La publicidad y los medios

 

Por TONI GIL

Las empresas –y las instituciones- que manejan presupuestos de publicidad a menudo se han visto presionadas, elegantemente casi siempre, por las direcciones comerciales de algunos medios, y en alguna ocasión incluso por algún alto representante de la redacción. Lo sé bien, porque yo lo viví en los años ochenta y noventa, y no creo que haya cambiado en este siglo en el que la supervivencia de las empresas periodísticas –prensa, radio, televisión, internet…- supone cada día un desafío mayor.

La vuelta al ágora

 

 

Por MARISA PICÓ

El espacio comunica. Estos últimos meses de caldeado ambiente preelectoral hemos visto un “nuevo” formato en las presentaciones públicas de nuestros políticos: el orador al aire libre, sobre una pequeña tarima y rodeado de personas en torno a él.

Posicionarse… ¿o no?

Toni Gil

 

Por TONI GIL

Un alto directivo de una Caja de Ahorros solía decir, el siglo pasado, que el mejor periódico para ir al cuarto de aseo era el ABC. Y apostillaba, no sin cierta ironía, que era por su reducido tamaño, no porque su lectura tuviera efectos laxantes.

Cuneros

Toni Gil

Por TONI GIL

Prácticamente ya estamos en campañas electorales (no es un error, es en plural) y el PSOE nos ha sorprendido con dos decisiones; por un lado, con el candidato a alcalde de la capital de la provincia, y, por otro, con el cabeza de lista al Congreso.
Lo de Alicante tiene su miga: se sacaron el candidato de una chistera y le deseo la mayor fortuna, aunque si como parece confirmarse sus compañeros de papeleta también van a seguir saliendo de la misma sombrerería -la del infumable Franco- va a contar con limitada credibilidad sobre su independencia, incluso entre los propios militantes, no digamos ya entre el electorado.

La máquina de don Amancio

 

Por TONI GIL

Llevo dos semanas visitando en el Hospital de San Juan a mi compadre, que es más que eso, mi hermano no sanguíneo. Ha estado compartiendo habitación con distintos enfermos, alguno bastante incómodo como para repartirse espacio tan escueto. Parece que en ese pasillo ya han realizado el último paseíllo algunos enfermos a quienes ha ido a buscar la parca, que cantaría Serrat, lo cual aumenta el desasosiego. Vamos, como para, al darte de alta, pedir número para la consulta del psicólogo.

Mi bandera


Toni Gil

 

Por TONI GIL

La primera vez que viajé a Suecia me llamó la atención el gran numero de banderas suecas instaladas en mástiles erigidos en casas diseminadas y fincas agrícolas. Un colega de una caja de ahorros sueca, con cierta ironía, me comentó que era –simplemente- para recordar en cuál de los dos países estaban, dado que la frontera con Noruega es tan imperceptible –por cualquier carreterita comarcal se pasa de de uno al otro- que era fácil confundirse.

El poder de querer

 

Miriam GonzálezPor MIRIAM GONZÁLEZ

Los chicos del Hércules Paralímpico, proclamados tres veces campeones de la Liga Nacional de deportistas con Parálisis Cerebral y Daño Cerebral Adquirido, han encontrado en el equipo un lugar donde olvidar sus problemas y centrarse en lo más importante: disfrutar de lo que más les gusta y ser felices.

Otra vez la izquierda, otra vez por Venezuela

Luis de San Martn

 

Por LUIS DE SAN MARTÍN

Con la juramentación de Juan Guaidó el pasado 23 de enero como presidente encargado de una transición urgente a la democracia en una país destruido y humillado como Venezuela, las máscaras compasivas que la izquierda española ha forjado para sí misma, saltan por los aires, revelando su fetiche onanista con dictaduras brutales con las que comparte discurso, filias y fobias. Regímenes perversos que utilizan el apoyo de muchos célebres “progresistas” para someter a sus ciudadanos a penurias y vejaciones inimaginables en pleno siglo XXI, agitando las banderas de esa izquierda como patente de corso, como coartada liberticida y criminal contra su propia gente. Felipe González (PSOE), Luis Almagro (OEA) y otros pocos son la honrosa excepción de este fervor colectivista y autoritario de esa tribu ideológica.

El debate de la Constitución

Joaquín Ñeco

 

 

Por JOAQUÍN ÑECO

En estos tiempos tan confusos que vive nuestra nación con los nuevos partidos que han aparecido en el mapa político que quieren imponer sus ideologías a toda costa para pescar en este río tan revuelto y obtener nuevos “peces” que incorporar a sus objetivos, el cambio de algunos artículos e incluso la sustitución de la Constitución de 1978, es una de sus prioridades.

El Altet-Santa Pola, una carretera del siglo pasado

Toni Gil

Por TONI GIL

Leo que el ministerio de la cosa ya se ha puesto manos a la obra para ampliar la carretera que linda con el aeropuerto, desde la que se accede a tan importante estación y que, además, cumple una suerte de circunvalación desde la antigua carretera de Cartagena si se desea sortear la ciudad de Alicante por el interior. Parece que son unos cinco kilómetros que van a costar a los contribuyentes, euro arriba, euro abajo, casi unos 20 millones, o sea casi 4 por kilómetro, o sea cerca de 4.000 euros por metro lineal de carretera.

No soy mujer

Toni GIl

 

Por TONI GIL

Casi a diario salgo a andar. Más a menudo por la ciudad, pero también por el campo en derredor del terrenito que poseemos en Agost. Como es a primera hora de la mañana, en el cemento capitalino me cruzo habitualmente con gente que marcha a sus quehaceres laborales, andando o en patinete –alguno he tenido que esquivar-, con gente –generalmente joven- que saca a pasear a su mascota perruna, de las cuales constato sus huellas malolientes y resecas de vez en cuando por las aceras y los orines en torno a las farolas.