Balones a la olla

La mejor defensa, es una buena defensa

El canterano Nani en un momento del partido. Foto: Hércules CF
El canterano Nani en un momento del partido. Foto: Hércules CF
El Hércules suma cincuenta puntos, y sigue en zona de promoción, tras doblegar por un tanto a cero al conjunto gerundense del Olot. El gol fue espectacular, llegó mediada la primera parte desde un tiro de fuera del área, a más de treinta metros, obra del canterano Nani. Una obra de arte, todo belleza plástica […]

El Hércules suma cincuenta puntos, y sigue en zona de promoción, tras doblegar por un tanto a cero al conjunto gerundense del Olot. El gol fue espectacular, llegó mediada la primera parte desde un tiro de fuera del área, a más de treinta metros, obra del canterano Nani. Una obra de arte, todo belleza plástica y estética que entró por toda la escuadra. Una genialidad de un chaval de veintiún años que a la postre sirvió para sumar los tres puntos y seguir en la pelea de cada semana. Era la segunda de las diez finales restantes. Ahora quedan ocho jornadas. Lástima que el alicantino viera la quinta cartulina y no pueda jugar en Castalia la próxima jornada.

Hércules 1 – Olot – 0

El canterano Nani en un momento del partido. Foto: Hércules CFDesconozco si la frase era de él mismo o la traía aprendida, pero frente aquello de “la mejor defensa es un buen ataque” a mediados de la década de los setenta, cuando Arsenio Iglesias fue entrenador del Hércules solía decir:  “La mejor defensa, es una buena defensa”. Por aquel entonces lo decía por lo de pertrecharse atrás, por ser sólido, por comenzar a construir desde la propia defensa y no dejarse sorprender, dando suma importancia a que lo mejor del bloque era estar salvaguardados desde los cimientos. En el Hércules actual la frase se ha desvirtuado o adulterado un tanto.

La mejor defensa es una buena defensa, porque en este equipo los de arriba no meten goles. Jona, que llegó en el mercado de invierno, comienza como reserva. Emaná está lesionado. Alfaro, también del mercado de invierno, lo hace muy bien pero no marca goles. Carlos Martínez, ni está ni se le espera. Benja cumple de sobra, pero solamente ha visto puerta una vez, y Juli parece estar para el último tercio de los  partidos, diez o quince minutos y a la pelea y a la brega. Después está el capitán Chechu Flores, que no pudo ser de la partida inicial esta jornada porque en un paso de cebra, en Cox, localidad en la que reside, le atropelló una moto. También fue mala fortuna, como dice de broma mi compañero de asiento, tiene el percance con la única moto que hay en ese pueblo, y en el único paso de cebra existente en el municipio. Es broma. Pero estas cosas sólo le pasan al Hércules.

Pero no pasa nada, al menos de momento, porque en el Hércules hay dos laterales que son dos motos de carreras, Nieto y Nani, que suben la banda y se convierten en dos extremos con centros que son letales, y si no es uno es otro; y de no ser así están los dos centrales, tanto Samuel como Iñiguez, que en cualquier momento pueden hacer un gol; y si no también está el pundonoroso medio centro, Fran Miranda presto a rematar con lo que sea.

Después de un cabezazo de Carlos, que el portero rechazó con apuros, hubo un saque de esquina botado defectuosamente, luego un rechace y el joven jugador herculano agarró un zapatazo, desde más de treinta metros, en el veinticinco de la primera parte que se coló por la escuadra. No solamente sorprendió al meta rival, sino al resto del equipo, a la parroquia local, y a los propios compañeros. Nani se estaba mereciendo algo así.

Algo más de ocasiones e incordio hasta el final de la primera parte, buen juego local y al borde del descanso, una de las claves del partido, la gran ocasión visitante, la pudo repeler bajo palos Miranda, hubiese supuesto el empate y el guión habría cambiado, pero afortunadamente así nos fuimos al vestuario.

En la segunda parte, el Hércules solamente las vio venir en el primer tercio, y se entonó a partir de ahí, pero el Olot también apretaba, y lo cierto es que llegaron a controlar, a dominar, pero claramente arriba no hicieron daño. El conjunto catalán se mostró muy ordenado, mucho toque, mucho control, buen pase y combinación, pero la pólvora en esta categoría está muy cara, o al alcance de muy pocos. Afortunadamente con el uno a cero se llegó al final, y se sumaron tres puntos merced a la genialidad de un defensa, cuyo gol valía su peso en oro. Con el pitido final el joven estaba exultante, el equipo buscó a los aficionados de la Curva Sur, y él además buscó hasta a sus familiares en la grada, siendo el último en abandonar el campo. Tiene veintiún años. Apunten su nombre, Rubén Molina Selva “Nani”. Es lo más parecido, en las formas, guardando las distancias, que un día fue Julio Alberto, el del Atco. de Madrid y el Barcelona. El fútbol es imprevisible, pero quizá en unos años le veamos en la élite.

En la sala de prensa, Garrido elogió al Hércules por su plantilla y se mostró resignado y dolido con la ocasión perdida casi al final de la primera parte. Dijo que era más de empate que de derrota, porque le habían jugado al rival de tú a tú. Planagumá por su parte,  respiró aliviado. Encumbró a los suyos por la primera parte realizada y el ansia de victoria, y por la capacidad para saber sufrir en la segunda mitad.

Los resultados de la jornada sin ser buenos, tampoco son malos. Es verdad que venció a domicilio el Atco. Baleares y suma cincuenta y siete puntos. Pero sólo sumaron uno Villarreal y Cornellá, con sendos empates frente a Onteniente y Peralada respectivamente, y además de forma inesperada el Lleida cayó derrotado en casa frenten al Castellón.
Baleares 57 puntos. Villarreal 51, Hércules 50, Cornellá 49, y Lleida 47.

Y ahora viene la octava de las diez finales. Desplazamiento a Castellón. Polémica servida por los incidentes en Alicante de la Primera Vuelta con los radicales de la Plana. Partido declarado de Alto Riesgo. Y pese a ser un colista hace unas semanas, ahora están quintos por la cola, en puesto de promoción de descenso. Tienen tiempo más que suficiente  y margen de maniobra para pensar en la salvación, antes desahuciados, ahora nos esperarán con el cuchillo entre los dientes, por varias razones, desde la rivalidad regional, hasta otras más.

¿El Hércules optará por, LA MEJOR DEFENSA ES UN BUEN ATAQUE, o quizá haga buena la frase de Arsenio de, LA MEJOR DEFENSA ES UNA BUENA DEFENSA? Castalia tiene la clave.

 

Sending
User Review
0 (0 votes)

Ferrándiz

Se puede ser de equipos muy grandes, muy famosos, ganadores de muchos títulos, pero nosotros somos del Hércules. Modestia y orgullo pueden ir de la mano. En nuestro corazón habita ese pálpito blanquiazul. Sentimos al Hércules, como sentimos la Explanada, el Postiguet o la Cara del Moro. Macho Hércules.

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores

Pactos