Balones a la olla

Nos quedamos más helados que un “polo” de Avidesa

Fuente: Hércules de Alicante Club de Fútbol.

Ni los más pesimistas podrían haber pensado antes del partido que el Hércules perdería con estrépito y deshonor en el Campo Luis Suñer Picó, por un resultado tan abultado. Derrota por goleada. Más dolorosa incluso por ser la primera que lograba el conjunto valenciano esta temporada, y fue contra los alicantinos. Es verdad que el guion del partido y quizá el posible final de este se vio alterado por la accidental acción del portero del Hércules, que supuso la expulsión. Pero no sería justo poner esta premisa como justificante de la debacle. Un Hércules gris, opaco, trabado, sin ideas claras y romo en ataque, que apenas hizo acciones de gol o acaso entre los tres palos. El portero local estuvo casi inédito. Jugamos con diez desde el minuto quince de la primera mitad, pero al margen de ello, hay una cosa que se llama “vergüenza torera”. Y ayer no hizo su aparición.

Alzira 4 – Hércules 0

En la cuarta jornada de liga, correspondiente al Grupo V de la Segunda RFEF se desplazó el Hércules hasta Alzira, –Alcira cuando yo era crío– capital de la Ribera Alta del Júcar. Localidad de cuarenta y cinco mil habitantes, campo de fútbol con capacidad para seis mil, que ha conocido tiempos mejores y cotas futbolísticas más altas. Se desplazaron en autobuses y vehículos particulares alrededor de quinientos herculanos, un poco más y la cantidad de socios que tiene este año el Alzira. ¡Qué pena! ¡Qué lástima!

El Hércules con la segunda indumentaria, de amarillo. Parece que Nico y Tano tuvieron molestias de última hora. Sergio Mora nos sorprendió, pese a ello, alineando al canterano Sergi Molina y dejando en el banquillo al experimentado Carlos David.

Luis Suñer Sanchis, magnate y flamante empresario de éxito, abanderó varias empresas en diferentes sectores. Una de ellas, en el campo de la alimentación fue Avidesa que, entre otras cosas, elaboraba helados de todo tipo y condición. ¿Quién no probó alguna vez un polo, cucurucho, o vasito de helado con el envoltorio de su marca? Pues así de “helados”, como alguno de sus productos, se quedaron ayer los aficionados desplazados hasta Alzira y los que optaron verlo por televisión de pago.

Discurría el encuentro de manera intrascendente y no había pasado ni fu ni fa, excepto un remate desacertado de Pedro Sánchez en frío, que podía haber dado más de sí. Entonces desde el área local cruzan un balón en largo, que pilla descolocada a toda la defensa herculana. Una jugada que hemos visto un millón de veces. Adri López se ve obligado a salir y despejar. En eso podía haber quedado todo, pero lo hace de forma abrupta, con el ímpetu de un juvenil, de manera accidental y precipitada, mide mal, se come el bote del balón y se lleva por delante al atacante Chema. Ocasión manifiesta de gol y expulsión de manual. Otra vez el Hércules se queda con diez. Mora retiró a Elliot Gómez para dar entrada al portero suplente, Jesús Fernández. Cambio de dibujo, Chuli a la izquierda y solo en punta Raúl González.

En el treinta y uno el Alzira prueba a Jesús Fernández, que hace una buena intervención por bajo y se llega al descanso sin apreturas pese a ir con uno menos, pero con el control del partido por parte de los locales.

Y tras el paso por vestuarios, llegó la debacle total en los segundos cuarenta y cinco minutos, en los que el Alzira puso al Hércules con los pies en la tierra. La inferioridad se paga, pero la actitud de la plantilla no fue positiva ni se estuvo a la altura. Se puede perder, pero de otra forma, con un mínimo de dignidad. Dio la impresión de que, si el partido dura más, el conjunto de casa ayer hubiera metido más goles.

Fuente: Hércules de Alicante Club de Fútbol.

Goles que comenzaron a llegar uno detrás de otro, sumado a la estupidez y chulería de Aketxe que, por si faltaba algo, dejó al equipo con nueve, tras haber entrado él en la segunda parte. Estuvo en el campo sobre diez minutos, le sobró y bastó para ganarse la expulsión. No fue acción casual, ni mala suerte, ni acción defensiva; fue una indisciplina y falta de profesionalidad por todo lo alto, que en otros tiempos se penaba y sancionaba con multa de carácter económico por parte de los clubes a sus jugadores.

En el cincuenta y tres, gol de Sesé. Otro desajuste defensivo pase a la derecha y el joven fusila a Fernández, cruzando el balón. Sergio Mora optó por quitar a Pedro y sacar a César Moreno. El de Aspe, por decirlo de alguna forma se fue cariacontecido, si lo decimos de otra, se fue más mosqueado que un pavo en Navidad.

El Alzira juega sin prisas, está en superioridad y además lleva el marcador a favor. Y sin prisas llega el segundo, en el minuto sesenta y nueve. Ahora es Sesé para el tinerfeño Sáez, que remata raso por la izquierda. En boca de gol el Hércules debió haber defendido mejor, ese terreno siempre es de quien defiende, no de quien ataca. Belima y Aketxe entran al terreno de juego por Chuli y Raúl González.

En el setenta y siete, el tercero. Álvaro Belizón con la zurda. De nuevo tiro raso aprovechando el pase al hueco que le habían metido. Y en el ochenta, casi seguido, cerró la cuenta otra vez Germán Sáez desde fuera del área, desde la frontal, raso. Se abrió camino con soltura, no se pueden dar tantas facilidades, no pueden ser tan apáticos, tan indolentes, como si no pasara nada. Ayer muy mal en defensa.

Fuente: Hércules de Alicante Club de Fútbol.

Es curioso porque precisamente esta semana se le había dado, por los medios locales, mucho pábulo y recorrido al equipo confeccionado. Al carácter y personalidad del mismo, a lo compacto que resultaba el bloque y su capacidad para reponerse y su espíritu de lucha y entrega. Así como al trabajo de Sergio Mora y cómo lo estaba consiguiendo. Cierto es que la expulsión del portero alteró el argumento del partido, pero el Hércules ayer fue una banda, sin actitudes con c, y sin aptitudes con p.

Mención aparte para el tema Aketxe. El jugador vasco, habla, protesta, gesticula, alza los brazos, se dirige a los compañeros de forma estentórea. Ayer salió en la segunda mitad, estuvo en el campo sobre diez o doce minutos. Le hicieron una falta, se encaró con el rival, apareció el árbitro, le recriminó, y le sancionó con tarjeta amarilla por su actitud; no contento con ello y aún consciente de nuestra inferioridad le siguió protestando e incluso le hizo algún gesto despectivo, a modo de menosprecio. El colegiado sin empacho alguno le sacó la segunda y lo envió a la calle. Algo pasó en el banquillo herculano, pues con roja directa por protestar, se acercó y también expulsó a algún integrante. Lo de Aketxe, si no fuera para llorar sería para reír, pero es más bien lo primero. Entre lesiones y expulsiones, cuando se juegue la jornada quinta la próxima semana habrá disputado tan solo unos minutos sueltos y con una de las fichas más altas del equipo, estaba llamado a ser uno de los delanteros titulares.

Hablando de la próxima jornada. Sábado dos de octubre, a las siete de la tarde y frente al conjunto manchego del Socuéllamos. Habrá que estar expectante a lo que pueda suceder, ayer no lo esperábamos y nos quedamos MÁS HELADOS QUE UN POLO, vaya uno a saber, si el Socuéllamos, viniendo de aquellas tierras manchegas y ciudadrealeñas, en el Rico Pérez, NOS LAS DA CON QUESO.


Todos los Resultados del Grupo V

Granada B 0 – Águilas 2
Levante B 0 – El Ejido 0
Intercity 0 – Melilla 0
Mar Menor 1 – Real Murcia 0
Marchamalo 0 – Mancha Real 0
Socuéllamos 1 – Eldense 1
Toledo 1 – Puertollano 4
Alzira 4 – Hércules 0
Pulpileño 1 – La Nucia 4


Sending
User Review
5 (2 votes)

Ferrándiz

Se puede ser de equipos muy grandes, muy famosos, ganadores de muchos títulos, pero nosotros somos del Hércules. Modestia y orgullo pueden ir de la mano. En nuestro corazón habita ese pálpito blanquiazul. Sentimos al Hércules, como sentimos la Explanada, el Postiguet o la Cara del Moro. Macho Hércules.

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores

Pactos