Reportajes

Despoblación, acciones públicas y subvenciones

Moal (Fotografía: Turismo de Asturias).

El ejemplo de la comarca de Fuentes del Narcea en Asturias da una idea de cómo incentivar a la población en zonas semiabandonadas.

El concejo de Cangas del Narcea en la parte suroccidental de Asturias es una de las zonas donde la población ha ido disminuyendo de forma considerable tras el paso de los años. No tanto como en áreas extremadamente despobladas como los concejos de la parte oriental con lugares casi vacíos o pertenecientes a cuencas mineras, pero sí es notable que desde hace tres décadas ha ido cayendo la población en picado. Moal ha sido el ejemplo de zona rural semiabandonada dentro de todo el concejo por ser una localidad que cuenta actualmente con menos de un centenar de habitantes e incluso todavía menos en días laborables, y aun así promueve nuevas formas de subsistencia autogestionada desde que obtuvo hace cuatro años su incentivo, que fue el premio Pueblo Ejemplar otorgado por la Fundación Princesa de Asturias.

A través de los fondos Leader se han llevado a cabo proyectos de producción e inversión empresarial, de formación por otro lado, de tipo social por otro, y de mejora de servicios para la población del ámbito local. En la premiada población de Moal se subvencionó un proyecto de creación de producción no agrícola (un establecimiento tipo bar) como se promovía como requisito previo en una de las acciones de estos fondos. Su inicio fue a través de la sociedad cooperativa creada por los propios habitantes gracias a las ayudas a la creación y desarrollo de actividades no agrícolas, uno de los requisitos de solicitud del programa Leader. Aunque para obtener las subvenciones se tenía en cuenta sobre todo la producción agrícola mediante la industrialización del sector terciario, la iniciativa de Moal como proyecto a menor escala fue elegida como proyecto del año. Otro factor relevante a tener en cuenta es la utilización de energías renovables como tendencia novedosa encaminada hacia la sostenibilidad. A la hora de recibir mayores subvenciones, Moal se acogió a la prioridad de que la población de cada núcleo no excediera de 500 habitantes.

Monasterio de Corias (Fuente: Turismo de Asturias).

Las iniciativas elegidas para estas asignaciones se han volcado en el ecoturismo y en empresas ya constituidas como la bodega del Monasterio de Corias o la puesta en marcha de otras bodegas de la denominación de origen protegida Cangas, a propuesta del presidente del Consejo Regulador de esta área vitivinícola. La zona, conocida por sus extensiones y cultivos de viñedo desde los siglos XI y XII, se paralizó con el auge de la industria minera y no fue hasta 2008 cuando se retomó la actividad vitivinícola.

Otras acciones receptoras de dichos fondos europeos son las de carácter formativo, las cuales emergen también desde asociaciones de ámbito privado. Uno de los resultados conseguidos ha sido recibir formación en zonas rurales pertenecientes al Alto Narcea Muniellos, aunque era un factor existente impulsado desde años atrás. Desde la asociación cultural que los habitantes de Moal gestionan se habla con agradecimiento de la cooperación con el Ayuntamiento por la cesión de infraestructuras para la creación de estos proyectos que, a pesar de tener una base de actuación cooperativista entre los propios habitantes, han recibido el apoyo del consistorio para tal fin. Estas iniciativas han hecho hincapié en las nuevas formas de gestión local que la población ha ido absorbiendo a través de encuentros y jornadas sobre economía agroecológica organizadas por la Asociación Centro de Desarrollo Alto Narcea Muniellos y llevadas a cabo a través de la cooperación vecinal con la Administración local. Para ello participan numerosas entidades, asociaciones y entes públicos que actúan dentro de una red casi circular (todas colaboran con todas) para llegar al único fin que es el de repoblar. Todo ello independientemente de las reducciones del IBI y de otros impuestos municipales cuyo deseo es generar emprendimiento a la vez que conseguir fijar residencias.

Bosque Muniellos, en Moal (Fotografía: Turismo Asturias).

Como acción adicional al fomento de las iniciativas emprendedoras se han creado en Asturias desde el año 2007 los llamados Programas Clinic para jóvenes menores de treinta años. El organismo responsable, Asturias Emprenda, aportó su grano de arena en la última edición de 2021 con el apoyo a la comarca de Fuentes del Narcea. No fueron jornadas formativas como tal sino encuentros o iniciativas de carácter informal cuya finalidad sería la del intercambio de ideas, como definen desde la agencia de Desarrollo Local. Son proyectos que se entremezclan con otros ya puestos en marcha de algunos exparticipantes unidos a los de los nuevos miembros de la última edición. La novedad fue la idea de incentivar mediante una ruta senderista entre Moal y Tablizas para todos los asistentes con el fin de compartir así experiencias y proyectos. Sería como algo similar al concepto colaborativo de coworking dentro de un entorno natural y rural.

Los fondos Leader son valorados desde entes públicos como la Red Española de Desarrollo Rural como acciones que impulsan la colaboración frente a la competición. Un concepto que parece sobresalir de forma filantrópica entre multitud de iniciativas rurales, saturación de acciones, ventanillas de información y marañas de administraciones públicas y entes derivados, como eslabones de una cadena de instituciones locales, regionales y estatales que funcionan como intermediarias del proceso mientras la despoblación todavía existe, dando a entender que todos quieren repartirse la tarta.

Sending
User Review
4 (3 votes)

Eva Giménez Cotanda

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores

Pactos