Al paso

Ética, una asignatura pendiente

Posiblemente haya sido Ramón Martín Mateo el rector más profundamente humanista que ha tenido la Universidad de Alicante, entusiasta defensor de abrir la institución universitaria a todos los proyectos vanguardistas del conocimiento pero sin olvidar los fundamentos ético-filosóficos sobre los que construir un presente mejor como garantía de un futuro que se barrunta muy negro. La inmoralidad está haciendo estragos en las relaciones nacionales e internacionales y ese desarme moral es el causante de los graves conflictos internos en casi todos los países y de las confrontaciones que se materializan, a veces, en guerras prolongadas causantes de muertes de inocentes y de miseria física y psicológica.

Es verdad que la historia está llena de largos períodos de inmorales enfrentamientos y sufrimientos masivos sin que la humanidad haya aprendido la lección de la convivencia en paz. ¿La causa de todos los males? No es sólo una; son varias, pero podrían resumirse en ésta: la inmoralidad, la ausencia de ética.

Menos mal que están surgiendo voces de minorías cada vez más significativas defendiendo el planeta y a los planetarios frente a los corruptos de todo tipo, frente a los inmorales, frente a los carentes de toda ética. Ética cívica, puramente humana. Lo de la moral cristiana  es la misma cosa y algo más, pero es asunto que se merece un artículo aparte.

Imagen: Team Spirit (Fuente: Unsplash).

La asignatura pendiente en la formación de los niños y de los jóvenes, tanto en el plano familiar como en el académico, es la ética, que no es una virtud, sino el conjunto de todas las virtudes humanas, como bien resaltaba Aristóteles en su Ética a Nicómaco, en línea con lo que le enseñaron Sócrates y Platón. Sin ética fracasaremos en los impresionantes retos que tenemos los habitantes de este planeta cada vez menos azul: la energía nuclear, el aborto (que algunos quieren libre y gratuito mientras defienden con lógica furia a los animales); la eutanasia; la clonación humana; la industrialización desmadrada, tan perjudicial para el medio ambiente; el descontrol sobre las redes sociales y la permisividad sobre su uso gravemente lesivo para la educación de los niños, adultos, jóvenes y menos jóvenes con pornografía a gogó, vulneración de la intimidad de las personas y ataques abyectos amparándose en el anonimato cobarde; los graves problemas de la juventud agravados por la corrupción a todos los niveles, y un larguísimo etcétera.

Sending
User Review
0 (0 votes)

Ramón Gómez Carrión

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores