Balones a la olla

El Hércules se crucifica antes de Semana Santa

Fotografía: Perfil de @cfhercules en Twitter.

Un Hércules inoperante e ineficaz termina roto y desquiciado frente al Eldense en otro de los llamados derbis provinciales. A diferencia de otros partidos en casa, esta vez no hubo apenas oportunidades, ni acciones manifiestas de gol, ni tiros entre los tres palos. El Eldense es bueno técnicamente hablando, está muy por encima de Pulpileños, Alziras, o Toledos, y en alguna fase del encuentro incluso llegó a “bailar” a los nuestros con el toque- toque y el clásico rondo al estilo de los entrenamientos. Como reconocería su entrenador en la sala de prensa les salió el partido soñado que habían trabajado a lo largo de la semana, e incluso para un mayor confort en sus prestaciones, el colegiado dejó con diez al Hércules casi toda la segunda parte, al amonestar con la segunda amarilla a Borja Galán y expulsarle. Se la podía haber ahorrado, demasiado puntilloso y de gatillo fácil el árbitro jienense de ayer. El Eldense tiene un “pero”, su falta de pegada arriba, pero ayer con un solo gol fue suficiente. Pudo ser más holgada la victoria, pero a la postre se llevaron los tres puntos y dejaron flotando por el Rico Pérez dudas y sombras. Los fantasmas vuelven a aparecer. La primera plaza está ya perdida y por tanto la posibilidad de ascender de forma directa, pero que quede ahí la cosa. ¡Como se echa de menos al lesionado Pedro y al sancionado Bikoro!

Hércules 0 – Eldense 1

Sergio Mora en el banquillo. La crucifixión había llegado (Fotografía: Ferrándiz).

La jornada veintisiete de este grupo V, Segunda de la RFEF fue a coincidir con el veintisiete de marzo. La hora adelantada de madrugada ya se notó en la claridad de la tarde. Hubo presencia de afición eldense, unos doscientos en grupo y más desperdigados por el resto de las gradas, aun así, no seríamos más de cuatro mil quinientas personas, y eso que también estaba lo de la promoción de cuatro entradas por socio a cinco euros, pero el Hércules no parece estimular ni casi gratis, no hay acicate. Diecisiete grados de temperatura y las lluvias que dieron un respiro, aunque sí hubo rachas de viento. Dirigió la contienda el andaluz de Jaén, Álvarez Dorado, de tan solo veinticuatro años y debutante en la categoría. Con fama de tarjetero y con el refrendo de la estadística en tal sentido. Hizo honor a su fama y además expulsó en los primeros minutos de la segunda parte a Borja Galán, con doble amarilla. Meticuloso en esa acción, hubiera bastado con falta y se podía haber ahorrado malograr el espectáculo. Si el Hércules no podía con once, con diez fue mayor calvario.

En el descanso del partido, se instituyó como embajador, por parte de la Comisión del Centenario, al mítico jugador del Hércules Carcelén, que incluso jugó en Primera División en el Real Madrid, en los ochenta del pasado siglo.

Pronto nos dimos cuenta de que el choque no tenía nada de fácil, el Eldense es equipo bien trabajado, plantado sobre el campo y técnicamente a gran altura. Un par de acciones en el primer cuarto de hora fue suficiente para vislumbrarlo. El partido era aburrido porque tampoco pasaba nada en las áreas. Pasada la primera media hora el Hércules ni había chutado. Musa, el jugador de color visitante pudo marcar en el treinta y seis, pero después de aguantar, Adri López desbarató la ocasión. Otra pérdida de balón, otro saque de esquina y más agobio en la portería herculana. Primeros pitos de la afición alicantina y primera tarjeta amarilla a Borja Galán. Mal el Hércules y bien el Eldense que por momentos parecía que jugaba en casa en vez de en calidad de visitante. Y así acabó la primera parte, en la que ya el Eldense se pudo ir a la caseta con algún gol en el marcador.

Se reanudó el partido y a los diez minutos, falta de Galán, el árbitro rigurosamente le enseña la segunda, el Hércules es el que se queda con diez para el resto del partido. Entre el minuto cincuenta y ocho y el sesenta y seis tuvo el conjunto de Sergio Mora ese tic-tac que le hubiera permitido tomar las riendas. Primero hay un penalti sobre Nico que en un principio el árbitro concede, pero al instante y guiado por su juez de línea, invalida porque había fuera de juego. ¡A saber! Como aquí no hay VAR. Rigurosísimo, y después el cabezo de Acuña que pasó cerca de la madera. Entonces en el primer tercio de esa segunda parte, el gol del Eldense. Pase entre líneas en una acción bien combinada y Luque de tiro cruzado ajusta al poste. CERO A UNO. Los de Elda ya hacían buena su superioridad numérica sobre el terreno de juego. Borja ya no estaba en el campo, y es que, como anécdota fatal, hay que reseñar que el Hércules de una forma u otra ha visto quince cartulinas rojas en veintisiete partidos disputados. ¡Demasiado para el cuerpo!

El Hércules desquiciado y a la desesperada, se marcha un defensa, Alex Martínez y entra Raúl Ruiz. Salva el portero Adri el segundo de los de Elda, a disparo de su capitán, Pajarero. Chuli entra por Nico, sube la ansiedad y el Eldense mata el partido con cambios, interrumpiendo el juego una y otra vez. Final.

Enrique Ortiz, en su lugar habitual en el palco. Tan contrariado como todos (Fotografía: Ferrándiz).

Sala de prensa

El técnico sevillano del Eldense, José Juan Romero, sacó pecho en su comparecencia ante los medios. Valoró la victoria como de tres puntos, pero diferente por el escenario donde la había conseguido su equipo. Dijo: “Es para estar orgulloso”.

Apuntó como clave de la victoria el haber sido fieles a su estilo y preparación elaborada del partido, y el hecho de que no les hubiera podido el escenario. No dudó en decir que habían sido superiores, mejores que el rival, y que ya en la primera parte deberían haber ido al descanso con algún gol. Su método: la concentración, la dominación y el haber hecho las cosas bien.

José Juan Romero, entrenador del Eldense (Fotografía: Ferrándiz).

Por su parte Sergio Mora, con cara de resignación, asumió y aceptó que la posibilidad de la primera plaza se ha esfumado definitivamente. Apuntó que el equipo sabía lo que se jugaba en este envite y echó de menos como todos, a Pedro Sánchez y a Bikoro. Para él una de las claves es que: “Los buenos resultados dan confianza y ahora todo es precipitación”.

Dijo que no pasa por su cabeza seguir perdiendo partidos, y que en ningún caso se ve fuera del Play-Off, pese a la ansiedad. Reconoció estar triste y enfadado, con ganas de cambiar la dinámica.

Sergio Mora (Fotografía: Ferrándiz).

Lo cierto es que lo que hace un mes se veía como objetivo cubierto, el Play-Off ahora es algo que habrá que lucharlo hasta el final y luego veremos. La Nucía y el Intercity juegan a otra cosa. Los primeros vencieron a domicilio al Real Murcia y los segundos, también por la mínima, se trajeron los tres puntos de Puertollano. Por cierto, el Calvo Sotelo de Puertollano visita el Rico Pérez la siguiente jornada, vuelve el Hércules como local otra vez. Los dos conjuntos de la provincia empatan sumando ya cincuenta y tres puntos en su casillero. Y ahora viene lo gordo, el Mar Menor se ha metido en la pelea, suma cuarenta y cinco como el Hércules, Murcia y Eldense tienen cuarenta y cuatro. Cualquier tropiezo puede ser mortal de necesidad, y la próxima e inminente SEMANA SANTA puede resultar para alguno toda una PASIÓN. Ya veremos, él dice que no, pero si el partido frente al Puertollano en el Rico Pérez no se saca adelante, podría hacer peligrar hasta su propia continuidad.

Ya se sabe lo fácil y rápido que es de gatillo el secretario técnico Carmelo del Pozo a la hora de disparar, nunca le ha temblado el pulso. Y si no, que se lo digan a García Cubillo.

Sending
User Review
4.75 (4 votes)

Ferrándiz

Se puede ser de equipos muy grandes, muy famosos, ganadores de muchos títulos, pero nosotros somos del Hércules. Modestia y orgullo pueden ir de la mano. En nuestro corazón habita ese pálpito blanquiazul. Sentimos al Hércules, como sentimos la Explanada, el Postiguet o la Cara del Moro. Macho Hércules.

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores

Ojo al Lunes