Opinión

De colegio mayor a facultad recuperada

Colegio Mayor Universitario (Fuente: Universidad de Alicante).

Se ha publicado hace unos días que el edificio del Colegio Mayor Universitario podría acoger, tras reformarse, la extirpada Facultad de Medicina de la entidad con sede en Rabasa a la Miguel Hernández, allá por el final del pasado siglo. Magnífica noticia que estas instalaciones puedan tener un contenido docente, tras haber sido alojamiento de cientos de estudiantes desde 1986.

Como parece que nadie se ha acordado, me parece oportuno evocar el origen de ese colegio, y aunque estoy algo falto de datos, sí puedo aportar algunos que hagan algo de justicia a quienes lo pusieron en marcha. Desde los orígenes de la Universidad de Alicante —primero como CEU—, ya las Cajas Provincial de Alicante (CAPA) y la de Alicante y Murcia (CAAM) colaboraron intensamente con su nacimiento y actividad. Posteriormente la Caja del Mediterráneo continuó en la misma línea.

Una evidente prueba  de sus aportaciones fue precisamente este edificio, construido por la CAPA en 1984-85, y parece que costó 245 millones de pesetas; su inauguración se retrasó unos meses, al parecer porque en un convenio suscrito entre Universidad, Generalitat y la entidad de ahorro, la Conselleria que dirigía Ciprià Ciscar debía aportar el mobiliario y se retrasó casi un año. Finalmente se inauguró el 4 de diciembre de 1986, aunque parece que los estudiantes lo pudieron ocupar a principio del curso; todas las plazas disponibles fueron cubiertas, quedando peticiones sin poder atender.

De los reportajes del diario Información del día anterior al acto inaugural firmado por P. A. y del posterior, éste claramente signado por Pirula Arderius, rescato estos datos:

  • El arquitecto Francisco Muñoz Llorens redactó el proyecto, dirigiendo las obras auxiliado por el aparejador José Luis Blasco Ferrándiz.
  • El colegio constaba de un centenar de habitaciones masculinas y otras tantas femeninas, 12 destinadas a postgraduados, 4 para profesores y 3 para minusválidos.
  • El director y el conserje contaban con vivienda.
  • Las instalaciones incluían un salón de actos de 346 plazas, salas de lectura, televisión y música, cafetería, comedor, cocina y piscina.
  • El rector de la Universidad era Ramón Martínez Mateo; la primera lección del Centro la dictó el profesor Antonio Gil Olcina, y el primer director del colegio fue el profesor Francisco Sánchez del Campo.
  • El presidente del Consejo de la Caja era Francisco Rodríguez Valderrama, el director general Francisco Bernabeu Alberola, y el responsable de la Obra Social, Juan Fernández Berenguer.

Aunque haya desaparecido la Caja Provincial —y de la que fue parte importante, la CAM—, y algunos de los personajes citados, no olvidemos lo que bien se hizo.

Sending
User Review
5 (1 vote)

Toni Gil

1 Comment

Click here to post a comment

*

code

  • Lo que bien se hizo qué pronto lo han olvidado gobiernos y políticos, empresarios y entidades que tanto se beneficiaron a través de la Obra Social

Patrocinadores

Pactos