Reportajes

Sostenibilidad: el concepto que gana terreno, también en Alicante

Basura recogida del mar.
Basura recogida del mar.

CATERINA FERRERO

Según la RAE sostenible es algo que se puede mantener durante largo tiempo sin agotar los recursos o causar grave daño al medio ambiente. Ausente durante años hoy se cuela – para bien- en las agendas informativas.

Basura recogida del mar. Esta semana se ha celebrado en Alicante la II Jornada Participativa sobre el Desarrollo Urbano Sostenible en la Costa Mediterránea de Alicante #DUSA2, organizada por la Plataforma SEN, abierta y sin lucro, nacida de la consultora social Innova SEN, que busca poner en contacto a profesionales, instituciones, empresas y ciudadanos con iniciativas sostenibles. “Hay muchas, pero no se conocen y esta es la forma de que puedan establecer sinergias quiénes apuestan por este modelo”, explica la promotora de la iniciativa, Mayra Lacruz, co fundadora y CEO de la startup. También es una forma de mostrar a quienes están en proceso de emprender que es posible ganar dinero siendo sostenible. Veinte ponentes aportaron sus puntos de vista y experiencias ante casi un centenar de asistentes.

De izquierda a derecha Pilar Martínez, de la plataforma Climate KIC, Enrique Añó, de AIJU, María Martínez, de MatMap, y  la moderadora, Mayra Lacruz de SEN Innova. Foto: C. FERREROLas empresas
Buena parte de las iniciativas empresariales en torno a la sostenibilidad se generan a golpe de legislación, y la UE marca el rumbo. Pero en otras ocasiones las empresas llevan la sostenibilidad en su ADN. La economía circular promueve reducir tanto la entrada de los materiales como la producción de desechos, en definitiva, que los desechos sean la materia prima del proceso productivo. Este es el objetivo de MatMap, una plataforma que recoge y vuelve a poner en circulación – con una tienda online- materiales del sector de la construcción. Y por paradójico que parezca su mayor traba es la definición del concepto de “residuo” en la Comunidad Valenciana – diferente al de otras autonomías- que denota una ley obsoleta a la nueva tendencia de la reutilización. “Una puerta que coges de un sitio y colocas en otro no es un residuo y se ajusta a la legislación. Queremos evitar que se etiqueten los productos como residuos para que entonces se puedan utilizar”, dijo María Martínez, fundadora de MatMap. Sus mayores esfuerzos son convencer a los responsables de tratamientos de residuos para que cambien su proceso de trabajo y la logística, para que los materiales reutilizados vayan al lugar más cercano posible. El problema de la clasificación de “residuos” es común a los sectores, pero la nueva directiva marco europea “puede aportar una definición común en todo el Estado y las plataformas de intercambio de materias primas tendrán más sentido y menos trabajas”, dijo Enrique Añó, Project manager del Instituto Tecnológico del Juguete, AIJU. En el campo de la innovación, Sergio Gómez, responsable de I+D de FEMPA presentó el hogar domótico y un dispositivo, desarrollados con la Universidad de Alicante, que utiliza la inteligencia artificial para generar y distribuir energía, procedente de fuentes renovables, en función de la predicción de necesidades. Este dispositivo “puede ser compartido entre dos viviendas” y la distribución de energía por Inteligencia Artificial “evita el uso de baterías y el periodo de amortización que esto implica”, afirmó.

Botellas de agua de plástico junto a otros deshechos.El agua
Jorge Olcina, presidente de la Asociación Española de Geógrafos y director del Laboratorio de Climatología de la Universidad de la Alicante, puso el foco en la primera mesa redonda en la necesidad de gestionar correctamente los recursos hídricos porque los trasvases no son la solución: la falta de agua es un problema común. Desde Aguas de Alicante, su directora de sostenibilidad, Amelia Navarro, apuntó que “la Comunidad Valenciana y Murcia son las autonomías que más agua reutilizan del territorio nacional” y en el caso de Alicante “un 70% del riego de jardines de la ciudad se hace con agua regenerada”. Pero ¿qué puede hacer el ciudadano?, le preguntaron. “Ser consciente de donde viene el agua que consume, que en el caso de Alicante procede de la Mancomunidad de Canales del Taibilla, que se nutre del trasvase del Tajo y de las desaladoras; y también de los pozos del alto y medio Vinalopó a más de 40 kilómetros”, explicó. También evitar determinados vertidos al alcantarillado como “las toallitas que no se degradan, los aceites, disolventes o medicamentos” y en tercer lugar “consumir agua del grifo porque evitaría 3.600 toneladas al año en Alicante capital”.  
 De izquierda a derecha, Miguel Martínez, del Colegio Territorial de Arquitectos de Alicante; Juan Melero, de EDUSI Las Cigarreras; Sergio Gómez, de Felpa; Amelia Navarro, de Aguas de Alicante; y el moderador José Manuel Cuenca de STV. Foto: C. FERRERO
El territorio
En Alicante el espacio público no es prioritario, hay ausencia de zonas verdes, los colegios están en el extrarradio… Se olvidan o desconocen elementos geográficos especiales como las playas del sur, los tres humedales o el patrimonio que dejó la huerta en la comarca de L’Alacantí. Esto se dijo hace un año en las jornadas de arquitectura y desarrollo sostenibles, organizadas por la Fundación Caja Mediterráneo y el Colegio Territorial de Arquitectos de Alicante. Ayer se incidió sobre las propuestas. “Nuestro atractivo como ciudad es lo que nos diferencia de territorios vecinos con iguales condiciones climáticas y costa”, dijo Miguel Martínez, vicepresidente del Colegio Territorial de Arquitectos de Alicante, y “un modelo poco reflexivo del turismo dilapida nuestro principal valor”. En la apuesta por la singularidad, Martínez, expuso la necesaria puesta en valor del patrimonio, vinculado al agua, de 400 años de antigüedad que hay en la comarca de L’Alacantí de “torres de la huerta, caminos, acequias o azudes”. En Alicante, EDUSI Las Cigarreras, con un presupuesto de 22 millones y una ejecución hasta 2022- tras conseguir dos años de prórroga-, es la oportunidad para cambiar algunas cosas. Los objetivos de este proyecto europeo son mejorar la vida de los barrios que rodean a la antigua fábrica de tabaco de Alicante en eficiencia energética, regeneración económica, acercamiento de los servicios municipales, y actuaciones medioambientales. Juan Melero, técnico de EDUSI, explicó que “se ha pasado de los 9,8 metros cuadrados de zona verde por habitante que recomienda la OMS a una cantidad que oscila entre los 10 y 15 metros cuadrados” y el objetivo es crear “9,15 hectáreas de espacios verdes”. El proyecto está vivo e incorpora iniciativas y proyectos, y mañana sábado, 6 de abril, celebra una jornada de puertas abiertas en Las Cigarreras – de 11 a 14:30 horas y de 17 a 21 horas- para dar a conocer las distintas actividades impulsadas a su abrigo.

En el encuentro han colaborado una decena de empresas y organizaciones, entre ellas FEMPA, CHM, STV, Grupo Comunicating, Planeta Huerto o Cerveses Lluna, una cooperativa alcoyana que elabora y vende desde hace doce años cerveza ecológica y artesana.

Sending
User Review
0 (0 votes)

Patrocinadores