La inauguración del Monumental

La historia de las ciudades se cuenta muchas veces a través de sus edifcios emblemáticos, y en la de Alicante no podía faltar el mítico cine Monumental. Benjamín Llorens nos cuenta los avatares de su construcción e inauguración a finales de 1924.

 

Uno de los edificios que muchos alicantinos aún tenemos en nuestra memoria es el que albergó durante décadas el cine Monumental en la avenida Alfonso el Sabio, junto al Mercado Central. Las innumerables tardes de cine que allí pasamos y, desde luego, su magnífico porte y preciosa fachada lo convirtieron en un edificio emblemático. Este año de 2018 se cumplen 94 desde que la prensa local se hacía eco de su inauguración. El Diario de Alicante lo recogía así:

"Monumental Salón Moderno, así se titula el nuevo edificio que para proyecciones cinematográficas, representaciones teatrales y conciertos se ha levantado en la avenida Alfonso el Sabio".

Diario de Alicante

La empresa Selva, cuyo responsable era Manuel Navarro, se encomendó al arquitecto Juan Vidal Ramos para la realización del proyecto.

La idea era dotar a Alicante de un coliseo grandioso, por su capacidad y su ornamentación "como hay pocos, muy pocos, en España". Corría diciembre de 1924.

Hasta entonces, en el mismo lugar, se levantaba el Salón Moderno, "frío, destartalado y sucio", al decir del Diario. La empresa Selva creyó conveniente adecentar el local, pensando en lavarle la cara a aquella especie de "almacén", como algunos llamaban al Moderno. Se pusieron en contacto con el arquitecto Juan Vidal Ramos, cuya contribución al embellecimiento de Alicante fue importantísima.

El arquitecto Vidal Ramos visto por Lis en Diario de Alicante (diciembre 1924)

 

Refiriéndose al nuevo salón y a su constructor El Luchador señalaba:

"La obra es un alarde del arquitecto don Juan Vidal, que parece el encargado -por suerte del destino- de hermosear Alicante. Su estilo arquitectónico, bello, confortable, moderno, va transformando la capital, dándole una pátina de gran urbe".

Obra suya son, entre otros, los edificios Carbonell y Lamaignère en la Explanada, el palacio de la Diputación o el Hospital Provincial (actual Marq).

El caso es que lo que iba a ser un lavado de cara se fue convirtiendo en una locura de mayor envergadura, el asunto se fue calentando y entre la generosidad económica de la empresa y el talante innovador del arquitecto Vidal (con calle en el Plá del Bon Repós) se parió uno de los edificios más bellos que ha tenido la avenida Alfonso el Sabio y, por ende, la terreta.

El Monumental Salón Moderno en imagen de Antonio Passaporte, 1927 (Archivo Loty, Biblioteca Nacional de España)

"Está construido en hierro y piedra y techado de uralita", señalaba la prensa local. La sala era capaz para casi 3 mil personas. El patio de butacas ocupaba la planta baja, con 1.100 asientos, además de una espaciosa cafetería, guardarropía y sección sanitaria "con los últimos adelantos". El primer piso acogía 30 palcos y una grada de preferencia con 600 butacas. El último piso constaba de delantera de paraíso y grada general, para albergar otras mil personas. Con los años acabamos conociendo esta zona como "el gallinero".

Las 3 plantas contaban con instalación sanitaria (botiquín y primeros auxilios) y sala para fumar, pues no estaba permitido en el interior.

La decoración era descrita por los periódicos de la terreta como "sencilla y elegante". La seguridad era alabada por el gran número de escaleras y puertas que hacían presumible una pronta evacuación en caso necesario.

Interior del cine Monumental (Eugenio Bañón. AMA)

Curiosamente para la inauguración no se pensó en ninguna película sino en un concierto. Uno de los cinematógrafos más populares de Alicante se bautizó con música.

El viernes 19 de diciembre de 1924 el Monumental Salón Moderno levantó el telón para toda la sociedad alicantina con la actuación de la sevillana Orquesta Bética de Cámara, dirigida por un entonces joven y ya prestigioso Ernesto Halffter (tenía 19 años), a quien el propio Manuel de Falla encomendó la batuta de la orquesta. El músico alicantino Oscar Esplá aportó al concierto una obra inédita que allí mismo se estrenó, "Don Quijote velando las armas". En el programa figuraron además obras de Haydn, Scarlatti o Wagner. Y como la Bética actuó dos días, en la segunda jornada se repitió el estreno de Oscar Esplá y se añadieron Mozart, Debussy, Ravel y Falla.

Las proyecciones cinematográficas comenzaron, metidos ya en las fiestas navideñas, el domingo 21 de diciembre. Las primeras películas, amenizadas por orquestina (el cine aún era mudo), fueron "La dama de Monsereau", basada en la novela de Alejandro Dumas y "El gato montés", "versión norteamericana estupendamente filmada", al decir de Diario de Alicante. Aunque otras fuentes (como el blog "el acorazado cinéfilo") señalan que se trataba en realidad de la comedia alemana "Die Bergkatze" (en español, "el gato montés"), dirigida en 1921 nada menos que por Ernst Lubitsch, antes de dar el salto a Hollywood y con la legendaria Pola Negri como estrella.

El gato montés (Die bergkatze) de Lubitsch (notrecinema.com)

Los fines de semana el nuevo cinematógrafo se llenaba a rebosar y entre semana presentaba una más que respetable ocupación, también con llenos en muchas de las sesiones, especialmente de media tarde y nocturnas. El cine era el entretenimiento de moda, aunque aún alternaba con representaciones musicales y de vodevil.

Durante un tiempo la prensa se refirió al nuevo coliseo como "el Moderno" (herencia de la sala anterior) pero finalmente todo Alicante acabó llamándole "el Monumental", un lugar que dejó huella en la memoria de varias generaciones de alicantinos, hasta que en la segunda mitad de los 70 su historia se la llevó el viento, fue derribado y sustituido por el actual edificio, que albergó otro cine del mismo nombre con entrada por la calle del Capitán Segarra.

 

Fuentes e Imágenes:

*Biblioteca virtual de la prensa histórica

*Diario de Alicante

*El Luchador

*Archivo Municipal de Alicante (AMA)

*Archivo Loty. Biblioteca Nacional de España

*Blog "el acorazado cinéfilo" (Francisco Huertas Hernandez)

*notrecinema.com

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn