Deportes

El HLA Alicante solo sabe ganar

Llompart lanza un triple durante el partido entre HLA Alicante y Levitec Huesca (Fotografía: Miguel Á. Sánchez Blanes).

El pabellón Pedro Ferrándiz ya no se viste de gala ni para las malas ni para las grandes ocasiones. El camino hasta la entrada es duro. Soledad y silencio. No importa que el Lucentum lleve un pleno de victorias y la hinchada tenga la garganta en ebullición. Nadie se acerca al histórico Centro de Tecnificación y los lucentinos animan a la pantalla. Volverán otras grandes noches de baloncesto y pasión, pero por el momento, hasta que dé una tregua la famosa enfermedad, hay que conformarse con el orgullo de los jugadores. Ellos demuestran el pundonor cada jornada. Cinco partidos, cinco victorias. El pasado viernes fue el Levitec Huesca quien sucumbió ante los alicantinos (84-50).

El HLA Alicante era favorito para ganar el encuentro. No solo por los resultados y la posición en la tabla, sino también porque los oscenses llegaron plagados de bajas. Tres habituales del quinteto titular se quedaron en casa. Nueve jugadores tomaron el autobús dirección Alicante. El Lucentum es un equipo muy físico que imprime intensidad y lucha durante todo el encuentro, por lo que esta situación suponía un peso muy difícil de sobrellevar para los visitantes.

La solución que planteó David Gómez, técnico de los oscenses, fue intentar mantenerse en el marcador todo el tiempo posible con un inicio arrollador. La jugada le salió bien, pero duró poco. Tras un parcial de 9-0 llegaron a colocarse 8 puntos arriba en el marcador. Dentro del parquet mandaba Butler, un pívot de 2,02 que se hizo con el control bajo el aro.

La alegría dura poco en casa del pobre y, antes de que terminara ese mismo primer cuarto, los alicantinos enlazaron un parcial de 8-0 y empataron el encuentro. La balanza se decantó del lado local. El conjunto dirigido por Pedro Rivero apretó en defensa y, aunque no estuvo muy acertado en ataque, consiguió comenzar a alejarse en el marcador. En el bando rival solo el citado Butler y Lafuente, motivado por enfrentarse a su exequipo, parecían poder hacer daño.

Fotografía: Miguel Ángel Sánchez Blanes.

Nueve puntos de ventaja al descanso y una distancia que no haría más que aumentar en la segunda mitad. El baloncesto de los lucentinos en fase defensiva era espectacular, el Huesca perdía balones una y otra vez, pero seguían sin estar acertados en el tiro a canasta. Hubo un punto de inflexión en los últimos minutos del tercer cuarto. Dos triples seguidos, Pitts y Huertas, para alejarse 22 puntos en el marcador. Partido sentenciado.

El último cuarto debió ser una gran fiesta. El manual del buen lucentino, aunque no es un habitual en los partidos sentenciados, tiene escrito la palabra showtime en ocasiones como esta. Las bufandas debieron ondear. El eco del pabellón estaba predestinado a explotar al ritmo de ‘La manta al coll’ y la noche de viernes, después de una fiesta como esta, se intuiría muy larga. No fue así. Los locales llegaron a colocarse 36 puntos por encima en el marcador, pero los asientos lloraban vacíos. El resultado final fue 84-50.

Victoria silenciosa para el HLA Alicante. No fue el mejor partido, pero arrolló con el rival. Este equipo, incluso en los no tan buenos días, da la talla y consigue sacar los partidos con resultados positivos. Los mimbres para el futuro permiten la ilusión, pero no los sueños. Estos están reservados a poder volver a perderse por el laberíntico Pedro Ferrándiz, asegurar la afonía con la Kali Nord y vitorear a Llompart, Pitts y compañía.

Fotografía: Miguel Ángel Sánchez Blanes.
Sending
User Review
0 (0 votes)

Miguel Á. Sánchez Blanes

Periodista y alicantino, no necesariamente en ese orden. También soy graduado en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque lo mío es juntar letras. El mundo es un continuo de idas y venidas. Alguien tiene que contar lo que ocurre.

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores