Al paso

Las tragaderas de Sánchez con ERC y los bilduetarras

Pedro Sánchez, el día de la investidura (Fuente: Techpress.es).

Es imposible sentir más vergüenza como español de a pie, sin falsos patriotismos, al tener que admitir, democráticamente, un presidente indigno que se muestra “muy contento” porque ha sido elegido con los votos-abstención de ERC y de EH-Bildu, cuyas diputadas le dirigieron unas palabras que no hay más remedio que transcribir para tener una idea exacta de la cobardía de un candidato al que miraban de forma desafiante y con inmenso desprecio. Montserrat Bassa, de ERC, acusó al PSOE sanchista de “verdugo” y “cómplice de la represión” en Cataluña: “Señor Sánchez, no sólo los jueces, también ustedes son verdugos”.

Y Sánchez, tan fresco, lo mismo que Meritxel Batet, la presidenta del Parlamento, ridícula y vergonzosamente refugiándose en una supuesta libertad de expresión y saltándose el Reglamento de la Cámara Baja, como ya había hecho el día anterior cuando la bilduetarra Mertxe Aizpurua atacó a la Constitución, a la Corona, a la Judicatura y a la democracia española impunemente. ¿La reacción de Sánchez? Lo único que dijo ante los micrófonos de la prensa que le asediaba fue: “Muy contento”.

¿No les parece miserable esa única declaración de un hombre que lleva varios meses repitiendo que no quería nada con comunistas podemitas e independentistas y que por encima de todo estaban sus convicciones democráticas y “el poder dormir por la noche”? Todo se ha ido al carajo. Prefiere ser presidente, renunciar a sus convicciones y aguantarse sin dormir por la noche, que así tendrá más tiempo para trabajar ¡por el bien de España y de los españoles!

Ya le han recordado al recién investido una carta dirigida al presidente del PSE (el PSOE de Euskadi) por la madre de Joseba Pagazaurtundua (socialista asesinado por ETA en 2003) en la que, entre otras cosas, le decía que “la defensa de la vida y de la libertad es más importante que el poder o que el interés del Partido Socialista”. Pedro ‘el Insomne’ empieza su presidencia no en funciones (casi su reinado, con permiso de Felipe VI) tras una investidura de lo más cutre y con unas perspectivas que no se las desearía al peor de mis (sus) enemigos.

Lo del acuerdo con ERC y la mesa bilateral Gobierno-Generalitat traerá mucha cola. Y habrá que ver lo que pasa con los Presupuestos del Estado. María Jesús Montero Cuadrado, ministra de Hacienda, muy sonriente, casi tan contenta como su admirado y querido presidente, preguntada sobre el reto de los Presupuestos para 2020, se mostraba ilusionada porque van a ir “dirigidos a las personas”. ¿A quién si no? ¡Ah! Observen que no dice “a la gente”, de lo que siempre alardean los dirigentes de Unidas Podemos para su populismo intransigente y excluyente. Montero pasa de la ‘gente’ a las ‘personas’, porque le parece más socialdemócrata. Lo de ‘la gente’ se queda para otra Montero, la podemita Irene Montero, la pareja de Pablo Iglesias (vicepresidente social) y ministra de Igualdad. Los dos grandes líderes de Podemos, en el Consejo de Ministros. No les ha salido nada mal el movimiento 15-M. No quería Sánchez a Iglesias en su Gabinete y ahora tendrá también a Irene. Dos por uno.

Sánchez dice adiós al sueño, pero ha cumplido su sueño. ¿Digno o indigno? Qué más da. Pero presidente.

Sending
User Review
0 (0 votes)

Ramón Gómez Carrión

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores