"El Brexit está sirviendo a la UE para saber qué hacer en el futuro"

LUIS MARCO AGUIRIANO. Secretario de Estado para la Unión Europea.

Por SONIA MARCO

En el marco de diferentes encuentros con ciudadanos que la UE está realizando en distintos países para recabar impresiones, Alicante fue el siguiente destino de Luis Marco Aguriano, secretario de estado para la UE. En un desayuno informativo organizado por Casa Mediterráneo y celebrado en el hotel AC Marriot, Aguiriano recabó información que se someterá a estudio el próximo mes de diciembre para extraer conclusiones que ayuden a definir las próximas políticas europeas.

Luis Marco Aguiriano. Secretario de Estado para la UE, en el hotel AC. Foto: S. MARCONacido en Bruselas, Luis Marco Aguiriano ha desarrollado su carrera en el ámbito de las relaciones internacionales, enfocada en la Unión Europea. Con más de tres décadas de experiencia trabajando en el Parlamento Europeo, ha sido consejero, eurodiputado y director general para políticas exteriores de la UE. Desde el 23 de junio está al frente de la Secretaría de Estado para la UE, cargo de confianza del ministro Borrell con el que ya trabajó en la década pasada en su época como presidente del Parlamento Europeo.

En Alicante habló del presente de la Unión, con las negociaciones del Brexit como prioridad en su agenda, las migraciones y la seguridad común, tras el anuncio de Trump de retirar su apoyo. También comentó algunos aspectos determinantes en su futuro, con los populismos y nacionalismos como principal amenaza que están prendiendo en países miembros de la UE, si bien se mostró optimista a razón de los datos ofrecidos por el último eurobarómetro que señala un apoyo del 75% de los europeos al proyecto comunitario, el más alto en los últimos 35 años.

No obstante, señaló que “las migraciones afectan elementos como la lengua, la religión y la integración que los nacionalismos canalizan en su beneficio, y pone en tela de juicio valores fundamentales de la UE como la libre circulación y la solidaridad. Por ello, se está estudiando medidas como penalizar sin fondos estructurales a los estados miembros que no cumplan con los valores de la UE”.

Momento de la jornada de consulta ciudadana celebrada en Alicante con el Secretario de Estado para la UE. Foto: MARIA GILABERTAl finalizar el encuentro, estuvo con hojadellunes.com para atender algunas cuestiones.

—La inmigración ilegal y su gestión es otra de las cuestiones que más está enfrentando a los socios. Los planes y presupuestos de la UE se han adelantado 7 años y el pasado mes de junio se plantearon una serie de medidas, como establecer centros migratorios fuera de la UE. España es un país destino y de paso de las rutas migratorias provenientes del África Subsahariana y a Alicante están llegando este año pateras. ¿Qué medidas contempla la UE para nuestro país?

La UE apuesta por reforzar el Plan África con el fin de potenciar inversiones que ayuden al desarrollo social de los países emisores de los flujos migratorios; el objetivo es alcanzar los 20 millones de puestos de trabajo en la zona en la próxima década.

Respecto a España, con la llegada de la mayor afluencia de migrantes ante el giro de la política italiana, se van a incrementar las ayudas a Marruecos en 140 millones de euros para que pueda seguir gestionando estos flujos, que lleva haciendo con eficacia desde el año 2005.

Por otro lado, la idea de crear plataformas de asilo fuera de la UE no es ahora mismo la solución, pues los países destinatarios no están por la labor. Tan sólo Egipto ha mostrado interés y Turquía, que ya lo está haciendo con los refugiados sirios.

El problema es también la ausencia de acuerdos de retorno e incentivos, como que por cada inmigrante ilegal que se repatria, se acoja a uno legal al que se le forme para que cuando vuelva a su país pueda invertir sus nuevas competencias en el desarrollo económico y social de su comunidad.  


—Teniendo en cuenta que nuestra provincia es uno de los mayores destinos turísticos de Gran Bretaña, ¿cómo afectará el Brexit a los residentes británicos en España y a la libre circulación de personas?

El Reino Unido no participa del sistema Schengen, con lo que el cambio será mínimo en la salida de ciudadanos británicos; en cuanto a la entrada al país, se facilitará por motivos de interés común.  Respecto a la ciudadanía, es la primera prioridad de las negociaciones del Brexit y está garantizada la continuidad de los derechos y obligaciones de los británicos aquí y en el Reino Unido de los españoles, hasta tal punto que se está barajando que puedan seguir votando en las municipales. Para ello, se está trabajando en actualizar los censos y hacer constar a los británicos residentes.

—¿Cuál es el principal daño colateral del Brexit en el sector turismo?
En mi opinión, la consecuencia potencialmente negativa sería la bajada de la libra que repercutiría en un menor poder adquisitivo de los británicos. Tras hablar con empresas del sector,  creo que una medida puede ser la elaboración de una contraoferta con paquetes turísticos diferentes e inventivos que amplíen la oferta para compensar esta pérdida económica y seguir atrayendo así al turista británico.

—¿Puede haber un efecto contagio del Brexit en otros países?
Sinceramente creo que no, porque en las negociaciones los propios británicos se están danto cuenta que las ventajas teóricas de una salida se vislumbran lejanas, no garantizadas, con inconvenientes y problemas día a día. Si fueran tan evidentes esas ventajas, ya hubieran llegado a un acuerdo con la UE.

Una ruptura indolora entre un estado miembro y la UE es imposible. Hoy día, la soberanía estatal no se concibe como hace 300 años, sino que se comparte en un ejercicio de beneficio común. El Brexit está sirviendo a la UE como un ejercicio de introspección para saber qué hacer en el futuro.

—En la actualidad, hay sondeos que dicen que si se votara de nuevo no triunfaría el Brexit…
En realidad, el sector económico y empresarial británico no querían salir de la UE y los dos grandes partidos políticos no hicieron campaña porque no creían que fuera a ganar el Brexit. Por el contrario, sí hubo una campaña hiperfinanciada por los tabloides británicos y Rupert Murdoch con fake news y falsas cifras muy eficaz que obtuvo su recompensa con el sí.  Ahora mismo, los sondeos dicen que si tuvieran que volver a votar, sería al contrario, pero también hay un sentimiento británico de que están mejor solos con la creencia de algunos de que pueden ser el Singapur de Europa.

Es una apreciación más focalizada en los medios rurales, pues la sociología del voto dice que las ciudades son partidarias de quedarse en la UE.

—Precisamente, hablando de las fake news y la posverdad, ¿cómo afronta la UE este fenómeno?
Se está enfrentando con mucha seriedad y rigor y para ello se ha creado en la Comisión Europea, con el apoyo del Parlamento, una estructura de contestación sistemática a las fake news y de defensa a los ciberataques, como el caso de la influencia rusa en los procesos electorales. Esto necesita financiación y se votó a favor de un incremento de presupuestos y personal, a pesar de la reticencia de los estados miembros a ello.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn