Impulso irresistible

“Vacunarse es un acto de amor”

Papa Francisco (Fotografía: Perfil de la Oficina de información del Opus Dei en Flickr).

Esta expresión hay que entenderla con la autoridad con que fue dicha y por quien la hizo. Fue el Papa Francisco, que se sumó a la campaña “De ti depende”, promovida en toda América por “Ad Council y la covid collaborative”para inspirar confianza en las vacunas contra el covid-19, según se nos informa en la revista “Omnes” del mes de septiembre, lo cual nos da idea de que hay gente (también sacerdotes, algunos con cargos de responsabilidad y confianza) que o bien están molestos por tener que llevar mascarillas o es que no saben que deben de dar ejemplo o comportarse de un modo más “obligado” para ser ejemplares, aunque esto de entrar en pequeños detalles o cuestiones muy personales está cada vez más alejado de lo que la gente espera de sus conciudadanos. Lo que sí que apreciamos es el tono de convencimiento con el que se expresa el Papa y la contundencia con la que se manifiesta en lo referente a la pandemia. También seis cardenales y arzobispos de Estados Unidos, América del Sur y Central participaron en un vídeo mensaje. Se trataba de seguir dando confianza en el bien hacer de las vacunas.

“Gracias a Dios y al trabajo de muchos hoy tenemos vacunas para protegernos del COVID-19. (…) Vacunarse con vacunas autorizadas por las autoridades competentes es un acto de amor. Y ayudar a que la mayoría de la gente lo haga, es un acto de amor. Amor a uno mismo, amor a los familiares y amigos, amor a todos los pueblos”.

Papa Francisco

También quiso matizar que debe haber amor en lo social y político, pues tiene que ser universal, siempre desbordante de pequeños gestos de caridad personal capaces de transformar las sociedades. “Pido a Dios para que cada uno pueda aportar su pequeño grano de arena, su pequeño gesto de amor, por más pequeño que sea el amor siempre es grande”. Sin pretender alarmar más de lo preciso, según AD COUNCIL (organización sin ánimo de lucro) los casos de covid-19 siguen aumentando en todo el mundo, especialmente en países muy grandes, como Argentina, Brasil, Colombia, México, Perú…, donde a finales de agosto las tasas de personas totalmente vacunadas oscilaban entre el 5,5% o el 30%. La dependencia de las vacunas también es un obstáculo. Lógicamente, la preocupación del Papa está también en tener garantías de que las vacunas sean para todos, en lo que no ha dejado de porfiar desde que comenzó la pandemia. También ha sido empeño del Papa Francisco matizar la garantía del acceso universal a las tecnologías esenciales parar curar a todos, ricos y pobres, anteponiendo criterios de pobreza y vulnerabilidad a cualquier otra razón social o económica.

En sintonía con el Papa, el mexicano José Horacio Gómez, presidente de la Conferencia de Obispos de los Estados Unidos, dice estar confiado en que con la ayuda de la fe la gente va a hacer frente a los riesgos de la pandemia. El arzobispo de Ciudad de México (Carlos Aguiar) hizo un llamamiento a favor de la vacunación en todo el continente, diciendo que “todos estamos interconectados y la esperanza debe ser sin exclusión”.Son expresiones destinadas a los negacionistas y a los que han perdido su esperanza en la unidad del pueblo creyente, orante, humilde y fiel. La propia enfermedad, que ha cogido a muchos con el pie cambiado o convencidos de que eso no iba contra ellos, ha sabido aprovecharse de conductas irreflexivas o con talante de pasotismo. En línea con las palabras del Santo Padre, el cardenal salvadoreño Chávez habló de “una responsabilidad moral para toda la comunidad”. Otros han dicho todavía tenemos que aprender mucho sobre este virus, pero“una cosa es cierta: las vacunas autorizadas funcionan y salvan vidas, son una clave para la curación personal y universal”.Y todo esto no debehacernos olvidar que el Papa también insistió con la temática de la vacunación invitando a los religiosos, pues “se trata de entrar en la vida del pueblo fiel, respetando sus costumbres, sus tradiciones, buscando llevar a cabo la misión de inculturar la fe y evangelizar la cultura”. El Director General de la Organización Mundial de la Salud (Tedros Adhanom) también lanzó un mensaje en parecidos términos a los antes citados.

Sending
User Review
5 (1 vote)

Demetrio Mallebrera

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores

Pactos