APPA

El Pilar europeo de derechos sociales y la provincia de Alicante

La APPA realiza una jornada para analizar la implementación del Pilar europeo de derechos sociales en la provincia, de la mano de sus protagonistas.

El 17 de noviembre de 2021 se conmemoraba el IV aniversario del Pilar europeo de derechos sociales, día en que, hace cuatro años, se ratificó por parte de los entonces mandatarios europeos Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo; Jüri Ratas, presidente del Consejo de la Unión Europea y Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea en la Cumbre de Gotemburgo, celebrada en Suecia. Por este motivo la Asociación de Periodistas de la Provincia de Alicante (APPA) organizó una jornada para analizar y difundir el Pilar europeo de derechos sociales desde la perspectiva institucional y de diferentes asociaciones para saber cómo se están implementando los 20 principios que componen el Pilar. Este importante documento recoge una serie de iniciativas legislativas y no legislativas relacionadas con el equilibrio entre el empleo y la vida, la información que interesa a las personas con empleo, las opciones para acceder a la protección social y las disposiciones relativas a la jornada laboral, así como sobre la aplicación de la recomendación respecto a la inclusión activa y la inversión en la infancia. En palabras de la Comisión Europea, “los 20 principios del Pilar europeo de derechos sociales son el faro que nos guía hacia una Europa social fuerte, justa, inclusiva y llena de oportunidades”

Andrés Valdés (Fotografía: Alba Otero).

El Pilar se estructura en tres capítulos relativos a la igualdad de oportunidades y el acceso al mercado de trabajo, condiciones de trabajo justas, protección e inclusión social. Los dos primeros capítulos del Pilar europeo de derechos sociales fueron objeto de análisis en la primera mesa redonda, que contó con la presencia de María del Carmen de España Menárguez, concejala de Empleo y Fomento del Ayuntamiento de Alicante; Francisco García Alcaraz, secretario general de Comisiones Obreras l’Alacantí-Les Marines y Maribel Martínez Martínez-Tercero, miembro de la Junta de la Asociación de Empresarias, Profesionales y Directivas de la provincia de Alicante (AEPA). Esta mesa fue moderada por el periodista Fermín Crespo Rodríguez. El segundo panel matutino correspondió íntegramente al tercer capítulo del Pilar enfocado a la protección e inclusión social. La moderadora de la mesa fue la periodista Ana Poquet y en ella intervinieron la coordinadora provincial de Cruz Roja de Alicante, Carolina Espadas Ruiz; la directora técnica de la asociación APSA, María José Juan Vera y el secretario general de Cáritas Diocesana Orihuela-Alicante, Javier Ruvira Guilabert. 

Daría Terrádez (Fotografía: Alba Otero).

La actividad comenzó a las diez de la mañana en la sede universitaria de Alicante de la calle San Fernando. El acto fue presentado por el periodista Andrés Valdés López quien, tras una breve exposición sobre la Europa que fraguó el nacimiento del Pilar europeo de derechos sociales, dio paso a Daría Terrádez Salom, directora general de Relaciones con la Unión Europea y el Estado de la Presidencia de la Generalitat Valenciana, quien inauguró la jornada. En su intervención Terrádez expresó que «es muy importante hablar de derechos sociales porque es hablar de la dignidad de las personas». El primer texto del Pilar se lanzó en 2015 y dos años más tarde y una consulta ciudadana, «se promulgó en Gotemburgo un texto mucho más enriquecido con todas las aportaciones de la ciudadanía». El Pilar, explica Daría Terrádez, «se basó en la Carta Social Europea, que es un tratado internacional vinculante para España, porque está ratificado en su versión original. Es más, España también ha refrendado en 2021 el Protocolo sobre reclamaciones colectivas, que supone una ampliación de garantías sociales». Para Daría, la gran diferencia entre la Carta y el Pilar es que la Carta «reconoce derechos y garantías y el Pilar no reconoce garantías. Y un derecho sin garantías no es un derecho».

«Un derecho sin garantías no es un derecho»

Daría Terrádez

Terrádez puso de manifiesto que el Pilar es un buen ejemplo para garantizar los derechos sociales, aunque esos derechos sociales, en palabras de muchos políticos «cuestan dinero». Asimismo, también explica que el Pilar es un «bonito brindis al sol» y que «debe dotarse de garantías, dotación presupuestaria y ser de aplicación para todos los estados miembros, no solo de algún país europeo», y pone como ejemplo lo que está pasando en Polonia y Hungría. 

También la directora general de Relaciones con la Unión Europea y el Estado de la Presidencia de la Generalitat Valenciana expresó su deseo de que nos convirtamos en «masa crítica que busque información más allá del titular de un tuit».

Primera mesa redonda: “Igualdad de oportunidades, acceso y condiciones de trabajo justas”

Componentes de la primera mesa redonda (Fotografía: Alba Otero).

Después de la intervención de Daría Terrádez Salom comenzó la mesa redonda, donde Fermín Crespo presentó a los ponentes. En su inauguración destacó la valoración que se hace en el Pilar europeo de derechos sociales sobre el marco laboral y cómo eso se va traduciendo en la realidad cotidiana de Alicante desde las competencias locales. Además recalca: «Hay realidades muy distintas en la Unión Europea. Hay que fomentar políticas de empleo para acabar con la elevada tasa de desempleo juvenil y avanzar hacia la globalización y la digitalización».

«Hay realidades muy distintas en la Unión Europea. Hay que fomentar políticas de empleo para acabar con la elevada tasa de desempleo juvenil y avanzar hacia la globalización y la digitalización».

Fermín Crespo
María del Carmen de España (Fotografía: Alba Otero).

La primera intervención fue por parte de la concejala de Empleo y Fomento, María del Carmen de España, quien habló desde el nivel local hasta el marco general europeo, de su perspectiva, como bien definía, «la palabra clave son las personas, no solo por la parte política, sino por los agentes implicados». De este modo hay que «trabajar para las personas desde el Ayuntamiento de Alicante». La concejala popular pone en valor las políticas que se trabajan desde la Agencia Local de Desarrollo del consistorio de la capital, para «avanzar en torno a la integración al mercado laboral de personas en riesgo de vulnerabilidad». Además, destaca la importancia de «la responsabilidad social corporativa» que tienen que tener las empresas e «intentar que el talento se quede en el municipio». En cuanto a la digitalización, la gran disyuntiva durante la pandemia, expone: «Hemos visto la necesidad de abrir la actividad económica de innovación y nuevas tecnologías. Llevamos dos años con esta estrategia».

«La palabra clave son las personas, no solo por la parte política, sino también por los agentes implicados».

María del Carmen de España
Francisco García Alcaraz (Fotografía: Alba Otero).

Le llegaba el turno a Francisco García Alcaraz, secretario general de Comisiones Obreras de l’Alacantí-Les Marines quien, desde la perspectiva sindicalista «enfoca el Pilar desde los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU». También pone de relieve que «hay que analizar la situación con conciencia social» y analiza la subida del salario mínimo interprofesional (SMI). También retoma la «fuga de cerebros» que recogió María del Carmen de España en su intervención, y habla sobre la realidad de la brecha salarial entre hombres y mujeres, que está en un 12 % y que crece con la edad; se refiere también Alcaraz a la sostenibilidad o no del sistema de pensiones y a esa idea soterrada del “Sálvese quien pueda”, a la precariedad de las Administraciones Públicas, a la reforma laboral y a la economía sumergida; todo ello como parte de los problemas a los que se puede hacer frente y debatir en el Pilar. También, añade Alcaraz, «Europa se ha enmendado la plana, las políticas a través de los fondos europeos son la antítesis de las políticas de recortes y el austericidio -que llamamos la parte sindical- de la crisis de 2013».

«Hay que analizar la situación con conciencia social»

Francisco García Alcaraz

Para terminar la ronda de ponencias, Maribel Martínez Martínez-Tercero, miembro de la Junta de la Asociación de Empresarias, Profesionales y Directivas de la provincia de Alicante (AEPA), explica la misión de la asociación, que «la igualdad es nuestra razón de ser, nace para poner en valor a la mujer en la empresa y en la sociedad. Lo ideal sería que no existiéramos. Intentamos que las mujeres tomen conciencia de su valor y fuerza».

Maribel Martínez (Fotografía: Alba Otero).

«No hay que olvidar a los mayores de 50 años en situación de desempleo. Hay que recolocarlos y reconventirlos. Son personas con mucha experiencia»

Maribel Martínez

Explica Martínez que «tienen convenios con diferentes entidades públicas y privadas para que la formación sea constante y en todos los ámbitos, como técnicas de negociación, formas de comunicación, digitalización, robótica, para que conozcan los mecanismos necesarios para enfrentarse a todos los cambios actuales y futuros», que «la sociedad, en este caso la empresarial, está creada sobre una visión masculina y eso hay que revertirlo». De igual forma tienen en cuenta la situación de mujeres en riesgo de vulnerabilidad y marginación y tienen actuaciones para su erradicación. En este sentido, también subraya la importancia de la Formación Profesional (FP). 

Para concluir la mesa, se dio paso a un debate entre los ponentes en el que se trataron diversos temas, como la formación con especialidades en nuevas tecnologías, tal como destacó la concejala de empleo, o una mejora de inclusión laboral, como remarcó Francisco García. Además, ambos pusieron en valor que independientemente del color político hay que trabajar por el Pilar y, concretamente, el secretario de Comisiones Obreras denunció el problema del centralismo con Valencia y Madrid. Por su parte, Maribel Martínez de AEPA recordó: «No hay que olvidar a los mayores de 50 años en situación de desempleo. Hay que recolocarlos y reconvertirlos. Son personas con mucha experiencia».

Fermín Crespo (Fotografía: Alba Otero).

Fermín Crespo preguntó acerca del «techo de cristal», si se había conseguido romper o, al menos, fracturar. La concejala de Empleo considera que «el techo se ha quebrado, pero no se ha roto. Le hemos dado un golpecito, pero hay mucho por hacer». Por su parte, Francisco García es más crítico y añade: «No solo hay un techo de cristal, también hay un suelo pegajoso y mucha economía sumergida, como en el ámbito de las cuidadoras». Por último, Maribel Martínez explica que el lenguaje entre hombres y mujeres es diferente y por ese motivo «muchas veces los hombres eligen a hombres por comodidad, cuando habría que contratar a las mujeres por lo que valen».

 Segunda mesa redonda para analizar el capítulo III del Pilar europeo de derechos sociales: “Protección e inclusión social”

Después de un parón para el coffe break, se daba lugar a la segunda mesa redonda acerca del tercer capítulo del Pilar europeo de derechos sociales: protección e inclusión social. La periodista y moderadora de este segundo panel, Ana Poquet, dio la introducción y bienvenida a los participantes. 

Participantes en la segunda mesa redonda (Fotografía: Alba Otero).

La primera ponencia estuvo a cargo de Carolina Espadas, coordinadora de Cruz Roja en la provincia de Alicante, quien manifestó que hay que «dar a los ciudadanos derechos sociales ajustados al entorno actual desde el reconocimiento a la universalidad». Asimismo, desde Cruz Roja se plantearon «cuatro estrellas guías», es decir, cuatro pautas a seguir para guiar hacia las actuaciones que quieren desarrollar: facilitar el acceso de todas las personas al ejercicio de sus derechos; atender las necesidades de aquellos que por su edad, raza, sexo, condición economía, física o psíquica, circunstancia cultural o política, se encuentran en mayor riesgo que sus derechos sean violentados; capacitar a las personas en situación de vulnerabilidad o exclusión social y fomentar una sociedad inclusiva y pacífica. 

Carolina Espadas (Fotografía: Alba Otero).

«Dar a los ciudadanos derechos sociales ajustados al entorno actual desde el reconocimiento a la universalidad»

Carolina Espadas

El proyecto de Cruz Roja, como bien apunta Carolina Espadas, busca «promover una sociedad más inclusiva fomentando un modelo de intervención combinado, que tenga en cuenta el trabajo de las personas, pero también con el entorno. El trabajo deberá estar centrado en sus condicionantes de exclusión con un efecto de transformación social». Del mismo modo, desde la entidad realizan diversos proyectos concretos, porque de esa manera «tenemos las respuestas por áreas especializadas de las demandas y son integrales y transversales». 

María José Juan (Fotografía: Alba Otero).

«Hay que dar voz a las personas que están ocultas»

María José Juan

María José Juan Vera, directora técnica de la asociación APSA, empezó su ponencia acercando su labor en la asociación: «dar voz a las personas que están ocultas». APSA nace en 1961 «para permitir que las personas con alguna discapacidad pudieran ir a la escuela, porque no se llevaban a las escuelas”. Y de ahí, hasta hoy, «que tenemos a personas estudiando en la universidad o cursando una Formación Profesional». Incide también María José Juan en la importancia del lenguaje, de las denominaciones, de los términos que se utilizan para nombrar a estas personas que necesitan mayor o menor apoyo. Además, hace una reflexión sobre la discapacidad explicando que «todos somos personas con discapacidad, porque todos necesitamos apoyo». En su discurso, que analiza el concepto de discapacidad a través de la historia, incide en el caso de que «el 2 % de la población tiene discapacidad, pero si vamos más allá, entre el 10-15 % de la población son personas mayores o personas no integradas socialmente. En definitiva, solo escuchamos al 80 %». Esta problemática, sobre todo en las personas mayores, se da por dos cuestiones: la digitalización y la accesibilidad universal. Por ese motivo, remarca: «Hay que hacer una sociedad donde nos tenemos que ayudar y hacer accesibles; también la información debe ser sencilla y entendible. Hay que conseguir ciudadanos de pleno derecho».

La mesa segunda la cerró Javier Ruvira Guilabert, secretario general de Cáritas Diocesana Orihuela-Alicante. Durante su intervención se centra más en «datos sobre la situación social, que nos ayuden a comprender lo que tenemos y lo que nos queda por realizar», en «el contexto que el Pilar europeo de derechos sociales, que trata de provocar cambios y que avancemos». Esos datos los obtiene de un informe, aún sin publicar, de la Fundación FOESSA (Fomento de Estudios Sociales y Sociología Aplicada) constituida con el impulso de Cáritas Española para conocer de forma objetiva la situación social de España.

Javier Ruvira (Fotografía: Alba Otero).

«Abro la propuesta a generar una sociedad vinculada, una sociedad de los cuidados donde no haya descarte de nadie por ninguna razón y que esa sociedad gire alrededor de este eje»

Javier Ruvira

Ruvira expone la visión que arrojan estos datos sobre aislamiento social, conflictividad social, exclusión social y exclusión social severa, entre otros. «En la Comunidad Valenciana hay un millón de personas con exclusión social severa debido a la pobreza económica y a los ingresos» y también es muy importante cubrir las necesidades que genera la brecha digital y la accesibilidad a los recursos tecnológicos. Expone que «la vivienda ha de ser de acceso universal» como uno de los puntos a destacar dentro del Pilar europeo de derechos sociales; en este apartado denuncia cómo se abordó esta situación durante la pandemia: «De un día para otro se le dio una solución, se buscaron pabellones u otras estancias y ya no estaban en la calle. Esto nos da lugar a pensar que es fácil dar pasos en la dirección de una vivienda o un alquiler social. Añade la importancia de los ingresos y cómo habría que proteger «los ERTE, la importancia de un contrato laboral, el ingreso mínimo vital y dar una solución a las personas que malviven por tener una situación irregular en el país». Finalmente, propone como solución: «Abro la propuesta a generar una sociedad vinculada, una sociedad de los cuidados donde no haya descarte de nadie por ninguna razón y que esa sociedad gire alrededor de este eje». 

En el debate que se generó al terminar las exposiciones se trataron las funciones que lleva a cabo cada agente social. Sin embargo, se llegó a la conclusión de que «para que lleguemos a más, es imprescindible crear procesos participativos» y «falta una unión de fuerzas para crear vínculos».

Ana Poquet (Fotografía: Alba Otero).

«Inclusión no es dejar entrar, es dar la bienvenida»

Ana Poquet

Entre las preguntas planteadas del público se trató el tema de las familias monoparentales donde «el 50 % de estas familias, que suelen ser mujeres al cargo de sus hijos e hijas, están en riesgo de exclusión social» y «la falta de información acerca de las ayudas que pueden percibir, que el 62 % no conocen». Asimismo, también desde la parte de las administraciones públicas «hace falta personal sensibilizado y empático». 

La moderadora de la mesa, Ana Poquet, concluyó la jornada con una reflexión: “Inclusión no es dejar entrar, es dar la bienvenida”. 

La APPA realiza este proyecto con el patrocinio de la Dirección General de Relaciones con la Unión Europea y el Estado de la Secretaría Autonómica para la Unión Europea y Relaciones Externas de la Presidencia de la Generalitat Valenciana, y para esta ocasión ha contado, además, con la colaboración de la sede universitaria que la Universidad de Alicante tiene en esta ciudad.

Sending
User Review
5 (1 vote)

Alba Otero

Graduada en Periodismo por la UMH y maestría en Medios, Comunicación y Cultura por la UAB. Mis comienzos fueron en radio gracias a Radio UMH pero me gusta escribir y editar vídeos, por lo que me considero una periodista todoterreno. Interesada en la cultura, política y en regenerar el periodismo. La calidad periodística junto al fact-checking es el camino para adentrarnos a la era digital.

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores

Ojo al Lunes