Música

Un regalo musical

La violinista Viviane Hagner y el pianista Till Fellner durante su actuación (Fotografía: Sociedad de Conciertos de Alicante).

Los periodistas de Alicante hemos recibido un gran regalo musical. La Sociedad de Conciertos de Alicante ha abierto su gran caja de música para que nos deleitemos con la programación de este nuevo curso pospandemia.

Y cuando entré el pasado día 4 al Teatro Principal para disfrutar con la magnífica interpretación de la violinista Viviane Hagner y el pianista Till Fellner sentí un soplo de aire fresco a pesar de la mascarilla. La sala prácticamente llena de fieles seguidores que desde hace medio siglo pueden emocionarse con la  música clásica en vivo gracias a unos cuantos alicantinos que pensaron “si la orquesta no viene a nosotros, vamos a buscarla”.

Cuando la Asociación de Periodistas de Alicante nos comunicó a sus miembros que nos abrían las puertas del Principal generosamente, recordé el impacto que me causó la existencia de esa voluntad cultural de los alicantinos, quienes vivían a espaldas de la cultura oficial y programada y decidieron que esta ciudad sería un ejemplo de teatro y música a pesar de todo. Yo llegué aquí en 1974 y la  Sociedad de Conciertos de Alicante acababa de cumplir dos años.  Entonces comprendí el valor de estos ciudadanos inquietos, que eran capaces de viajar por el mundo para contratar a los mejores y escucharlos en su terreta.

Con un recital de Victoria de los Ángeles, homenaje al gran pianista alicantino Gonzalo Soriano, se inauguró su primer concierto y hoy la música clásica y de calidad llega a nuestra ciudad gracias a un millar de asociados que mantienen al día una programación digna de encomio. En estos años, sin salir de la provincia, se han podido disfrutar más de 900 conciertos de gran calidad artística con los mejores intérpretes del panorama nacional.

La acogida a este concierto inaugural el pasado 4 de octubre hizo que los dos concertistas, la violinista Viviane Hagner y el pianista Till Fellner demostraran cómo se sentían queridos desde el patio de butacas o el último de los palcos. La elegancia de Hagner y el virtuosismo con su instrumento emocionaron a los presentes, no podía ser de otra manera, dada su presencia serena y su magnífica seguridad en el escenario. No en vano comenzó a tocar con solo 12 años. Su currículum es estremecedor y pensar que esa historia musical en una mujer tan joven puede ponerse al alcance de los alicantinos, es todo un lujo.

Por su parte, el pianista Till Fellner es  un activo músico de cámara que ha recibido elogios de la crítica por sus interpretaciones de las obras maestras del barroco y de los periodos clásico y romántico particularmente de las composiciones de J. S. Bach, Mozart, Beethoven, Schubert y Liszt.

Cuando finalizó su programa oficial, tales fueron los aplausos, que generosamente nos regalaron varias piezas breves, a pesar del esfuerzo realizado.

Sending
User Review
0 (0 votes)

M.ª Rosa Mirasierras

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores

Ojo al Lunes