Balones a la olla

Como en casa de uno en ninguna parte

Fotografía: Perfil de @cfhercules en Twitter.

El Hércules vuelve a reencontrarse en casa con la victoria y quizá también consigo mismo. Un partido solvente y efectivo frente a un rival que estuvo por debajo. Mayor rendimiento, mayores prestaciones y efectividad y una mejor segunda parte, en la que hubo dos zarpazos bien aprovechados en forma de goles. Algo más de acierto o ajuste y el resultado podría haber sido más amplio. Y eso que los de Almería venían de ganarle al líder. Los empates de Intercity y La Nucía propician que con esta victoria el Hércules enjugue dos puntos y vuelva a estrechar el cerco con ambos a dos de diferencia. Si la pasada jornada fue horrible, tras la de ayer el optimismo es mayor.

Fotografía: Perfil de @cfhercules en Twitter.

Hércules 2 – El Ejido 0

Nueva cita este domingo, día trece de marzo en el Rico Pérez para disputar la jornada XXV del grupo V de Segunda de la RFEF. Tarde nublada pero agradable, con 18 grados y más ambiente que en la última ocasión, pero la afluencia está a la baja. El club llevó a cabo una promoción de entradas para socios a precio reducido, pero ni por esas. Muchos socios se quedan en casa, ayer fuimos algo más de cuatro mil personas. Arbitró el catalán Morros Monge, la primera vez que pitaba al Hércules esta temporada. No estuvo mal, tampoco tuvo grandes complicaciones, aunque dialogó mucho hasta sacar las primeras tarjetas, alguna entrada brusca habría evitado. Confeccionó Sergio Mora la alineación de forma condicionada entre bajas y sanciones, cuando no es una cosa es otra. Por supuesto no fue de la partida ni Pedro ni Bikoro y si sorprendió que Mora optara por dejar en el banquillo al central Tano, supliéndole Diego Jiménez. Los dos errores cometidos que han provocado dos goles en contra han terminado por pasarle factura. En el aspecto táctico se decidió el técnico madrileño, por un clásico cuatro-cuatro-dos. Raúl González acompañó a Aketxe y Borja Díaz completó el pivote, junto a César Moreno.

La única ocasión que pudo tener El Ejido en la primera mitad fue un despiste de Diego Jiménez en la corona del área enmendado rápidamente. Ese fue todo el balance ofensivo de los almerienses. Partido táctico en el centro del campo, bien asentados, buena disposición y presión arriba, pero nada cara a puerta. También en el Hércules los dos delanteros estaban desasistidos, pero al menos el dominio era local. La cosa transcurría hasta aburrida, tuvimos que esperar hasta el treinta y siete cuando a un balón centrado por la derecha no llegaron ni Aketxe ni Raúl González. Casi seguido se pidió un penalti a favor herculano, que quizá con VAR nos hubieran concedido, al unísono falta a Borja Galán, que ejecuta el bilbaíno Aketxe y se luce el meta Godino. Fue como una preparación, como un calentamiento, lo poco o mucho que tuviera que pasar, más bien poco, sucedió en la segunda parte.

Fotografía: Perfil de @cfhercules en Twitter.

Y ahí precisamente es donde se notó que a El Ejido el partido se le hacía largo en el Rico Pérez, como se le hizo largo al Alzira, o al Pulpileño. Está bien aguantar media hora, o media parte o sesenta minutos, pero el rectángulo alicantino es muy grande, el Hércules se despliega y se desdobla y cuenta con mayores ventajas de las que se encuentra en esos campos de reducidas dimensiones y en ocasiones de césped artificial que encuentra este año en esta categoría. Y es que volviendo a la referencia del titular, como en casa de uno en ninguna parte. En casa uno lo tiene todo a mano, todas las comodidades, todo lo que necesita y a poco que muestre voluntad la familia le ayuda y muestra su apoyo. En este caso la familia es la sufrida afición.

El partido comenzaba a hacerse largo para los visitantes, el Hércules comenzó dominando la segunda parte y muy pronto un centro por la izquierda de Alex, que había sido duda hasta última hora, lo transforma el defensa Diego Jiménez. Entró desde atrás al hueco donde el compañero le puso el balón, y tal y como salía de su cabeza el remate ya se cantó el gol. Uno a cero y el alivio correspondiente. Se echó arriba El Ejido, como no podía ser de otra forma, pero no hubo efectividad, al cambio del descanso, su técnico sumó de golpe tres instituciones más en la primera ventana, pero ni con esas. Quizá lo ocasión con más peligro de los de Almería fue un tiro envenenado que al rebotar en un defensor dejó descolocado a Adri López y el balón fue a saque de esquina como podía haber ido dentro de la portería. Eso fue a dos para el final, pero la tranquilidad ya estaba asentada en la grada porque en el setenta y uno Pau Miguélez, uno de los no habituales y que había entrado en la segunda parte, soltó un zapatazo escorado, desde lejos y por encima del portero, que con parábola incluida se coló en la portería contraria. Para hacer el tanto más bello, el balón entró por el ángulo y rozando el larguero, lo que lo hizo estéticamente más vistoso. Mala suerte la de Pau, marcó el gol y luego se tuvo que retirar con un fuerte dolor por un golpe. No estuvo en el campo ni media hora.

Pau Miguélez en el disparo de gol (Fotografía: Perfil de @cfhercules en Twitter).

Victoria sin estridencias, victoria justa y con compromiso. Nada espectacular, nada grandilocuente, pero los tres puntos, como luego analizaremos, en este caso y merced a los resultados de los rivales directos adquieren una mayor dimensión.

Sala de prensa

El valenciano Fran Alcoy, entrenador de El Ejido entró en la sala de prensa totalmente resignado y conforme. No es que estuviera contento ni alegre, pero tampoco malhumorado o enojado o contrariado. Parece que, a tenor de sus declaraciones, perder en el Rico Pérez entraba dentro de sus cálculos o previsiones, por mucho que viniera de ganar en casa al líder la semana anterior.

Calificó la derrota de justa y merecida la victoria del Hércules. Asumió no haber hecho un buen partido. Recordó que traía bajas importantes y valoró mejor su primera parte sí reconociendo, que ya en la segunda el Hércules les había dominado. Su resumen fue, y yo lo suscribo: “Justa victoria del Hércules que nos ganó sin hacer muchas cosas”.

Fran Alcoy, técnico de El Ejido (Fotografía: Ferrándiz).

Sergio Mora se lamentó de que este acierto en casa no aparezca a domicilio. Una vez más aquello de estar en casa propia más a gusto que en casas ajenas. Dijo que a este tipo de rivales hay que jugarles con paciencia, esperando que se vayan abriendo o cometan algún fallo. Calificó con nota alta a la plantilla en especial a la defensa. Sobre como llegó el primer gol, alabó el trabajo que llevan a cabo a lo largo de la semana con el tema de “a balón parado” y corroboró que esa faceta le ha dado al equipo muchos goles y le seguirá dando. Nuevo recordatorio y propósito de enmienda para recuperar pronto la efectividad fuera de casa, e interpelado por una de las cantinelas de la semana; el propietario Enrique Ortiz y sus visitas y reuniones en Fontcalent, afirmó: “Enrique ha entrado al vestuario a felicitarnos, Enrique siempre habla con nosotros y nos felicita o comentamos, Enrique siempre que puede viene a los partidos y va todos los lunes a Fontcalent. No entiendo bien, quién, o cómo se ha sacado este tema de quicio esta semana”.

Sergio Mora, técnico del Hércules (Fotografía: Ferrándiz).

Y fue esta la semana en que el Hércules ganó y otros de arriba pincharon a modo de empate. El Intercity, después de ir ganando, terminó empatando a dos tantos en Marchamalo. La Nucía sólo pudo empatar en Elda. Esa suma de solamente un punto por parte de ambos y tres el Hércules hace que se hayan enjugado dos puntos, se estreche más el cerco y se apriete la cabeza de la tabla. 47 puntos La Nucía e Intercity y dos menos, 45, tiene el Hércules. La cuarta posición es para el Murcia que tiene 44 y que ayer sí doblegó al Atco. Levante.

Siempre se recurre al tópico, siempre se habla de final, de puntos cuyo valor es oro, pero la realidad es que el próximo partido del Hércules tiene en juego tres puntos importantísimos. La jornada XXVI nos trae un apasionante La Nucía – Hércules para este próximo domingo. De entrada, si nos ganan se irán de seis, pero si les vencemos les habremos rebasado, sin perjuicio de lo que pueda hacer el Intercity que por la mañana se medirá al filial del Granada. Y dada la cercanía de la localidad de La Nucía, y la nueva dosis de adrenalina que hoy vuelve a tener la afición herculana, el domingo se espera una gran entrada allí, algún autobús y sobre todo muchos aficionados en coches particulares se desplazarán. La Nucía es un gran equipo y va el primero, pero adolece de lo mismo que el Intercity, son equipos sin respaldo social, sin masa de aficionados que se identifique con ellos y donde eso sí, algún grupo empresarial pone el capital. Eso es tanto como decir que el domingo en La Nucía, a partir de las seis de la tarde el Hércules con tanta afición como se desplace puede jugar COMO EN CASA y ya saben aquello de “COMO EN CASA DE UNO EN NINGUNA PARTE”.

Sending
User Review
4 (5 votes)

Ferrándiz

Se puede ser de equipos muy grandes, muy famosos, ganadores de muchos títulos, pero nosotros somos del Hércules. Modestia y orgullo pueden ir de la mano. En nuestro corazón habita ese pálpito blanquiazul. Sentimos al Hércules, como sentimos la Explanada, el Postiguet o la Cara del Moro. Macho Hércules.

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores

Pactos