Reportajes

OtraDanza, la utopía hacia la realidad

Ensayo de "Juana", de OtraDanza en l´Escortxador. Foto: SONIA MARCO
Ensayo de "Juana", de OtraDanza en l´Escortxador. Foto: SONIA MARCO

La compañía OtraDanza actuará el próximo viernes 29 de julio en el teatro romano de Sagunto con su obra “Juana”, basada en la trágica historia de Juana la Loca, hija, esposa y madre de reyes que pudo llegar a ser la mujer más poderosa de su época. La compañía de Asun Noales ultima los ensayos previos en el centro L´Escotxador de Elx del que es residente, donde fuimos para conocer la realidad de un proyecto que nació como una utopía: crear y mantener una compañía de danza desde Elche, Alicante, España.

El sofoco de una mañana de julio cae sobre L´Escortxador, antiguo matadero de Elche reconvertido en centro de cultura contemporánea, en cuyas instalaciones Asun Noales y sus bailarines ultiman “Juana”, su próxima actuación. Mientras se ensayan los dúos, los coros se preparan e incluso se innova para el próximo viernes 29 de julio, cuando la representarán en un escenario único: las milenarias piedras del teatro romano de Sagunto, dentro del festival de verano «Sangunt a escena».

Los espejos de la sala de amplios techos a dos aguas devuelve la imagen reflejada de los bailarines que se mueven al compás de la música, casi tribal, de “Juana”. Líneas negras surcan el suelo señalando las posiciones donde en el escenario habrán antorchas, y de las que no cabe salirse. Me comentan que el impactante cuadro que estoy viendo es una innovación de última hora, donde Asun y seis bailarines, ayudados por largos bastones de madera, reflejan la angustia de Juana, la esposa enamorada y despechada, que no acepta la muerte de su esposo y es recluida en una torre.  Después quedan Juana y Felipe a solas, interpretados por Asun y Sebasian, en un dúo que transmite la primera época de pasión de la pareja, lo que -según rezan las crónicas históricas- llevó a Juana a la locura tras el despecho y la muerte precipitada de su amado.

Ensayo de "Juana" en l´Escortxador de Elx con OtraDanza. Foto: SONIA MARCO

Tras la intensidad del ensayo, Asun se toma un respiro y hablamos del espectáculo, sentadas a una sombra espesa, en medio del silencio desmembrado de las diversas estancias de l´Escortxador. “El teatro romano de Sagunto es un espacio que me encanta; bailas al aire libre con una sensación única, conectas con el espacio…tiene una magia especial”, nos comenta Asun con un entusiasmo y energía que traspasa, al igual que cuando nos cuenta cómo nació el montaje de “Juana”: “fue un encargo de la Compañía Luna Negra de Chicago, que en 2011 me pidió un dúo sobre un personaje histórico de nuestro país.  Tenía claro que debía ser una mujer y entonces me inspiré en Juana por el dramatismo de su historia real, que tiene mucha fuerza, cargada de pasión, dolor y muerte”.

Momento que representa la vida de Juana y Felipe en la corte, de la obra "Juana" de OtraDanza. Foto: SONIA MARCO

La obra representa el nocturno cortejo fúnebre de Felipe el Hermoso desde Burgos hasta Granada, alumbrado por antorchas  y vigilado por su esposa Juana, donde la iluminación junto con la música tienen un peso específico. En el último caso, la danza sucede al compás de la música de Jordi Savall, “un compositor cuya música es muy abierta y es muy interesante combinar con la danza”, señala Asun, así como del directo de percusión “que aporta mucha fuerza”.

Momento de la puesta en escena de "Juana". Foto: GERMÁN ANTÓN

Respecto a la iluminación, Asun participa en su diseño y nos cuenta cómo es de importante en su proceso creativo: “me viene así, lo imagino todo antes. A veces hago una escena y veo primero la iluminación porque me gusta mucho el concepto de espacio y la luz te lo permite, te lo crea”, incluso añade que “no descarto estudiar algún día arquitectura, me encantan los espacios”.

Cortejo fúnebre de Felipe en "Juana". Foto: GERMÁN ANTÓN

En medio del cortejo, el montaje hace una serie de flas-backs donde se recrea la historia de amor y despecho de Juana y Felipe, con un lenguaje muy actual, para el que Asun cuida hasta el último detalle: “soy muy perfeccionista y meticulosa, me gusta que todo esté cuidado, como la música y la iluminación. Quiero que la gente no desconecte en ningún momento del espectáculo, que sea como una visión cinematográfica. Me lo paso muy bien cuidado esos detalles”, añade.

Asun Noales, directora de OtraDanza. Foto: Sonia MarcoOtraDanza, un proyecto hecho realidad

Tras vivir y trabajar en Valencia, Barcelona y Alemania, en 2007 Asun Noales (1972) decide volver a Elche y poner en marcha su propia compañía, OtraDanza. “Era una utopía, pero salió bien”, resume con una sonrisa. Casi diez años han pasado desde entonces, atravesando una época no exenta de dificultades para las artes como una crisis y una recesión mundial, ¿el secreto?: “detrás hay esfuerzo, tesón, constancia. Me he reinventado y me ha salido bien. También he tenido una trayectoria fructífera, lo que me ha motivado”.

Palabras que parecen un manual de autoayuda, pero que en su caso han funcionado dada su sólida trayectoria durante estos años: sus espectáculos se han visto y representado por toda la geografía española y también en ciudades de medio mundo. En la actualidad la compañía cuenta con seis bailarines fijos y trabaja ocho meses al año, “algo inusual en España”, señala. Asun también reconoce el apoyo de su gente: “he tenido suerte, ha habido personas que han apostado por mi proyecto y otras que he ido formando yo desde hace 10 años”.

Sebastian Rowinsky, bailarín que interpreta a Felipe en "Juana". Foto: Sonia MarcoEn el primer caso encontramos a Sebastian Rowinsky, bailarín venezolano que en esta ocasión interpreta a Felipe el Hermoso. Sebastian llegó en 1999 a Europa desde Nueva York y tras vivir y trabajar en Suiza, Alemania y Barcelona, se instaló en Valencia donde divide su tiempo entre la ciudad del Turia y Elche. Dada su trayectoria internacional, le preguntamos por las diferencias que encuentra entre trabajar en otros lugares y aquí, y destaca la buena sintonía que ha encontrado en OtraDanza: “en otros países de Europa la cultura es una parte importante del presupuesto y el público responde de forma fiel, quizás por eso es más fácil montar las obras, pero con Asun es un privilegio trabajar, derrocha energía y crea unos vínculos muy fuertes con su equipo, somos como una familia, siempre hay ganas, motivación, sin malos rollos”.

Respecto a su papel en «Juana», Sebastian nos cuenta que “era un reto, ya que tiene una carga interpretativa impactante: hay que situarse en el contexto histórico y recrear los diferentes estados de Felipe, cuando está enamorado de Juana y cuando la rechaza”. Sebastian define “Juana” como “una película, es una pieza de danza que traspasa lo abstracto del movimiento y se va a otro entorno”.

A pesar de su arraigo en Europa, Sebastian vuelve con frecuencia a Venezuela, donde se implica en proyectos solidarios, imparte cursos a bajo coste y tiene proyectada una colaboración con la Compañía Nacional de Danza para el próximo año, a pesar de la “difícil situación que vive el país ahora”, reconoce.

Ensayo de "Juana", de OtraDanza. Foto: SONIA MARCO

Formación, colaboración, retroalimentación

Uno de los pilares de OtraDanza es la formación, que actúa como retroalimentación de la compañía y plataforma de lanzamiento de nuevos talentos de la danza. Desde su fundación, al margen de los montajes escénicos, la compañía organiza el curso de verano “Danza per a tots”, de gran acogida incluso internacional, donde durante unas semanas Asun comparte conocimientos con alumnos de todo tipo y nivel. De este grupo selecciona a una decena de bailarines que durante el mes de octubre seguirán con ella como partícipes del proyecto “Good”. Tras este tiempo, elige a un máximo de cuatro que se quedan en OtraDanza durante un año en régimen de becarios, donde participan en sus montajes y adquieren experiencia para lanzar su carrera.

Helena Sánchez, bailarina de OtraDanza. Foto: SONIA MARCOHelena Sánchez es fruto del proyecto, si bien su perfil es algo inusual. Con 24 años y recién licenciada en medicina, se plantea si apostar por la danza o hacer el MIR. Bailarina aficionada, formada en academias privadas, el año pasado formó parte del “Danza per a tots”, hizo la residencia de octubre  y después fue elegida por Asun como becaria “Good”, donde participó con dos coreografías propias en el pasado festival “Abril en danza”, mientras acababa sus estudios de medicina.

Ahora es una de las bailarinas de “Juana” y se confiesa nerviosa por su puesta de largo en un montaje de estas características: “estoy nerviosa, esto es serio, no es un festival”, nos comenta. A la inevitable comparación de la danza con sus estudios de medicina, nos sorprende diciendo que “nadie se imagina que el baile es igual o más duro que la medicina, se requiere mucha inteligencia a un bailarín: concentración al 100% para coordinar tu cuerpo, memorizar los movimientos, tener musicalidad y además atender la parte interpretativa”. A ello añade la constancia que requiere la danza: “un bailarín no puede nunca dejar de bailar, el cuerpo es muy desagradecido, se olvida de los movimientos. El baile es una de las artes más duras”.

Por su parte, Ezequiel Gil es otro de los bailarines de “Juana” que también ha estado en el “Danza per a tots”, si bien su trayectoria es muy diferente. Focalizado en el baile y el teatro desde pequeño, ha ido dando los pasos adecuados para dedicarse a esta profesión, comenzando por participar en los cursos de los centros culturales de barrio, después en el Centro 14 de Alicante, y finalmente en el Conservatorio Superior de Danza, donde entró en contacto con Asun Noales. Ahora trabaja de forma estable en Valencia, en la compañía de Sueca “Maduixa teatre”, y confiesa que “he tenido suerte, desde que salí del conservatorio he tenido trabajo. Poco a poco estoy consiguiendo mis objetivos, ahora en OtraDanza con Asun, más tarde donde me depare el futuro”.

Asun Noales ensaya su papel como "Juana". Foto: SONIA MARCO

Próximos horizontes

La mañana pasa rápida y los bailarines de OtraDanza ya están en las duchas. El ensayo se retomará a las 16.00h hasta las 18.00h, pero antes Asun tiene que ir a una reunión a Alicante para ultimar un proyecto para el próximo otoño. De momento, ya tiene algunas cosas cerradas que comenta con su contagioso entusiasmo: “con las artes no te puedes relajar, debes ser creativo, adaptarte a todo tipo de público…de ahí que tengamos diferentes montajes y programas”.

Ahora tiene sus energías proyectadas en “Pélvico”, su próximo espectáculo realizado sólo con mujeres. “Me gustan mucho las bailarinas que tengo ahora, son muy versátiles y me apetece mucho trabajar con ellas. Es el momento creativo de hacerlo juntas”, comenta. El montaje, de 50 minutos, está previsto que se estrene el próximo 8 de marzo –Día Internacional de la Mujer- en la Lonja de Elche, si bien su punto de mira es también promocionarlo en certámenes internacionales. Por otra parte, coincidiendo con el décimo aniversario de OtraDanza, está previsto que la compañía retome el montaje de “Sacra” para celebrarlo el 21 de enero en el Gran Teatro de Elche. Las ideas se suceden y se van materializando, los proyectos se aterrizan y el nombre de OtraDanza cuenta en festivales y programaciones…Pero no hay azar posible. Tesón, pasión por lo que se hace y un alma mater como Asun Noales hacen el resto.

«Juana» se representará el próximo 29 de junio en Sagunto, dentro del festival «Sagunt a escena». Más información en teatres.gva.es/festivales/festival-d-estiu 

Sending
User Review
0 (0 votes)

Sonia Marco

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores