Opinión

Segunda carta a los Reyes Católicos

Reyes Católicos (Fuente: Biografías y vidas).

Donde el poder presta servicio, hay prosperidad y paz; donde el poder domina, hay corrupción y desgracia.

Confucio

Mis queridos Doña Isabel y Don Fernando:

Hace tres años que me dirigí, también por carta, a vuestras majestades para poneros al día de lo que estaba sucediendo en España con algunas comunidades en las que empezaban a manifestarse las exigencias de independencia, por parte de unas minorías, guiadas por los políticos de sus gobiernos autonómicos.

Recordaréis que en aquella misiva os decía que, como súbdito descendiente de vuestro reinado, me veía obligado a informaros de lo que estaba pasando en nuestra nación y que preveía que iba a acabar con la unidad de nuestra Patria que tantos esfuerzos tuvisteis que realizar para conseguir la unión de los reinos de la época. Lo que parecía en aquellos momentos una mala adivinanza de un pésimo adivino, hoy es una realidad.

Lamento, como os dije en aquel escrito que lo que voy a exponeros, os pueda alterar la paz de vuestro eterno descanso y por eso os pido disculpas de antemano, sobre todo, porque conociendo el carácter tan claro y decidido que teníais Doña Isabel, que ha quedado reflejado en nuestra historia, os haría levantaros de la sepultura en la que descansáis.

Aquellos inicios se han ido desarrollando y, han ido a más, porque los gobernantes de nuestro país han ido cediendo para poder alcanzar el poder, con los votos conseguidos en las elecciones por estos independentistas sin importarles el daño que estaban haciendo a las instituciones y particularmente al resto de los ciudadanos de los que han recibido el apoyo mayoritario para alcanzar sus aspiraciones. Sí majestades, las ansias por alcanzar el poder han llevado a quienes han optado a ser presidentes de los gobiernos a cederles más dinero en sus presupuestos y más concesiones para poder llevar a cabo sus propuestas de independentismo sin que los diferentes gobiernos de la nación tomasen las medidas oportunas, a lo largo de estos últimos tiempos, que podrían haber parado lo que hoy estamos viviendo.

La primera en querer ser independiente

Majestades debo deciros que, aunque hay comunidades que también piensan en ser independientes es una, en particular, la que lleva la iniciativa desde hace algunos años. Todo empezó con el presidente el muy “honorable” Sr. Pujol hoy venido a menos “honorable” que haciendo uso de su hipocresía y malas artes logró, obtener de los gobiernos nacionales, cuanto puso encima de la mesa de negociaciones a cambio de sus votos para que pudiesen gobernar o sacar adelante los presupuestos anuales.

Moneda con la imagen de los Reyes Católicos (Fuente: Wikimedia)

Era un magnífico trilero que sabía en dónde poner la bolita para que “picase” el contrario haciendo uso de la famosa frase “Hoy no toca esto”. Sólo tocaba eso cuando a él le interesaba para dos cosas, llenarse los bolsillos junto con su familia y también iniciar y poner en práctica los medios para obtener la independencia de un territorio que ha pertenecido a nuestra nación desde hace muchos años.

Creo que ya es hora que no dejemos que los medios que utilizan junto con su ideología nos lleven directamente a lo que ellos quieren, el separarse de España y además que nuestra nación quede internacionalmente como una república bananera gobernada por dictadores que quieren imponer sus leyes, formas e ideología cuando en realidad es todo lo contrario. Ya está bien de mentiras y medias verdades.

El primer medio que utilizaron fue centralizar la radio, la TV autonómica y la prensa adicta. Exactamente como primera medida a tomar que hacen en los golpes de estado los militares.

El segundo objetivo que se plantearon fue la de inculcar a los niños y jóvenes su ideología en colegios y universidades porque tenían cedido, por los gobiernos nacionales, la educación y con ella hicieron cuanto quisieron sin que nadie les saliera al paso. Es una manera de crear futuras generaciones con el mismo pensamiento de la actual para que sigan con los planes previstos. Plan que tenían calculado para que cuando estos niños y jóvenes, pasados unos años, ayudasen a ser una mayoría en un posible referéndum independentista. Lo han conseguido y de celebrarse el referéndum tendrían esa mayoría actualmente.

El tercero fue obligar a todos los habitantes de la Autonomía, quisieran o no, a hablar en una sola lengua, el catalán, e incluso multar a aquellos comerciantes que no ponían los rótulos en sus comercios y mercancías con esa lengua. Cuando se les recrimina que el español debe ser una lengua que se pueda utilizar en escritos en la prensa etc. porque así está contemplado en la Constitución y en los estatutos de las comunidades en donde se habla una lengua particular de ese territorio, se excusan diciendo que ellos no obligan a nadie a que hable el catalán. Mentira, como tantas otras con las que se cubren para no reconocer su responsabilidad. En los institutos de enseñanza media y universidades públicas, sólo se enseñan dos lenguas, el catalán y el inglés. Y yo me pregunto, majestades, ¿no es esto una medida para que en el futuro nadie conozca en Cataluña la lengua de Cervantes? A propósito, majestades, no lo conocistéis porque nació en 1547. Este escritor está reconocido mundialmente por su obra y se han apropiado de él diciendo que era catalán.     

El cuarto medio fue instaurar las embajadas en el exterior. Me vuelvo a preguntar ¿No hay alguna ley o reglamento en la que se diga quiénes tienen la autoridad para decidir que una sede se establezca en alguna parte del mundo? Pues los hay, majestades, y nuestros gobernantes han hecho “mutis por el foro”. Una sola vez se han paralizado pero de nuevo están funcionando. La ley 2/2014 de 25 de marzo BOE n.º74 de 26/03/2014, en su artículo 44, apartado 1 dice: “La jefatura de la Embajada la ejercerá un Embajador Plenipontenciario que ostentará la representación y máxima autoridad de España ante el estado receptor”. A ver si se enteran, la autoridad de España, no de Cataluña.

A continuación dice también: “el Rey acreditará, mediante las correspondientes cartas credenciales a los Jefes de Misión Diplomática”. El Rey, no los presidentes autonómicos.

En su apartado 2 dice: “el Jefe de Misión dependerá del Ministerio de Asuntos Exteriores y del Representante Permanentemente”.

Como se aprecia es algo que sólo pueden decidir dos instituciones para que una embajada y un embajador se instalen en un estado determinado, el Rey en cuanto al embajador y el Ministerio de Asuntos Exteriores en cuanto a la localización.

Monedas de oro con la imagen de los Reyes Católicos (Fuente: Wikimedia).

El gobierno catalán se saltó a la torera todo lo que dicen estos artículos sobre las instituciones, la monarquía, el ministerio y el tener un embajador de carrera. Ellos a la suyo, crearon un ministro de asuntos exteriores que hoy está todavía en la cárcel, unos acólitos como embajadores y una nación inexistente que no era precisamente España. No hicieron a alguien rey porque ellos son republicanos. De no haber sido así seguramente hubiesen creado uno. Todo ello les valió para que en las naciones en donde se instalaron las embajadas pudieran, a nivel internacional, trasladar que tenían derecho a independizarse y que España se lo impedía utilizando medidas extremas como la que decía aquella frase tan mentirosa: “España nos roba” cuando era todo lo contrario. Con los mercados financieros cerrados para recurrir a que les presten dinero para sacar adelante a una autonomía en bancarrota, han tenido que pedir ayuda al Estado, del que se quieren separar, al que le deben 78.450 millones de euros, 10.428€ por catalán que no han ivertido en mejorar sus vidas. El dinero recibido lo han utilizado para sus fines independentistas y algunos para llevarse una parte ellos. ¿Quién roba a quién? Mientras sucedían estos hechos el gobierno de España, los políticos y los partidos “mirando verlas pasar” y sin tomar ninguna medida para detener algo que está fuera de la ley. 

Majestades, sé que lo que voy a escribir a continuación que es histórico y por tanto irrefutable, lo conocéis sobradamente porque los personajes que van a aparecer, muchos de ellos, son vuestros ascendientes familiares. No obstante, con vuestro permiso, creo que ya es hora que no dejemos que nos engañen más con que Cataluña ya fue una nación y por eso reclaman su independencia porque todavía lo es y quede como una verdad intocable. Ya está bien de mentiras y medias verdades .

Historia de Cataluña

Sería muy prolijo el relatar todos los hechos históricos que ocurrieron a lo largo de casi cuatro siglos y por eso voy a concretar para que vuestros súbitos descendientes, tengan la idea clara en relación a que Cataluña nunca fue una nación por mucho que se empeñen los que habitan en ella. Lo máximo que llegó a alcanzar fue ser un condado.

Los primeros habitantes que se instalaron en el actual territorio catalán fueron los francos en la llamada Marca Híspánica. Este territorio era la frontera del imperio Carolingio, conquistado por Carlomagno en el 795, situado al sur de los Pirineos lindando con el Mediterráneo y la España musulmana. En el año 843, el imperio Carolingio tras la muerte de Carlomagno fue heredado por sus tres hijos que se lo repartieron, correspondiéndole a Carlos llamado el Calvo la Marca Hispánica. En el 877, Carlos tras sufir los ataques de los normandos firmó el capitular de Quinzy favoreciendo que muchos de los condados hispánicos existentes, entre los que se encontraba el de Cataluña, quisieran independizarse. Posteriormente condados que se independizaron como Sobrabe, Aragón y Ribagorza formarían el reino de Aragón. Los condados orientales Pallars, Urgel, Gerona, Barcelona, Besalú y Rosellón constituyeron una entidad que se llamó Cataluña que todavía dependía del imperio Carolingio y de la Iglesia. Estos territorios fueron gobernados por condes hasta el siglo X en que se separaron quedando unidos solamente los de Barcelona,  Gerona y Besalú. Con el tiempo la dependencia de los condados con la monarquía franca se debilitaron y fue el conde Wifredo el Velloso el primero que, aprovechándose de la crisis que facilitó la fragmentación del imperio Carolingio, transmitió los condados de Barcelona, Gerona y Besalú, que en ese momento gobernaba, a sus hijos. De esta forma se crea la Casa Condal de Barcelona que ha sido considerada por sectores de la historiografía catalana como el inicio de la independencia de la Marca Hispánica de estos condados que se unirían en el siglo XIV en lo que se llamó el Principado de Cataluña, cosa que no es verdad, porque siguieron manteniendo su lealtad a la Iglesia y a los carolingios que los gobernaban.

Transcurridos los años la frontera que separaba la Marca Hispánica de la España musulmana fue desapareciendo con la disgregación del Califato de Córdoba a principios del siglo XI y fueron las taifas fronterizas las encargadas de su defensa. Esto permitió que algunos condados aumentaran sus límites con su conquista pero no su independencia del reino de los francos.

Petronila y Ramón Berenguer IV (Fuente: Wikimedia).

En el año 1137, el conde de Barcelona Ramón Berenguer IV contrajo matrimonio con Petronila hija del rey de Aragón Ramiro II el Monje que estaba prometida a la edad de un año. El hijo que tuvieron llamado como su padre Ramón Berenguer, cambió su nombre por el de Alfonso II, rey de Aragón cuando su abuelo Ramiro II renunció a su título retirándose a un convento. Así quedó unido el condado de Barcelona al reino de Aragón aunque también dependía del rey de Francia Luis IX.

Ahí el rey Alfonso II tuvo en sus manos el poder crear el reino de Cataluña y haberse independizado pero prefirió ser el rey de Aragón. Claro que no se atrevería porque estaba de por medio el reino franco y sabía lo que se le podía venir encima si optaba por Cataluña. Fue el 11 de mayo de 1258 con el tratado de Corbeil que firmaron   Jaime I de Aragón y el rey francés cuando los condados catalanes pasaron a depender únicamente del reino de Aragón.

Por tanto, el condado de Cataluña nunca fue independiente pues perteneció al imperio Carolingio, al reino de  Francia, al reino de Aragón y por último al reino de España cuando vuestras majestades consiguieron la unidad de nuestra nación.

Me faltaba el dejar escrito que uno de los condes que gobernaron en Cataluña Ramón Berenguer III (1802-1131) conquistó la Provenza y la incluyó dentro del condado de Barcelona. Me pregunto ¿Le pedirán también a la República Francesa la independencia y la anexión de ese territorio en los “paisos catalans”? No lo creo porque el gobierno francés tomaría inmediatamente las medidas oportunas para cortar de raíz la petición. Que lo intenten y verán la respuestadel actual presidente Macron.

Este medio creando una historia propia al margen de la española y europea en donde las mentiras aparecen por todos los lados, ha sido quizás el que más han utilizado en su propaganda pero creo que ha quedado lo suficientemente claro que Cataluña en el pasado no fue una nación como tampoco fueron catalanes Cristobal Colón, Santa Teresa de Jesús y Miguel de Cervantes que han querido apropiárselos.

De los hechos que están ocurriendo actualmente, la convocatoria de un referéndum independentista, la declaración de la independencia como una república soberana, la fuga de algunos políticos a otros países como el Sr. Puigdemont, de los apoyos que han prestado a esos políticos países de la Unión Europea en relación con la justicia, las aspiraciones del actual Presidente en funciones, el socialista Pedro Sánchez que se reúne con los partidos Unidas Podemos, Izquierda Republicana, Bildu y el PNV, etc. para llegar a un acuerdo para  que se produzca su envestidura, preveo que nada bueno va a salir de todo ello. Es lo que creo y, es mi opinión, que es posible aunque disfrazado que pueda salir a la luz un nuevo estatuto que dará a Cataluña un futuro independiente administrativamente, políticamente, económicamente, una hacienda propia en recaudación de impuestos, Judicialmente, etc., es decir, un estado camuflado. El tiempo me dará la razón o no me la dará si me equivoco. Ójala me equivoque y no se diera este hecho.

Majestades, os mantendré informados si la unidad que conseguisteis con los reinos existentes en vuestra época, continúa o volvemos atrás. Recibid mi más respetoso saludo de este vuestro súbtido descendiente que os admira.

Sending
User Review
0 (0 votes)

Joaquín Ñeco

Alférez de navío.

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores