Opinión

Los Reyes Magos y la Ilusión

Imagen: OpenClipArts-Vector. (Fuente: Pixabay).

Tengo dos pequeños sobrinos, Sofía y Lolo. Dos chiquillos magníficos de 11 y 10 años. Activos, curiosos, inquietos, a veces los…, niños.

Mi sobrino Lolo, el menor, muy puesto en tecnologías modernas (me da unos cuantos cientos de vueltas) le envió una carta a Santa Claus con sus deseos y una consulta delicada. Es ésta.

Manuscrito de Lolo enviado a Papá Noel.

 Increíblemente el mismo Santa Claus se tomó el trabajo de responderle… ¡¡¡Y en español!!!

 En estos tiempos de confusión, de tradiciones importadas (que no es necesariamente malo), de ilusiones perdidas, pienso que esa respuesta explica mejor que cualquier comentario la convivencia entre Reyes, Santa Claus , Papá Noel y cuantos magos colman las ilusiones de chicos y grandes. Y mi hermano me la ha pasado.

Gracias hermano mío por compartir conmigo este documento excepcional. Aquí lo tenéis.

Santa Claus Office.Joulumaantie 1,

96930 Rovaniemi. Finland.

Tel: +358 (0)207 99999.

To: Manuel María Martínez Hernández.

C/ Alcalde Francisco Sánchez, 32.

30740 San Pedro del Pinatar. Spanja

Querido Manuel María:

Permíteme que me dirija a ti en español. Y ya sé que te gusta que te llamen “Lolo”.

He recibido tu carta este año, como todos, con tus deseos (y los de tu hermana Sofía). Desde que vinieron vuestras amigas a mi casa en Laponia no dejo de observaros. Vuestros padres me pidieron que, como sois españoles, que fueran mis compañeros los tres Reyes Magos de Oriente quienes se ocuparan de vuestros presentes.  En España es la tradición, en cada país hay una y se ha de respetar.

Siendo así, y como te diriges a mí, yo sólo puedo dejar unos obsequios para que sepáis que os tengo presentes.

Me haces una pregunta y te he de contestar como me pides. Sí existo, claro que existo, igual que los tres Reyes Magos de Oriente son reales. Aunque te he de confesar que los padres son fundamentales. Muchas veces los niños nos piden regalos que no son adecuados para su edad, o que realmente no los van a disfrutar. Los padres nos guían a la hora de seleccionar de entre la cantidad de cosas que pedís, aquellos que os van a ser más útiles, os van a servir durante más tiempo o vais a disfrutar más. Al final los regalos han de ser algo que tiene que servir para muchas cosas, no sólo jugar, también han de ser parte de vuestra formación y educación. Por eso muchos padres promueven obsequios como libros, juegos de mesa, puzles, juegos de ciencia… que además de divertir os servirán en un futuro para que seáis adultos con conocimientos, respeto y criterio para saber decidir qué es correcto y qué no. Cuando seas mayor lo entenderás mejor.

Además, está el tema “presupuestario”. A pesar de nuestros esfuerzos, todo tiene un límite. Hemos de repartir el presupuesto que tenemos entre millones y millones de niños de todo el mundo. Nosotros en Rovaniemi tenemos una fábrica enorme, pero hay muchas cosas que no las podemos fabricar nosotros. Nos es imposible fabricar equipos electrónicos (consolas, tablets, ordenadores, etc.), videojuegos, bicicletas, material deportivo… Todo eso tenemos que comprarlo en tiendas y pagarlo (de eso se encarga el departamento de contabilidad). Así que hemos de ser muy cuidadosos a la hora repartir el dinero de que disponemos. Y sí, nuestros compañeros de Oriente tienen los mismos problemas y tenemos el acuerdo de hacerlo igual.

Hay un tema que nos preocupa, y es que cada vez más ocurre que los niños pierden la ilusión. Nosotros, y también hablo por mis compañeros asiáticos, trabajamos todo el año hasta la extenuación para tenerlo todo preparado para tan importantes fechas. Muchos niños piensan que son los padres quienes hacen el trabajo y compran sus presentes. Y sí, es verdad. En muchos casos son los padres. Pasa con aquellos padres que perdieron la ilusión y la alegría. Somos mágicos, pero otra vez te digo lo mismo que con el dinero, no podemos hacer “locuras”. Si hay padres que perdieron la ilusión, tienen hijos que también la han perdido. Para esas familias que no creen en nosotros, poco podemos hacer si no tienen lo fundamental.

Vosotros sois muy afortunados, te lo aseguro. Vives en una familia en la cual la ilusión y el amor es lo primero. ¿Cómo lo puedes saber? Pues es fácil, mira cómo se quieren tus padres, cómo os quieren a vosotros. Lo mismo pasa con tus tíos, abuelos y primos, os adoran. Todo lo vemos desde aquí y desde Asia, y para nosotros es un orgullo poder llevaros regalos.

No te quiero robar más tiempo, ya sé que no te gusta leer… (y eso ya te darás cuenta, es un error enorme que has de arreglar). Me despido de ti hasta la noche del 24, en la que tendrás noticias mías.

QUE LOS REYES SE PORTEN BIEN PARA TODOS.

Sending
User Review
4 (1 vote)

Juan José Martínez Valero

Nacido y criado en Melilla y afincado en San Pedro del Pinatar (Murcia) desde los 15 años. Dejé los estudios para desarrollar la empresa familiar de la que todavía vivimos. Muy aficionado desde siempre a temas científicos y de actualidad.

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores