Opinión

Calamandurrios

Fotografía: Vinotecarium (Fuente: Pixabay).

Estaba yo conversando con mis nietos, y el chaval de ocho años me soltó que él era un home, lo que me recordó un viejo aserto cuyo origen no situaba claramente y que rezaba de esta suerte: Hay homes, homenicos, homenicacos y calamandurrios.

Y tal que así que me dispuse a localizar de dónde proviene la frasecita. Confieso que dispongo en mi biblioteca más de veinte libros de refranes, frases célebres, adagios, dichos y diretes… y no hay referencia alguna. Navegando en la red sólo he encontrado una aproximación:

CALAMANDURRIO: Eng.: Se dice del sujeto poco serio, inmaduro, no de fiar. Se decía: “Entre los hombres hay de todo: hay hombres, hombrecitos y calamandurrios”.

Es un palabro enguerano, según localizo en la Fundación La Sierra de la Comunidad Valenciana, así que colijo que mi referencia es una adaptación, más o menos libre, del vocabulario de aquella zona.

Desde luego, como guía para clasificar a los individuos no me es útil, de momento. Por ejemplo, ¿dónde incluiría Vd. a Boris Johnson? Después de la que se ha armado en el túnel, y de cómo se peina, pues…

Oigo en la radio a Fernando Grande-Marlaska, ministro de Interior, asegurando que las relaciones con el Reino de Marruecos son extraordinarias. Y vuelvo a preguntarme: ¿después de lo que está sucediendo en la antigua colonia española cómo deberíamos clasificarlo?

Y hablando de Marruecos. Dicen que un altísimo porcentaje de los arribados a Canarias de allí provienen, y que una gran parte son menores de 18 años, sujetos pues a la tutela del Estado. ¿Han oído chispar al señor embajador al respecto para hacerse cargo de los suyos? Clasifíquenlo, por favor.

En la profesión periodística también estamos algunos que tendríamos que estar en una de esas cuatro fichas engueranas. No me refiero al asesor de la presidenta madrileña, ni a ella misma que es muy mujer, ambos titulados; aludo a un auténtico paparazzi que asedió hace días a un tal Pablo Urdangarin, de veinte años, jugador de balonmano, para preguntarle sobre su emérito abuelo. ¡Y era de la agencia Europa Press!

Otros dos políticos a los que también cabría calificar serían el ministro de Agricultura y demás ramas, y la consellera autonómica de similar concepto, por mirar hacia otro lado ante las reivindicaciones alicantino-murcianas sobre el agua del trasvase. Aquí se ha hecho en muchos municipios un esfuerzo por transformar el regadío a manta por el de goteo, y se ha pagado por el agua un precio que ha favorecido a otras autonomías que ahora nos la niegan, entre otras cosas para regar las viñas.

Y como emparrado ando, finalizo el ejercicio con un mensaje que circula por ahí. Si el vino mejora con los años, también este año puede mejorar con un vino: despidámoslo con uno de denominación de origen Alicante, y así haremos algo por esta tierra. ¡Salud para todos!

 

Sending
User Review
1.5 (2 votes)

Toni Gil

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores

Pactos