Balones a la olla

La crisis ya tiene víctimas

Fuente: Hércules de Alicante Club de Fútbol.

En la misma tarde y noche de ayer domingo se desataron los acontecimientos, o mejor incluso se desbocaron. Estaba claro que nada podía continuar igual, después de la enésima derrota, frente al Español B, y ahora a los que les tocaba mover ficha era a los de arriba, a los que dirigen el club, pero no en la parcela deportiva, sino en la gerente.

La novena derrota en lo que va de liga, las mismas que se sumaron en todo el curso pasado, ha sido la gota que ha desbordado el vaso.

Tal es así que el propio yerno de Enrique Ortiz, Javier Portillo da ese paso que hace unas semanas no quería dar, abandonará la parcela deportiva y ese poder recaerá en el otro máximo accionista, Juan Carlos Ramírez, quien asumirá el poder también en hacer y deshacer, en la parcela deportiva. De hecho en calidad de asesor, o director deportivo, o bien hombre de confianza para esa parcela, llámese como se quiera, ha elegido a Paquito Escudero, antiguo jugador del Hércules, y quien no desconoce ese puesto, pues lo ocupó incluso en Primera División, cuando el equipo era entrenado por Esteban Vigo. El de la Florida, volverá a tener poder en las oficinas de Romeu Zarandieta.

Por supuesto quien también hace las maletas es el técnico Jesús Muñoz. El sustituto de Planagumá llegó y fue como una bocanada de aire fresco justo al principio, pero con el paso de las jornadas, la situación ha terminado desbordándole, como al resto de la plantilla. Su sustituto con toda probabilidad, otro viejo conocido, Vicente Mir, hombre del agrado de Ramírez, y quien también entrenó al Hércules hace apenas tres temporadas como recambio a mitad de liga, y estuvo a punto de lograr el ascenso a Segunda frente al Cádiz. Conoce la categoría y parece ser el elegido.

Naturalmente todo este cambio de parcelas de poder, hombres y nombres, se quedaría solamente en intrigas palaciegas, si no se llega a más, y ese plus será que durante el mercado de invierno, es decir, prácticamente ya y hasta el recorrido del mes de enero, habrá que sacar de nuevo la chequera, con todo lo que ello conlleva. Lo normal es que se avecinen seis o siete bajas y lleguen seis o siete caras nuevas, para intentar salvar y sacar adelante esta situación, y para eso primero debe haber solvencia y después tener suerte y acierto.

Crucen los dedos.

Sending
User Review
0 (0 votes)

Ferrándiz

Se puede ser de equipos muy grandes, muy famosos, ganadores de muchos títulos, pero nosotros somos del Hércules. Modestia y orgullo pueden ir de la mano. En nuestro corazón habita ese pálpito blanquiazul. Sentimos al Hércules, como sentimos la Explanada, el Postiguet o la Cara del Moro. Macho Hércules.

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores

Top Colaboradores