Opinión

Empresas alicantinas en los años 60

Pepe Gil en la visita a Hortícola Oriolana en 1967.

En los años 60 la revista Idealidad que publicaba la Caja de Ahorros del Sureste de España, un medio de comunicación a medio camino de boletín de empresa y de revista literaria, recogió una serie de reportajes firmados por mi hermano Pepe (José Gil Sánchez, 1923, Tobarra, Albacete-Alicante, 2001), un pedazo de plumífero del que muchos, hoy día, podríamos aprender a utilizar su periodística prosa. Se trataba de reflejar en una serie las más curiosas y potentes empresas alicantinas –también las de Murcia– como ejemplo de su capacidad de producción, de iniciativa, de imaginación y de proyección nacional e internacional. Los trabajos iban acompañados de fotografías de Hermanos García.

He aquí la relación de las que fueron objeto de su atención en nuestra provincia: Juguetes Sauquillo, de Denia; PG Fábrica de calzado de Pedro Amat, de Elda; Pérez Adsuar, fábrica de alfombras y moquetas de Crevillente; Artesanía Garreta de Jávea, con varias patentes industriales; Restaurante Polamar, de Santa Pola; Botones Almodóvar, de Aspe; Redes Gómez, de Callosa de Segura; Famosa, fábrica de muñecas, de Castalla; Almacenes Zaragoza, de Benidorm; Sucesor de Ivars Hermanos, fábrica de muebles de Benissa; Astilleros Pedro Gomis Vaello, de El Campello; Juan Giner Carrió, fábrica de guitarras de Ondara; Manufacturas SEGISA, fábrica de persianas y cortinas, de Sax; Electrónicas Julsan, de Aspe; Chocolates de Villajoyosa (Lloret Hermanos, Hijos de Marcos Tonda y Valeriano y Pedro López); Hortícola Oriolana, exportadora de flores y palmeras.

He buscado ahora, medio siglo después, y he encontrado que algunas empresas siguen vigentes, afortunadamente. En otras, las referencias ya son de museo y un número de ellas parecen haber desaparecido, o quizás se hayan transformado tanto en su denominación como en su objeto fabril. En cualquier caso, constituyen un catálogo peculiar, un auténtico mosaico que nos muestra la enorme capacidad de los alicantinos  –y los advenedizos, bien recibidos– para crear industrias aquí con base en materias primas no existentes en la zona. Su creatividad, su ingenio y su ímpetu son dignos de alabanza y de recuerdo.

Estas revistas se conservan en el Archivo Raíces de la CAM, pendiente de definirse su propiedad y custodia aún hoy día por el Banco Sabadell y la Fundación Mediterráneo, y la colección está digitalizada. Pero si algún lector desea copia de lo publicado con referencia a alguna de las empresas citadas, a través de esta Asociación puede conectar conmigo y se lo facilitaré encantado.

Sending
User Review
0 (0 votes)

Toni Gil

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores

Pactos