Opinión

Explicaciones que no convencen

Fotografía: Begoña Antón.

El pasado viernes, 14 del mes en curso, los vecinos de San Gabriel y Gran Vía Sur se desayunaron con un nuevo cartel en la playa cercana a sus barriadas que prohibía el baño en esta zona del litoral. Debido a la falta de notificación por parte de la Administración local de las causas de tal prohibición, desde la Asociación de Vecinos se registró la petición de una explicación por parte del Ayuntamiento del cierre al baño en la zona.

En la misma se expone que la playa de San Gabriel, en el Decreto 58/2018 del Consell, que aprobó el Plan de Acción Territorial de Infraestructura Verde del Litoral, fue incluida en la relación de tramos de costa como Playa Urbana, con el número 174. Sin embargo, la respuesta desde el Ayuntamiento no tuvo lugar hasta que desde los colectivos vecinales se acudió a los medios de comunicación para expresar su descontento y desconocimiento de las causas que habían motivado la actual situación en la mañana del 18 de agosto, así como la reivindicación de que desde la Administración Local se actuara en favor de una zona que está comprendida en el espacio protegido de la Red Natura 2000 de la Unión Europea.

En este punto hay que subrayar, por si alguien no lo ha tenido en cuenta, que la entrada Sur de Alicante es nuestra ventana a Europa, ya que en ella se ubica la EUIPO (Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea), y mejorarla es una cuestión interesante para la imagen de la localidad.

Tras la repercusión mediática, ese mismo día el Ayuntamiento señalaba que la razón que había llevado a la prohibición del baño se debía a una demanda por parte de la asociación de consumidores vecinos José María Mena que la solicitaba por posibles vertidos, vertidos que el mismo edil descarta afirmando que “la calidad del agua tiene todos los parámetros aptos y los análisis así lo demuestran”, quizá porque, de lo contrario, la depuradora del Rincón de León y el Ayuntamiento deberían asumir responsabilidades .

Entonces, cabe preguntarse, si la calidad del agua es óptima, la Consellería declara esta zona como playa, la Unión Europea la incluye en su red de protección Natura 2000, por qué la Administración Local, que debería ser las más interesada en contar con una zona de playa más (fuente de riqueza en una ciudad turística que se precie), no ha solicitado todavía al GVA su inclusión en el Censo de Playas, paso que solo depende del Ayuntamiento, y así dotarla de los servicios que en la actualidad carece, como lavapiés o socorrista, entre otros.

¿Es dejación de funciones por parte municipal o existen otros intereses para la desaparición de esta zona protegida?

Desde estas líneas es necesario reconocer que el Ayuntamiento, atendiendo en otras ocasiones a las peticiones de los vecinos, pues la problemática no es nueva y se extiende durante dos décadas, sí que dotó a la zona de pasarela de madera, papeleras, palmeras y limpieza a través del paso metálico ejecutado de acceso a la playa, infraestructura gracias a la cual se le notifica al edil de Medio Ambiente que los usuarios actualmente de la zona salvan el obstáculo de las vías ferroviarias.

Actuaciones que, sin duda, se agradecen, pero hacer las cosas a medias, queda claro, que no es resolverlas.

Sending
User Review
0 (0 votes)

Begoña Antón Cardona

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores