Al paso

El ‘bono cultural’ de Sánchez, la Hispanidad y Alfonso Guerra

El presidente del Gobierno junto a SS. MM. los Reyes, la Infanta Sofía y la ministra de Defensa durante los actos de conmemoración del Día de la Fiesta Nacional (Fotografía: Pool Moncloa/Fernando Calvo).

El presidente debería ser denunciado ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por atentado a la dignidad de los jóvenes que cumplen 18 años.

Hay que tener poca vergüenza para consumar una felonía del calibre de los 400 euros para los jóvenes que cumplen 18 años, la edad que autoriza para introducir el voto en las urnas. Sánchez va a regalar, con el dinero de todos los españoles (no con el suyo ni el de su partido), unos euros que se transformen en votos para seguir (des)gobernando España tras las próximas elecciones. 

¿Por qué 400 y no más? Si son para cultura ¿por qué sólo para los chicos de 18 años? ¿Es que los que tienen más de 18 no tienen derecho a cultura? No puede estar más claro que a Sánchez le importa un carajo la Cultura con mayúsculas y que lo que busca es la cultura (mejor sería decir el cultivo) del voto. Con el cheque del ‘bono cultural’ deberían enviar a los chicos la papeleta con el voto para el PSOE, una papeleta simbólica ya que ni hay convocadas elecciones generales, ni hay, por tanto, listas que votar. Sólo listos al servicio de sí mismos y que no cesan en decir que gobiernan para el pueblo, para la gente.

Oficialmente, el ‘sanchismo’ gobernante sostiene que la tauromaquia es un bien cultural del país para no ser castigado por los aficionados a la fiesta nacional, pero siempre que puede (y puede siempre) ataca ‘los toros’ y de ahí que prohíba utilizar el dinero del ‘bono cultural’ para acudir a una corrida. No quieren que el voto de los animalistas se vaya a Podemos. Todo lo que hace Sánchez lo hace en función del voto para seguir en Moncloa.

Los abucheos que persiguen a Sánchez por doquiera que se exhibe públicamente, como ocurrió en el desfile militar del Día de la Hispanidad no tienen mucho valor, más o menos el de las encuestas de Tezanos que siempre le son favorables y además nos cuestan un dineral a todos los ciudadanos. Le abuchean unos pocos que no son precisamente de las Juventudes Socialistas ni de Unidas Podemos.

Alfonso Guerra, presente en Alicante en un homenaje al fallecido presidente socialista de la Diputación Antonio Fernández Valenzuela en el Hogar Provincial (al que le han dado su nombre por unanimidad los diputados), preguntado por un periodista sobre los abucheos a Sánchez, dijo: “Hay que poner las cosas en su sitio. Hay personas, algunas personas, que abuchean a un presidente de Gobierno y aplauden a una cabra. Cada uno elige a quien le representa mejor”.

A nadie se le oculta que a Guerra le sigue quedando un toque de humor negro y tampoco podemos olvidar que ha sido muy crítico con muchas de las decisiones de Pedro Sánchez, aunque en esta ocasión ha querido echarle un cable. Ha errado completamente menospreciando a la Legión. La cabra es la mascota de un cuerpo militar; no es la Legión. Los legionarios pueden gustar más o menos, pero merecen el respeto ganado por muchísimos muertos en defensa de España. Como el resto de las unidades de los Ejércitos del Estado están a las órdenes del Gobierno y de su Ministerio de Defensa. La ‘gracieta’ del señor Guerra tiene muy poca gracia. Y es de pésimo gusto eso de que “cada uno elige a quien le representa”.

La celebración de la Fiesta Nacional nos dejó. como era de esperar, el reiterado cerrilismo de los nacionalistas e independentistas vascos y catalanes que insultan a España y a los que premia Sánchez en los Presupuestos Generales del Estado discriminando al resto de españoles. Agarre esa cabra por los cuernos, señor Guerra.  Como quiera que usted es hombre culto, además de criticar las malas compañías de Sánchez, debería encabezar las firmas de un manifiesto de intelectuales contra el ’bono cultural’.  Acaso habrían de hacer algo más. Yo creo que el presidente tendría que ser denunciado ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por atentado a la dignidad de los jóvenes que cumplen 18 años. Y por su alianza con los dictadores comunistas, un comunismo condenado por una resolución del Parlamento Europeo en septiembre de 2019.

Mientras sigamos con un Gobierno sostenido por los enemigos de España, señor Guerra, nunca tendremos la fiesta en paz y menos la Fiesta Nacional. 

Sending
User Review
0 (0 votes)

Ramón Gómez Carrión

1 Comment

Click here to post a comment

*

code

  • Enhorabuena, Don Ramón Gómez Carrión…
    Hace años que descubrí la necesidad de una Educación Pública todavía huérfana de Pensamiento Libre y Crítico… Pero quienes siempre manipulan (es igual el color político) sólo quiere a su alrededor adoctrinamiento y almas de vasallo…
    Gracias por tu presencia…
    pedro j Bernabeu

    PD: Libre siempre y emulando el vuelo astuto y majestuoso de El Oriol en Orihuela… «Tu pueblo y el mío (…)» (Miguel Hernández; poeta universal, 1910-…)

Patrocinadores

Pactos