Cultura

De libros y poemas con Anexo

Libro: Sesenta y nueve poemas y un Anexo
Autor: Ramón Palmeral
Libro de 126 páginas con ilustraciones de Palmeral
Edita: Ediciones Palmeral. Publica Amazon impreso y Kindle. Primera edición: agosto 2022.

No es la primera vez que escribo sobre la obra literaria de Ramón Fernández Palmeral, o PALMERAL, como usa en su nombre de activo intelectual, poeta, escritor y pintor, al que yo he calificado como un “hombre del Renacimiento”, sino porque además de amigo y admirador ferviente suyo, cada uno de sus libros, de cuyo número he perdido la cuenta (en su publicación de El genio de Vicente Blasco Ibáñez, publicado en enero de este mismo año, nos dice que “he escrito más de 50 libros”), con cada uno que hace me sorprende gratamente, en su fondo y en su forma.

Y además de su amplísima producción literaria, no quiero dejar de decir que Palmeral es un profundo “Hernandiano”, de quien escribe con su corazón y con su alma, y un constante divulgador de nuestro gran poeta, Miguel Hernández, ya universal e imperecedero, de cuyo último libro, 80 años de la muerte de Miguel Hernández (1942-2022), tuve el honor de prologar. Así se refleja en la reciente publicación de la Revista de la Asociación de Amigos de Miguel Hernández, SILBOS, n.º 8, Época III, de octubre de 2022, de la que es presidente de Honor, Francisco Esteve Ramírez, presidente José Luis Esparcia Gil y vicepresidente Aitor L. Larrabide Achútegui, y en cuyo ejemplar de la revista indicada, se refiere el libro de Ramón Fernández Palmeral, además de un interesante artículo suyo titulado “Abandono de Miguel Hernández en Madrid”, con una “Galería de hernandianos”, dibujados por Palmeral: Concha Zardoya, Vicente Aleixandre, Leopoldo de Luis, y Francisco Esteve.

Ramón Palmeral con su libro (Fuente: https://www.nuevoimpulso.net/).

Y digo que me sorprende cada una de sus publicaciones no solo porque su producción literaria no es común, sino porque a veces va acompañada (adobada diría yo, si no fuera un término poco apropiado para una labor literaria), bien con profusión de dibujos propios (Palmeral es autor y definitivo retratista de la enfermera Isabel Zendal que acompañó al doctor Balmis, para salvar tantas vidas, llevando la vacuna de la viruela al nuevo continente, a Hispanoamérica, y cuyo dibujo-retrato de la enfermera, consagró para siempre al ser publicado, en una importante revista semanal distribuida por toda España por el periódico ABC de Madrid). Y, otras veces, Palmeral es capaz de presentarnos una obra poética con simbología, que salvando las distancias convierte alguno de sus libros a modo de un moderno “Códice Miniado”. Y eso es lo que sucede con el libro que estamos comentando, SESENTA Y NUEVE POEMAS Y UN ANEXO.

Comenzando por el final, el llamado ANEXO, bajo el título “De la Creación poética, o sentimientos (La poesía es un camino personal, una forma de expresión de los sentimientos), se adentra en una temática o análisis que a mí siempre me ha interesado mucho, y ha llenado algún rato sereno de mi pensamiento preguntándome a mí mismo: ¿Qué es la poesía? ¿Qué es ser poeta? Casi siempre me he perdido, aunque en todo caso la haya ligado al “sentimiento”.

Sí, ya sé que hay muchas clases de poesía. Casi, casi, las calificaciones o clasificaciones serían infinitas, acaso en nuestra patria desde el Mester de juglaría, al Mester de Clerecía. Desde el anónimo juglar que recita por los pueblos el “Cantar de Mío Cid”, y Gonzalo de Berceo, que desde San Millán de la Cogolla, en la amplia Rioja, nos cuenta en “cuaderna vía”, los “Milagros de Nuestra Señora”, a la Orihuela de Miguel Hernández, con su “Rayo que no cesa”, y a la Granada de Federico García Lorca, con su “Romancero Gitano”, para llegar al propio Palmeral, con sus coetáneos Alfredo Gómez Gil, Juan Antonio Urbano, Pilar Galán o Consuelo Jiménez de Cisneros, para convertir la poesía en un universo.

Ramón Palmeral junto a uno de sus cuadro (Fuente: https://palmeral2.blogspot.com/).

Pero lo que a mí me sucede, que al tiempo que no sé descifrar las estrellas y sus galaxias, o conjuntos y sus vías, tampoco sé calificar tanta belleza en una lengua latina y limpia como es nuestra lengua española, y me pierdo ante tanta grandeza, y me quedo tan sólo, ante el “sentimiento”.

Y Palmeral nos desgrana en el Anexo de este libro, El concepto de la poesía; la Esencia de los poemas; El estado de Gracia; De la Creación poética como medio de expresión; De la libertad en la expresión poética; y Conclusiones. Es para mí un ensayo poético deslumbrante, sobre todo cuando dice: “Todos llevamos a un poeta dentro”. Y creo que esta afirmación de Palmeral es una razón de peso y una realidad, y a lo que yo añadiría que también es un esfuerzo espiritual, es el buscar en sí mismo al propio poeta y descubrirlo. Y un punto de partida. El hombre y la mujer poetas han de ser un hombre y una mujer llenos de nobleza. Poetice sobre lo que poetice, la nobleza convierte su pensamiento en poesía. Ha de partir de su propia nobleza, y de su verdad. Su verdad interior y su libertad. Alguien ha dicho que escribir es el “andar del alma”. Y nos dice Palmeral que “La poesía es un medio y un acto libre e individual y tiende a fortalecer los principios éticos y morales de la persona hacia un estado de superación”.

Y volviendo al principio del libro, Palmeral, convertido en “Poeta y Cerrajero de ideas”, nos refiere a modo de introducción en íntima conversación con el lector, unas palabras con el título de “Para poetas y cerrajeros”. Y nos dirá: “Mi idea como poeta y artista consiste en abrir una nueva puerta cerrada, nuevos caminos, nuevas visiones, conceptos y conjunciones cosmo-poéticas para llevar este arte hacia una cumbre más elevada y convertirla en utopía del más allá y ser a la vez “poeta-cerrajero”.

Y aparecerán los sesenta y nueve poemas encadenados y agrupados en Primera Cerradura, Glucosa en Sangre; Segunda Cerradura, Análisis de la ira; Tercera Cerradura, Consumación de dolor; Cuarta Cerradura, (Mi cuerpo y otros poemas finales).

Me gustaría decir que, a lo largo de sus poemas, Palmeral no se deja nada dentro. Hay poemas fechados y poemas sin fechar. Hay acontecimientos y pensamientos. El poema inicio de la Cuarta Cerradura titulado “Cumpleaños”, fechado en mayo de 2022, comienza diciendo que El pasado siete de mayo cumplí los setenta y cinco años. Hasta llegar aquí y en sus tres cerraduras anteriores, en la Primera, no faltará el “No a la guerra”; en la Segunda el “Holocausto en Ucrania”, y los poemas dedicados a sus amigos: “Poesía Urbana” a Pilar Galán; “La Urbe” a Juan Antonio Urbano, a “Carlitos Alcaraz”, la “Llamada de la luz” a José Ángel Valente, y a Teresa Cía, con “Las Estatuas de bronce tienes frío”, escrita en diciembre de 2018. Y no faltarán en ese lugar la “Pandemia” y el confinamiento, y “El vuelo de Rilke”. La Tercera Cerradura nos trae poemas, para mí entrañables: “La Madrugá de la Semana Santa de Sevilla”, y “Gota fría sobre la Vega Baja”; y “Nostalgia del Infinito”, junto con los reproches a los políticos, al coronavirus invisible, a su dolorosa oración a Francisco Brines, y a su Miguel Hernández “80 años después de tu muerte”. Y en la Cuarta Cerradura no puede faltar el poema dedicado “A mi mujer Julia Hidalgo”, “Sanadora”, y a su “Lucentum”.

Ramón Palmeral y Julio Calvet (Fuente: https://mhernandez-palmeral.blogspot.com/).

No debo extenderme más, pues no debo trasladar aquí más que una mera referencia titular de sus poemas. El libro de Palmeral va de estreno. Es como su domingo de gala con sus pantalones planchados con raya de estreno. Se lanza al camino del lector, y debe leerse despacio, con ternura y emoción, pues la poesía, con todo, es el alma del poeta.

Enhorabuena Ramón. Sé, a ciencia cierta, que no es tu último libro, que vendrán más, muchos más. Yo solo he pretendido dar a la luz pública y a mis lectores, la aparición de tu nuevo libro “Sesenta y Nueve Poemas y un anexo”, y para que se acerquen a él y que lo lean también, y corresponderte a la dedicatoria escrita de tu puño y letra, en el ejemplar del libro que dice: “Para mi amigo y poeta Julio Calvet con todo mi afecto; espero que te guste, Palmeral, Alicante, 15-11-2022”.

Pues sí, querido Palmeral. Me ha gustado y mucho. Y aquí te lo he querido decir y reflejarlo.


Alicante, 16 de noviembre de 2022.


Sending
User Review
5 (2 votes)

Julio Calvet Botella

Magistrado y escritor.

8 Comments

Click here to post a comment

*

code

    • Ha sido un placer querido amigo Palmeral. Enhorabuena sobre tu nuevo libro. Julio Calvet.Zxĺ

  • Excelente reseña que me ha llevado a pedir ya a Amazón el poemario de nuestro común y admirado amigo Palmeral. Un abrazo.

  • Enhorabuena Julio :
    por este Magnífico artículo lleno de magia y poesía para adentrase en el universo poético de Ramón Palmeral .
    Un profundo y detallado análisis de su último libro “69 poemas y un anexo”
    En la que haces un estudio exhaustivo de la figura del poeta, pintor y hombre del renacimiento como llamas a Palmeral.
    Gracias por mencionarme como poeta.
    He disfrutado y aprendido mucho con esta gran lección de poesía palmeriana
    Un abrazo

  • Enhorabuena Julio, por este artículo que relata la figura de nuestro amigo “Palmeral”, al que yo también traté de “hombre del renacimiento” en algún escrito que le dediqué.
    Hablar de Ramón es hablar de honestidad y amistad, porque es honesto desde sus fueros y amigo desde su corazón.
    En esta bien dibujada reseña que haces sobre la figura de Ramón Fernández Palmeral has manifestado tu volcado sentimiento de admiracion y afecto que comparto contigo.
    Y no quiero acabar sin agradecerte la mención que haces de mi persona en tu escrito al igual que agradecí a Ramón el haberme dedicado un poema.
    Un abrazo

Patrocinadores

Ojo al Lunes