Al paso

Gerónimo, su bisnieto y López Obrador

Andrés López Obrador (izquierda). Fotografía: EneasMx (Fuente: Wikimedia). | Gerónimo. Imagen: Ben Wittick. Fondo: Archivo Nacional de Estados Unidos (Fuente: Wikimedia).

La memoria histórica y democrática podría llevar a Sánchez a exigir a Italia compensación, al menos moral, por la conquista de Hispania por Roma y la muerte de Viriato, Indíbil y Mandonio

Ya saben que el presidente de México, López Obrador (nieto de un santanderino emigrante y sin genealogía conocida que le conecte con Moctezuma), está empeñado en que España pida perdón por la conquista y evangelización de aquel inmenso territorio habitado de los siglos XV al XVII por miles de tribus que se peleaban ferozmente y cuyos guerreros mataban sin piedad a sus prisioneros y les arrancaban, vivos, el corazón para comérselo y enriquecerse así, también espiritualmente, con sus proteínas.

México ocupaba, en aquel entonces, gran parte de los territorios del sur actual de Estados Unidos y, en esa zona que comprendía la Sonora y Texas, destacaban las tribus apaches, algunas de las cuales estaban bajo el mando del famoso Gerónimo, vencedor en mil batallas.

Gerónimo vivió entre 1829 y 1909. Como quiera que México se independizó en 1927, tras casi once años de guerras contra los soldados de la metrópoli, Gerónimo y sus coetáneos apaches vivieron, lucharon, sufrieron y disfrutaron en confrontación de los mexicanos independizados que hablaban el castellano. Idioma que también aprendió Gerónimo y que ahora habla su bisnieto Alfonso Borrego; un bisnieto que preside una asociación cultural  que defiende la labor que hicieron conquistadores y evangelizadores en México y el sur de los Estados Unidos.

Alfonso Borrego, bisnieto de Gerónimo, lamenta la nueva leyenda negra que cuentan miserables disfrazados de intelectuales, entre ellos el presidente de México, el bobo solemne de López Obrador, más bobo y más solemne, si cabe, que Rodríguez Zapatero, el protector intelectual del (in)Maduro presidente de Venezuela, el presidente narcocomunista calificado de asesino en medios de la ONU, justamente despreciado, aunque con cobarde sordina, por la Unión Europea.

Borrego, presidente de la Asociación Cultural Heritage Society Camino Real de Tierra Adentro, promueve el encuentro de culturas y no el enfrentamiento y valora el legado y la contribución de España al progreso de América. No entiende este nuevo tiempo de ataques a lo hispano más que por intereses bastardos, intereses políticos que en nada pueden beneficiar el presente y el futuro de los países hispanoamericanos y de Estados Unidos. “La de España también es nuestra herencia”, resume Borrego, quien ha sido entrevitado para ABC por César Cervera. “Ya está bien de pedir que pidan perdón. Yo predico en México: lo que tienen ustedes que hacer es quedarse con el beneficio que dejaron los españoles. La de España también es nuestra herencia”.

Seguro que Gerónimo se sentirá orgulloso, en el cielo, de las palabras de su bisnieto.

No hay que reescribir la historia y menos utilizarla para provocar enfrentamientos absurdos y perjudiciales en las relaciones intra y extra nacionales. La historia para los historiadores. López Obrador se equivoca, como se equivocaría Pedro Sánchez si se dirigiera al Gobierno de Italia para pedirle que pidan perdón por haber invadido Hispania y por haber asesinado, incluso vilmente, a Viriato, Indíbil y Mandonio. Eso no se puede hacer ni recurriendo a la más exagerada reivindicación de la memoria histórica y democrática. Se lo tengo dicho a Pedro Sánchez, pero ni caso.

Este López Obrador –dicen– va camino de convertir el México ‘lindo y querido’ (que cantaban Jorge Negrete y Vicente Fernández) en una vulgar Nicaragua regida por el asesino de Daniel Ortega, con la ayuda de su supuestamente culta esposa, Rosario Murillo, vicepresidenta de una dictadura bananera que mata a opositores, algunos antiguos compañeros de guerrilla. ¿Dónde terminará Obrador? No tiene buenos principios y aunque tenga otros no parece que vayan a ser mejores, sino todo lo contrario. La gente huye de Nicaragua, de Cuba, de Venezuela y de todos los regímenes comunistas. Los sovietizados dirigentes comunistas de la Alemania Oriental levantaron un muro en Berlín para que no se pasaran a la Occidental sus maltratados súbditos. ¿Por qué huían aquellos alemanes del ‘paraíso comunista’?

Detrás de los atentados contra los conquistadores y evangelizadores del continente  americano están el comunismo y la masonería internacionales que luchan en dos frentes; la guerra a las libertades del humanismo y el ataque a la Iglesia católica y a las otras confesiones cristianas, en las que además están sibilinamente infiltrándose camuflados ambos bandos en el falso feminismo, la ecología y la justicia social. Es la piel de cordero bajo la que están los lobos depredadores contra la vieja, sabia y auténticamente progresista Civilización Occidental.

Alfonso Borrego, bisnieto del mítico indio apache Gerónimo, trabaja contra corriente denunciando la falsedad y malicia de comunistas y masones que no cesan en su afán de destruir la esencia humana y cristiana de Occidente. Hay más hispanoamericanos y norteamericanos que luchan contra la vieja y la nueva leyenda negra. De ellos hablaremos otro día.

Sending
User Review
5 (3 votes)

Ramón Gómez Carrión

4 Comments

Click here to post a comment

*

code

  • MUY Buen artículo que debería llevar a ciertos políticos a refrescar las clase de Historia, desde un punto de vista justo y ecuánime, seguro que retirarían tanta palabra superflua y absurda que solo vale para sembrar cizaña.
    mis felicitaciones Ramón.

  • Señor don Ramón Gomez Carrion. Todo lo que dice usted es verdad. España foma parte de la historia de los pueblos americanos que tuvieron la suerte de ser descubiertos por los españoles. Les dimos la lengua universal y la religión cristiana y la gran Reina Catolica no permitió su esclavitud. No se puede reinventar la historia
    Enhorabuena por su artículo y reciba mi saludo Julio Calvet.

    • Muy estimado don Julio Calvet: Gracias por sus palabras. Me encanta todo lo que escribe en Hoja del Lunes. Sus apuntes sobre libros son atinados y bellos siempre. Un cordial saludo. Ramón Gómez Carrión.

Patrocinadores

Pactos