Al paso

Un diario para un retrato magistral

Fuente: https://www.edicionesencuentro.com/libro/diario-de-marcos/

Acabo de leer uno de los libros más hermosos que se hayan escrito sobre Jesucristo. No hizo más que salir de la imprenta y tuvo la mala suerte de tropezarse con el cierre de las librerías por culpa de la pandemia del coronavirus. Me hice con él a través de Amazon y   he disfrutado a tope de sus doscientas páginas gracias a la magia literaria de su autor, Abel Hernández, un antiguo compañero universitario, excelente escritor multipremiado como literato, como periodista y como radiofonista.

Se titula la obra ‘Diario de Marcos’ y lleva como subtítulo ‘Vida de Jesús contada de cerca’. Es algo así como el Evangelio de San Marcos pasado por la pluma mágica del escritor, quien hace de Marcos un discípulo de Cristo al que le habría encargado que le siguiera y contara para la posteridad sus tres años de vida pública a partir de su bautismo, en las aguas del Jordán, por Juan el Bautista. La realidad es que no se sabe que Marcos fuera discípulo de Jesús, sino más bien de San Pedro y San Pablo (acaso también de San Juan) y que fueron éstos quienes le contaron la vida y milagros del Nazareno. Es un asunto que nada incide en la bella creación literaria y en la fidelidad evangélica del relato.

El libro es San Marcos puro en esencia, solomillo evangélico, pero aderezado, enriquecido, con ricas especias. las aportaciones del escritor en las descripciones de los paisajes donde ocurrieron los hechos protagonizados por Jesús y del paisanaje que rodeó al Mesías, desde los enfermos y otros enfervorizados seguidores del hijo de David que lo vitorearon en Jerusalén, hasta los sacerdotes, escribas y fariseos que manipulados por el Sanedrín consiguieron que éste le condenara a muerte y exigieran a Poncio Pilato lo que ellos no podían ejecutar, la crucifixión.

El diario de Marcos (y de Abel) se recrea en las escenas bíblicas por tierras galileas, especialmente en las que tienen como fondo el lago Tiberíades. No hay que olvidar que todos los apóstoles, menos Judas Iscariote, eran de Galilea y la mayor parte de ellos, pescadores. Gente de pueblo como el autor, uno de los más grandes luchadores por la repoblación de los vaciados pueblos de España, entre ellos el suyo, Sarnago, en Soria.

Los encuentros de Jesús con publicanos y pecadores arrepentidos, entre éstos María Magdalena y la mujer adúltera, se enmarcan en un ambiente de sensibilidad y delicadeza exquisitas, ‘jesuíticas’, frente a la hostilidad farisaica. El ritmo de la narración va ‘in crescendo’ conforme se acerca al desenlace de la historia, la crucifixión, muerte y resurrección del hombre-Dios que cambió el curso de toda la humanidad.

Es ‘Diario de Marcos’ uno de esos libros que los terminas y te quedas con ganas de más lectura. Un libro que te gustará haber comprado, porque su lectura provoca paz y bienestar, más ahora con el ambiente hirsuto que nos ha creado esta pandemia vírica del demonio. El retrato literario de Jesús merece que lo cuelgues en tu biblioteca. Sé que me darás las gracias por el consejo. De nada.

Sending
User Review
5 (1 vote)

Ramón Gómez Carrión

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores