Balones a la olla

Reparto de puntos en el Día de la Constitución, con San Nicolás de Bari como testigo

Fuente: Hércules de Alicante Club de Fútbol.

Dos estilos antagónicos. Dos formas de ver, de jugar y de entender el fútbol, pero un buen partido jugado de poder a poder, el que tuvimos oportunidad de presenciar este domingo por la mañana en el Rico Pérez, entre nuestro Hércules de Alicante y el filial del Villarreal. Era el Día de la Constitución, y se celebraba la festividad de San Nicolás de Bari, algunos lo ignoran, pero sigue siendo el patrón de Alicante. La mayor capacidad técnica del cuadro castellonense les hizo ser dueños del balón, pero las ocasiones y oportunidades en demasía las puso el Hércules, cierto es que ellos también tuvieron las suyas. Ya parece un mantra, que se repite y se repite una semana tras otra, pero el Hércules genera muchas oportunidades y materializa muy pocas, cierto es que parte de la artillería pesada estaba y sigue estando en la enfermería. Un dato significativo, la media de edad del equipo que ayer presentó el Villarreal era de diecinueve años y siete meses, todos chavales, algunos incluso el pasado año jugaban en categoría juvenil. Pero ¡vaya esencia, vaya clase! En equipos de primera o segunda división, y en el mismo Villarreal, a alguno de los que vimos ayer, los veremos como verdaderos profesionales dentro de algunas temporadas. La cantera del Villarreal es hoy por hoy una de las mejores de España. Los empates de esta jornada le hubieran permitido al Hércules un estirón en la clasificación, ya que el poderoso Ibiza no pasó del empate en Orihuela, pero al fin y a la postre, gracias al punto sumado se conserva la segunda posición.

Hércules 0 – Villarreal B- 0

En estos tiempos de covid-19, poder asistir al Rico Pérez y poder ver un partido de fútbol de liga en Segunda División B, es poco menos que un privilegio. Queda claro que hoy por hoy, ser periodista, policía, miembro de la Cruz Roja, miembro de seguridad, empleado del club y poco más, es un salvoconducto. No obstante, alguno de los presentes ayer en el campo, con toda rotundidad, afirmo, que habrían renunciado a ese derecho y prebenda, de no ser por la obligación de ir a trabajar. Hay quien le llama, “Frescoreta alicantina” yo digo que hacía un día de perros, engañosamente soleado, pero de frío; un frío intenso para lo que acostumbra por estos lares, acrecentado por unas violentas rachas de viento de más de 30 km por hora, que hacían el ambiente todavía más gélido.

El viento soplaba y en el vacío campo, se notaba mucho más, provocando un efecto sonoro, por huecos y vomitorios del recinto. Un intenso silbido que se propagaba desde las propias tripas del estadio hasta lo más alto del mismo, donde se sitúan las cabinas de prensa, mezcla de metal, madera, y cristal, parecían protestar y quejarse a modo de crujidos y vibraciones.

Afortunadamente se jugó en sesión matinal. Este partido por la tarde y sin luz natural, hubiese sido canallesco de soportar.

El Villarreal se presentó sin tres de sus perlas de la cantera, convocados por Unay Emery, con el primer equipo para el enfrentamiento de Primera División contra el Elche. Fernando Niño, Yeremi Pino y Alex Baena no eran de la partida. El Hércules lo hizo con dos de los lesionados ya recuperados, ocupando plaza de banquillo, Acuña y Pedro. Siguen en el dique seco, Benja, Raúl y Erice.

Por no extendernos en un amplio inventario, diremos que, en la primera parte, pudo resolver el Hércules en varias ocasiones. Una de Alfaro por la derecha con centro para Buenacasa, el zaragozano lo hace casi todo bien, pero le falta poner la guinda del gol. Otra de Alfaro en el minuto treinta, aprovecha una pérdida de balón de Maxi y en el uno contra uno, no resuelve, el portero acierta a despejar. Después de unos sustos y agobios, los de Cubillo se rehacen y en el treinta y ocho, tras centro por la derecha, el balón medido a la cabeza de Tano se estrella en la madera. Una pena porque el cero a cero a la mitad perfectamente podía haber sido una holgada victoria por dos de diferencia.

La segunda parte fue otro cantar. El Villarreal se hizo dueño del balón en mayor medida, ese es su lado fuerte, técnica y combinación. El Hércules lo sabía, como luego reconoció Cubillo, y lanzarse a tumba abierta, también podría haber supuesto un suicidio. Hay que saber nadar y hay que saber guardar la ropa. Buena noticia en el minuto sesenta y dos. Cambio de delantero por delantero, se marcha Buenacasa y entra el a medias recuperado “Toro” Acuña. Sinceramente no hay color entre uno y otro, hizo de tres a cuatro acciones en las que fue del todo desequilibrante, hasta pudo hacer un gol, pero es cierto que solamente estaba para jugar unos minutos y coger confianza. Susto del Villarreal al Hércules en el minuto setenta y dos, un derechazo desde lejos se fue a la derecha de Falcón, sinceramente no hubiera logrado llegar entre los tres palos. El Hércules mete una marcha más, Moyita, otra vez uno de los destacados, bota un saque de esquina y entre Acuña y Alfaro no atinan a rematar de cabeza, incluso se estorban. Y a dos para el final, la oportunidad de Acuña, le hicieron falta al borde del área, un metro más y hubiese sido penalti. La falta la ejecuta Borja con maestría y se estrella en el larguero. De ahí hasta el final el Villarreal acorraló al Hércules que se defiende a las mil maravillas y tuvo que dar el punto por bueno.

Sala de prensa

El técnico de Villarreal, Miguel Álvarez, alabó y elogió al Hércules en su comparecencia ante la prensa, se mostró orgulloso de su joven equipo, confirmó el dato de la envidiable media de edad de su grupo, diecinueve años y siete meses, gozoso con el punto conseguido y ponderado con las oportunidades de su escuadra y de las del propio Hércules. Exaltó las virtudes de su joven equipo y reconoció también su falta de experiencia o veteranía en algunas acciones. Y además dijo que el Hércules y el Ibiza son los transatlánticos de la categoría. Todo un caballero.

Miguel Álvarez, técnico del Villarreal (Fotografía: Ferrándiz)

Por su parte, David García Cubillo hizo bueno el empate y el hecho de seguir sumando ante un rival difícil, complejo y que al final de cada liga siempre juega play-off. Lamentó como siempre las ocasiones perdidas y la pena por no haber podido pegar un tirón en la clasificación, en una jornada en la que se produjeron muchos empates y en la que el Orihuela frenó al Ibiza en la Vega Baja. Y dijo: “Habrá que darlo todo en Buñol, el próximo domingo para vencer al Levante, porque estos eran unos verdaderos jugones”.

David García Cubillo (Fotografía: Ferrándiz)

Para finalizar, el club nos presentó ante los medios al joven Nani, el lateral izquierdo del Hércules, uno de los más destacados. Como casi siempre, se mostró satisfecho por el punto obtenido ante este rival aunque en casa y nos recordó que el Hércules sigue igual.

Nani (Fotografía: Ferrándiz)

Y es verdad. Seguimos siendo segundos. La clave pasa por vencer el domingo también en jornada matinal al Levante Atco. que está en horas bajas. Esta jornada perdió por cinco tantos a cero, frente al Valencia Mestalla y está en la cola de la clasificación.

Después llegará el parón de liga, el parón navideño y ya no habrá fútbol hasta el próximo, deseado, y esperado 2021.

OJALÁ ACABE PRONTO ESTE 2020 Y SE LLEVE SU COVID-19 EN FORMA Y ORIGEN DE CORONAVIRUS. FESTIVIDAD O NO, HABRÁ QUE SEGUIR ENCOMENDÁNDOSE A SAN NICOLÁS.

Fuente: Hércules de Alicante Club de Fútbol.
Sending
User Review
5 (1 vote)

Ferrándiz

Se puede ser de equipos muy grandes, muy famosos, ganadores de muchos títulos, pero nosotros somos del Hércules. Modestia y orgullo pueden ir de la mano. En nuestro corazón habita ese pálpito blanquiazul. Sentimos al Hércules, como sentimos la Explanada, el Postiguet o la Cara del Moro. Macho Hércules.

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores

Pactos