El repaso

Arde la calle

"Arribada del Foc" 2022 (Fotografía: Pilar Cortés).
Un breve resumen de todo lo que ha pasado en el mundo esta última semana.

Era 1984 y Radio Futura lanzaba un single titulado ‘Escuela de Calor’ que comenzaba con ese mítico ‘arde la calle al sol de poniente’. Hoy, 38 años más tarde, la calle ha vuelto a arder bajo el sol, pero esta vez, bajo el del Sahara. Y más que ir a la escuela, hemos ido a la universidad del calor.

Cortesía de nuestra amiga y vecina África (sin olvidarnos del cambio climático que también ha puesto de su parte) la pasada semana llegó de más allá del desierto una ola de calor que ha pillado todos a contrapié… Menos a los de Alicante, que no solo estamos acostumbrados a las altas temperaturas que ya pululan (a veces) desde febrero, sino que también solemos enfrentarnos a una variedad única en la península ibérica: el calor con humedad.

Fuente: Freepik.

Como todos sabemos, éste es un fenómeno climático “exclusivo” de Alicante, que multiplica por 10 cualquier bochorno de tres al cuarto de la meseta, y que llena de orgullo al alicantino y alicantina, que puede decir con la frente alta y el pecho henchido como un palomo torcaz eso de “sí, sí, hará calor en Calasparra, pero es seco… ¡No es igual que el calor de la terreta que es húmedo!”. Seguro que os suena de algo esta frase.

Para los medios de comunicación en cambio, la ola del Sahara ha sido irónicamente un soplo de aire fresco, pues todos sabemos que a los periodistas las noticias relacionadas con el tiempo nos gustan más que un salmón a un oso. Y si nos dejan, hacemos orfebrería informativa: este año, por ejemplo, a las ya clásicas piezas que cuentan el bochorno que hace en Ciudad Real a las 4 de la tarde, razón por la cual no hay nadie en su sano juicio en la calle (y no tiramos del tópico de la siesta), se le han sumado nuevos ángulos y perspectivas.

Por ejemplo, un reportaje de los informativos que vi en el que se abordaba cómo han vivido las altas temperaturas aquellos profesionales… que trabajan a altas temperaturas. Por favor, ¿a quién no le interesa saber cómo han afrontado la ola de calor los polleros que trabajan asando muslos y pechugas a 250 grados? Como me dijo una vez un profesor mío: “este negocio es de pensar y el que piensa, gana dinerito”.

Toby, el perrito de Juanma Moreno (Fuente: Perfil de @JuanMa_Moreno en Twitter).

Pero no todo ha sido calor en la agenda informativa esta semana y aquí está El Repaso para atestiguarlo. Comenzamos la semana pasada afrontando el último baile de la campaña electoral en Andalucía donde, como era de esperar, todo el mundo sacó la artillería pesada.

Pudimos conocer a Toby, el perro de Juanma Moreno –presidente de Andalucía y candidato por el PP– que es húngaro, adoptado, ciego y tuvo un tumor (da más lástima que la niña de Rajoy). También pudimos ver a Inés Arrimadas junto con el candidato de Ciudadanos, Juan Marín, y el propio Moreno comer con fruición barquillos con vino dulce (lo mejor para combatir el calor junto a la sopa castellana, sin duda) en la feria de Granada.

Vimos a las ministras del gobierno llegar a tierras andaluzas con varias misiones: Nadia Calviño, la de apoyar a muerte al candidato socialista Juan Espadas. Y María Jesús Montero, la de escenificar con Yolanda Díaz que todo va viento en popa, que se llevan bien y que se quieren, algo que parece más falso que un euro con la cara de Popeye.

Teresa Rodríguez (Fuente: Onda Cero).

Núñez Feijóo también se dejó ver, pidiendo al PSOE que, si tanto quería aislar a VOX, apoyara la investidura del PP si éste ganaba las elecciones, en una emboscada que haría palidecer al mismísimo Robin Hood.

Y por supuesto, vimos la joya de la corona: el debate entre los candidatos, cuyo momento estelar fue el intercambio de ideas sobre la propuesta de Podemos Andalucía de introducir la educación sexual en los colegios para niños de menos de 10 años. ¿Adivináis quién se peleó con quién? Así es, Macarena Olona, candidata de VOX, se las vio a cara de perro con Teresa Rodríguez, candidata de la formación morada. Haciendo un resumen rápido, cada uno tiró de los rancios argumentos de siempre, de los lugares comunes: Olona afirmó que este proyecto pretendía convertir a los niños en unos libertinos y unos depravados, porque desde su punto de vista, los infantes a los 10 años, la única zambomba que deben zurrar es el instrumento musical. Rodríguez, por su parte, contraatacó invocando las palabras mágicas de siempre: curas, ceguera y pederastia. No hace falta añadir nada más.

Al calor de los días, llegamos al viernes y la suave brisa del desierto nos trajo la noticia de la imputación de Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, por encubrir presuntamente a su exmarido, ya condenado, cuando abusó sexualmente de una menor a la que su Consellería debía tutelar y proteger. Rápidamente, los medios buscaron en la hemeroteca aquel discurso en el que le aseguró a Camps, cuando el president estaba imputado que, si a ella alguna vez le imputaban, dimitiría. Pues bien, no ha dimitido. Dice que no lo hace, entre otras cosas, por “ética y estética” signifique lo que signifique. Su partido, Compromís, de la que es número uno, ya le ha asegurado a Ximo Puig que si se atreve a cesarla, le desmonta el Botànic y lo guarda en el trastero.

Macarena Olona (Fuente: Perfil de @Vox_es en Twitter).

Y con estas llegaron las Hogueras a Alicante, las fiestas más esperadas después de dos años de parón forzoso por culpa de la pandemia. Lo hizo el viernes con l’Arribada del Foc, el espectáculo pirotécnico patrocinado por unos grandes almacenes que no me pagan por hacerles publicidad, que da el pistoletazo de salida oficioso a unas Hogueras que vuelven a aparecer en nuestras vidas.

P. D.: Arrancar, arrancaron las Hogueras con la Arribada del Foc, pero lo hicieron con suspense y gatillazo: cuando las moninas reinas infantiles dieron permiso a la señora pirotécnica para que comenzara, ni un triste petardo explotó. Por suerte, diez minutos después se corrigió el error técnico y el evento discurrió con normalidad, con fuegos artificiales a ritmo de Coldplay. Pese a todo, y por un momento, todos los congregados pensamos que los fuegos iban a ser tan fallidos como los principios de Mónica Oltra.

Sending
User Review
3.67 (3 votes)

Alex Guillén

Periodista y publicitario especializado en el sector audiovisual, marketing digital y comunicación online de empresas.

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores

Pactos