Reportajes

Nóvgorod, una cruz de ida y vuelta

La Cruz de Nóvgorod. Fotografía: José Ignacio Torres Marco (Fuente: https://www.mve2gm.es/).

El 16 de noviembre de 2004, tras 61 años de estancia en España, la Cruz de Nóvgorod era entregada de nuevo a Rusia en el transcurso de una solemne ceremonia celebrada en la catedral de Cristo Salvador en Moscú por el entonces ministro de Defensa español José Bono.

Durante el transcurso de la II Guerra Mundial, en el frente del río Volchov y el lago Ilmen se encontraba un destacamento del cuerpo de Ingenieros de la División Azul española, la 250 de la Wehrmacht, que montó su puesto de mando a los pies de la catedral de Santa Sofía de Nóvgorod. La iglesia fue construida en el siglo XI, edificio de forma cúbica siguiendo el estilo ruso de la época, y rematado con cinco cúpulas doradas, estando considerada como la más antigua del país.

El puesto de mando, en concreto, estaba ubicado dentro de la fortaleza del Kremlin local, junto a la catedral, por lo que los soviéticos sometían al lugar a continuos bombardeos de artillería.

El 9 de julio del 42, festividad del Corpus Christi, se inició un nuevo ataque artillero y, a partir del tercer disparo, los proyectiles alcanzaron a la catedral destruyendo y hundiendo dos de sus cúpulas, cayendo las respectivas cruces que las coronaban.

Una de las cruces fue recogida y reparada por integrantes del Batallón de Zapadores de los divisionarios españoles y custodiada por ellos a lo largo del año 1942.

Cruz de la Catedral de Santa Sofía de Nóvgorod, cuando estaba en la capilla de la Academia de Ingenieros de Hoyo de Manzanares, Madrid (Fuente: Ministerio de Defensa).

En 1943 con motivo de la repatriación de un contingente de soldados españoles, el comandante de Ingenieros Alfredo Bellot ordenó al brigada Bernardo Álvarez, uno de los que regresaban, que se hiciera cargo de la Cruz reparada y una vez en España la entregara en la Academia del Cuerpo que, en aquella época tenía su sede en Burgos.

La Cruz, debido a su tamaño –2,5 metros de alto por otros tantos de ancho– tuvo que ser despiezada el 20 de febrero del citado año, y el 6 de marzo, el brigada Álvarez Iglesias culminó la misión encomendada, entregándosela al director de la Academia, coronel Troncoso, en ese momento sita en el convento burgalés de los Jesuitas de la Merced y, con posterioridad, trasladada a la sede definitiva del acuartelamiento en Hoyo de Manzanares.

En 1998 un grupo de veteranos de la División Azul regresó a Nóvgorod con motivo de la inauguración del cementerio que recogía los restos de los militares españoles muertos en la entonces Unión Soviética y allí plantearon a las autoridades rusas la posibilidad de devolución de la Cruz toda vez que no la consideraban como un botín de guerra, sino un símbolo religioso.

Catedral de Santa Sofía en Nóvgorod (Fuente: Wikimedia).

La propuesta recibió el apoyo de la Casa Real española, en 2003, cuando Juan Carlos I visitó la Academia informándole del proyecto de devolución y se planeó que la misma se efectuase en el transcurso de la visita que iba a realizar a Rusia el entonces príncipe Felipe, pero el tamaño de la reliquia lo impidió.

La Cruz, cuyas dimensiones ya se han explicado, es de latón dorado y rematada con una paloma del Espíritu Santo de hierro forjado, remate que se perdió.

Por último, el 16 de noviembre de 2004, pudo cumplirse el deseo de los veteranos de la D.A., con motivo de la visita oficial que realizó el ministro de Defensa del Gobierno de España a Rusia.

La ceremonia tuvo como escenario la catedral de Cristo Salvador de la capital moscovita, allí, ante la presencia de autoridades del país y del director de la Academia de Ingenieros española, Juan Mariano Estaún, José Bono hizo entrega de la Cruz Al  “papa” de la Iglesia Ortodoxa rusa Alejo II. Antes de iniciar su camino de regreso se realizó una ceremonia de despedida en el acuartelamiento de Hoyo de Manzanares.

Toda vez que las cúpulas de la reconstruida catedral de Nóvgorod están coronadas por cruces, la primitiva ha quedado instalada en lugar preferente en la de Moscú.

Como remate de esta historia, el 12 de julio de 2005 el ministro de Defensa ruso, Sergei Ivanov, devolvió la visita a su colega español e hizo la entrega de una réplica de la Cruz de Nóvgorod al director de la Academia de Ingenieros española ocupando desde entonces el lugar preferente que, durante tantos años, llenó la original.

Fuentes: José Ignacio Torres Marco (https://www.mve2gm.es/paises/bando-del-eje/la-cruz-sagrada-de-novogorod/ ), El Mundo, El País, http://altorres.synology.me/, https://dialnet.unirioja.es/

Sending
User Review
4 (2 votes)

Mariano Soriano

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores