Friday, September 20, 2019
La web de los periodistas


“Vivimos una época de ensimismamiento, sin atender la política exterior”

By admin , in Entrevistas , at 12/04/2019

LUIS AYLLÓN. Periodista corresponsal diplomático.

Por SONIA MARCO

La política exterior española ha pasado por diferentes etapas y focos de atención desde que la democracia se implantara en nuestro país hace más de 40 años. El ingreso en la UE y la OTAN, su relación con el mundo árabe, EEUU e Israel, y su influencia en Latinoamérica, fueron algunos de los aspectos que Luis Ayllón, periodista experto en política exterior y corresponsal diplomático de ABC desde 1989, desgranó en el encuentro “Periodistas y el Mediterráneo” que organiza Casa Mediterráneo en colaboración con la Asociación de la Prensa de Alicante.

Luis Ayllón en Casa Mediterráneo. Foto: S. MARCODesde que asumiera la corresponsalía diplomática de ABC en 1989, Luis Ayllón ha realizado más de un centenar de viajes de estado acompañando a la Casa Real, la presidencia del Estado y el ministerio de asuntos exteriores con el fin de informar de los acuerdos y alianzas establecidas con otros países, así como del papel de España en las instituciones internacionales a las que pertenece, como la ONU, UE y OTAN.

Cinco presidentes españoles –Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero, Mariano Rajoy y Pedro Sánchez- y dos Reyes –Juan Carlos I y Felipe VI, con sus respectivas políticas exteriores, han sido el objeto de trabajo de Ayllón a lo largo de los últimos 30 años, siempre desde su posición de observador de la Historia y sus entresijos. De este modo, ha sido testigo de la visión que se tiene de nuestro país en el exterior según ha evolucionado a medida que los acontecimientos marcaban la agenda internacional y sus agentes tomaban parte de ella, y señala que “de la desconfianza con que nos miraban en los años 70, pasamos a la admiración con nuestra Transición. Entonces empezamos a recuperar peso en la esfera internacional, con la entrada de España en la OTAN y la UE, y la labor de González en América Latina, que fue muy apreciada. Con Felipe González y Aznar es cuando España ha tenido las políticas exteriores más definidas, distintas, pero con objetivos concretos y con peso en la esfera internacional. Luego se bajó el tono con Zapatero y Rajoy”.

Respecto a la situación actual, Ayllón señaló que “ahora estamos en un momento de ensimismamiento en las políticas interiores, dejando a un lado los asuntos de la política exterior”.

 Cataluña y Gibraltar

El procés catalán y la soberanía de Gibraltar son los dos asuntos más delicados de la actual política interior y exterior española que afectan directamente a su territorialidad. Luis Ayllón los abordó desde su visión como experto en la diplomacia exterior española y respecto al procés, la crisis institucional más grave que está viviendo España desde su última etapa democrática, señaló que “los independentistas han sido mucho más activos que el Estado español en el exterior, consiguen que los reciban en instituciones y países. El Gobierno ha sido menos activo, siempre han pensado que no los reconocerían otros estados y así ha sido, pero no han tenido en cuenta a las sociedades civiles, empezando por el trato a los corresponsales extranjeros, a los que los dirigentes independentistas son más accesibles”.

Luis Ayllón durante su intervención en Casa Mediterráneo. Foto: CASA MEDITERRÁNEO.En cuanto a Gibraltar, al hilo de la reciente declaración de la Eurocámara sobre   la aprobación de una nueva regulación que califica a Gibraltar como colonia en el marco de las negociaciones del Brexit, Ayllón explicó que “este hecho es un éxito de los negociadores españoles que marca el futuro de la relación del Peñón con España, ya que si sale el Reino Unido de la UE, los socios europeos apoyarán más las tesis españolas que las británicas, como se está viendo. Ello le permitirá negociar y forzar la máquina a propósito del “territorio no autónomo pendiente de descolonización”, que es como define la ONU a Gibraltar”.

Reyes y Presidentes

Informar de los viajes de la Casa Real tiene sus propias reglas, con normas de protocolo a seguir y hay que estar atentos muchas veces a lo que sucede más allá de las fotos oficiales. Los pequeños espacios donde periodistas y monarcas conviven son escenarios de off the records y detalles que denotan el carisma y saber hacer de cada persona.

Como anécdotas vividas en estos desplazamientos, Ayllón recuerda cuando en 1994 los reyes eméritos viajaron a China: “Habían pasado cinco años de los hechos en la plaza de Tiananmen, que enfriaron las relaciones de China con los países occidentales durante los siguientes años. En una audiencia a la que los periodistas tuvimos acceso, Juan Carlos I, con su estilo campechano, hizo una alusión al respecto diciendo que era el primer mandatario en visitar China “después de los acontecimientos”, lo que provocó un gran revuelo y acaparó titulares al día siguiente”.
 
Dirigentes mundiales en el Palacio Real de Madrid, durante la Conferencia de Paz de 1991. Hay hitos que forman parte de la retina histórica reciente y que definen las relaciones internacionales españolas, como la foto de las Azores, la conferencia de Paz en Madrid de 1991, o la cumbre de las Civilizaciones. Ayllón estuvo presente en estos acontecimientos y comentó que “organizar la Conferencia de Paz en Oriente Medio en 1991 fue un éxito para la política exterior española, ya que España hacía poco que había establecido relaciones diplomáticas con Israel, mantenía su tradicional amistad con el mundo árabe, y entonces Felipe González se llevaba muy bien con Bush padre. El ministro de exteriores norteamericano llamó a Ordoñez y le encargó organizar la conferencia en diez días. España aceptó la propuesta y la organizó, con miles de periodistas acreditados y diferentes fuerzas de seguridad internacionales, lo que le aportó un reconocimiento internacional importante”.

Tony Blair, José María Aznar y George Bush Jr. durante al cumbre de las Azores, en rueda de prensa. Otro icono de la política exterior española de los últimos 40 años es la foto de Aznar con Bush y Tony Blair en las Azores, antes de la invasión a Irak. Ayllón recuerda que “Aznar y Bush tenían una relación muy estrecha, con línea telefónica directa entre la Casa Blanca y la Moncloa. Aznar pensó entonces que ya que España no estuvo en Normandía, era el momento de estar en las Azores. A los periodistas desplazados nos permitieron realizar una pregunta por país, y por parte de España pactamos que la hiciera Magis Iglesias, de Colpisa”.

Mundo árabe e Israel

El escenario mundial de las relaciones internacionales ha pasado por diferentes etapas en los últimos 30 años. De la URSS a la Rusia de Putin, pasando por el inolvidable Yeltsin; o los EEUU del clan Bush, con el paréntesis Clinton, la esperanza Obama y ahora el polémico Trump. Y en otro escenario, la transformación de China desde un plano económico. También el mundo árabe ha evolucionado y el sempiterno conflicto de Oriente Medio ha vivido diversas guerras, con el enfrentamiento entre palestinos e israelíes como telón de fondo. Luis Ayllón cree que “los árabes nos siguen viendo bien, también los israelíes. Pero no tenemos una gran capacidad de actuación en estos conflictos internacionales, dependiendo de quién gobierne nos hemos inclinado por unos u otros”.

Periodismo a la baja

El nuevo milenio y la revolución tecnológica, así como la crisis económica mundial, ha revolucionado el periodismo entendido hasta el momento. La inmediatez del acceso a cualquier fuente de información, el abaratamiento de los medios tecnológicos a la hora de transmitirla, la precariedad laboral de las corresponsalías, la crisis del papel y, para completar, la era de la posverdad alumbran una nueva era informativa difícil de clasificar. Luis Ayllón opina al respecto que “hemos vivido la crisis económica y la eclosión del acceso gratis a la información a través de Internet. La gente se ha acostumbrado a obtenerla sin pagar y con el intrusismo generador de las fake news, es necesario que los periodistas no nos sintamos fagocitados por la inmediatez y elaboremos información veraz y contrastada. El ciudadano lo debe valorar y pagar por ello”.

Otro asunto que Ayllón analizó es la precariedad de la profesión, originada por la crisis con una reducción en las plantillas de las redacciones y la bajada de sueldos generalizada. En su opinión “ello ha mermado la libertad del periodista a la hora de trabajar, pues no cuestiona tanto las decisiones de los directivos por miedo a perder su puesto, dada la precariedad y escasez de trabajo en la profesión”.