fuente: Wikimedia).

Continuamos esta revisión semanal con la pequeña dosis de salseo y cuore que todos necesitamos. Hoy hablamos de Santi Millán que, en solo una semana, ha efectuado un sorprendente viaje mediático en el que ha pasado de villano infiel a héroe de la libertad conyugal y víctima de la ciberdelincuencia.

Los hechos son los siguientes: en la mañana del lunes a las nueve, hora zulú (por ejemplo), Internet amaneció con una noticia que corrió como la pólvora: se había filtrado un vídeo –que rápidamente circuló por Twitter y WhatsApp– del actor y presentador manteniendo relaciones íntimas con una señora… que no era la suya.

Rápidamente, en cuestión de minutos, se celebró el juicio popular con un veredicto claro, cristalino: Millán era culpable de adulterio y fue condenado a lapidación pública. Sin embargo, una sorprendente revelación dio un giro de 360 grados a la trama: Rosa Olucha, pareja del cómico y tercera en discordia en este asunto de honor y cuernos, salió rápidamente al quite afirmando que a) no solo estaba al corriente, sino que además los dos mantenían una relación marital abierta y b) que el meollo de la cuestión no era que Santi le había sido infiel, sino que se había cometido un delito al difundirse un vídeo íntimo.

Lightyear de Disney y Pixar (Fuente: Canal de YouTube de Disney España).

Y así, por obra y gracia de Olucha, el relato cambió y el foco del debate pasó de ser la infidelidad a la violación de la intimidad, quedando de paso legimitados Millán y su pareja como iconos de las relaciones abiertas con permiso de Nuria Roca y Juan del Val, quiénes son, curiosamente, imágenes de la marca… Cortefiel (la vida es una broma constante). Santi Millán, le debes una (deuda) bien gorda (la deuda) a tu pareja.

Cerramos el artículo con una pincelada audiovisual, a raíz del debate que ha surgido en torno a la película Lightyear que cuenta la historia del personaje que inspiró al muñeco que derrocó la tiranía juguetil de Woody en Toy Story, Buzz Lightyear. La polémica está en que, pese a ser una simple película infantil, la han puesto a caer de un burro por mostrar un beso entre una pareja homosexual. Y se le dijo de todo por ser sospechosa de adoctrinamiento infantil. Al final los haters acabaron llegando hasta el infinito y más allá… pero de la caspa. Y lo peor, es que ya están afilando cuchillos para cuando se estrene Strange World, la nueva de Pixar que cuenta… la historia de un romance adolescente gay. Se viene una buena.

Sending
User Review
5 (2 votes)

Alex Guillén

Periodista y publicitario especializado en el sector audiovisual, marketing digital y comunicación online de empresas.

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores

Pactos