Cultura

“La saga de los Galini”, la curiosidad por el origen de un apellido

Joaquín Ñeco, autor de La saga de los Galini.

Joaquín Ñeco, alférez de navío de la Armada Española, una vez en la reserva se dedicó, picado por la curiosidad, a conocer el origen de su apellido, toda vez que el mismo derivaba del italiano Gneco.

Puesto a la tarea consiguió en el año 2001 el carnet de investigador nacional, lo que le proporcionó vía libre para acceder a los archivos oficiales y, siguiendo diversas pistas, contactar con Italia. Allí encontró un documento en el que se acreditaba un contrato firmado por Fernando VII y un Gneco.

Ilustración de Raquel Pina Sánchez, realizada para La saga de los Galini.

Tirando del hilo llegó a Granada donde se ubica alguna casa solariega de los Gneco y, gracias a la colaboración de la Consejería de Cultura de Andalucía, obtener el certificado en el que quedaba constancia, debido a un error fonográfico, el cambio del italiano Gneco (por la pronunciación) por el españolizado Ñeco. En Génova, en el panteón de los hombres ilustres, consta el apellido investigado.

Todo ello ha dado pie a Joaquín Ñeco a novelar el origen de su familia pero, para evitar posibles inconvenientes, bautizarla como los Galini.

Valentina, una de las protagonistas de La saga de los Galini, realizada por Raquel Pina Sánchez.

La novela se inicia en Génova, donde en el seno de una familia acomodada se produce el fallecimiento del patriarca y, como suele ocurrir en muchos de estos casos, algún hijo se muestra disconforme con el reparto de la herencia, pero también intervienen otros motivos para la diáspora familiar.

Uno de los Galini se ve en la necesidad de poner tierra por medio, tras una muerte violenta en su ciudad natal y huir a Argentina. A partir de ahí se suceden correrías, muertes y otras aventuras hasta que una rama familiar decide trasladarse a España. Ha dado comienzo la historia de “la saga de los Galini” que continuará…

Ilustración de Raquel Pina Sánchez, realizada para La saga de los Galini.

Para ilustrar la novela Joaquin Ñeco ha contado con una colaboradora de fuste, amiga de su hija y que cuando le contaron el proyecto no tuvo inconveniente alguno en ofrecer su trabajo. Se trata de Raquel Pina Sánchez, bailarina, licenciada en Pedagogía de Danza en el Conservatorio de Alicante y pintora. Raquel es noveldense aunque en la actualidad reside en Noruega.

Sending
User Review
0 (0 votes)

Mariano Soriano

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores

Pactos