Balones a la olla

Bazar Andorra: artículos de regalo, obsequios y todo tipo de complementos

Fuente: Hércules de Alicante Club de Fútbol.

Por tercera semana consecutiva el Hércules empata un partido y lo hace a cero tantos. Ni marca goles, ni le marcan, pero lo de tacita a tacita no va a dar para mucho más. Ayer se dispuso de una ocasión magnífica, para haber salido de los puestos de zona de descenso. Hubiera sido poco más que un simbolismo, pero hubiera sido significativo a la par que gratificante. Tres partidos sin ver puerta, o lo que es lo mismo, doscientos setenta minutos oficiales más descuentos añadidos. Este domingo nos visitaba el Andorra. El conjunto del Principado, venido a menos en las últimas semanas, estrenaba nuevo entrenador y practicó un fútbol sino muy efectivo, sí muy decoroso, con buen trato de balón y sin excesiva dureza. Quiero decir que jugó al fútbol y con diez, buena parte de la segunda mitad, por expulsión de uno de sus efectivos, pero ni así.

Hércules 0 – Andorra 0

La ironía del título de la crónica viene a cuento porque ayer el Hércules desperdició, desde un penalti hasta tres ocasiones francas y propicias que no llegó a materializar, ni tan siquiera una de ellas, y eso que en el minuto seis del segundo acto, tras el descanso, el árbitro dejó al Andorra con un jugador menos, por expulsión de Musa, que vio la segunda cartulina amarilla por una acción por detrás.

Primer regalo: Nada más iniciarse el partido, en el minuto tres, un malentendido entre defensa y portero deja en franquicia a Benja, en el uno contra uno, quizá muy en frío el portero le arrebata el balón, no llegó ni a disparar.

Otro regalo. Minuto treinta y dos, la defensa andorrana pierde un balón al borde de su área, entre Alfaro y Benja, se fabrican una buena combinación, con cesión de este último a De Lerma, chuta raso y flojo y el portero lo adivina, de algo grande quedó en nada.

Tercer regalo: Este fue de los que van con lazo y envoltorio en papel bonito. Se bota con criterio una falta lateral y le queda a Benja para rematar, el defensa le agarra ostensiblemente y la falta es clara, por tanto, penalti. Lo tira Yeray y lo falla, o el portero se lo adivina y le detiene el lanzamiento; sea como fuere, no hay gol.

En la segunda parte todavía habría más. Minuto setenta, fallo de la defensa del Principado, por el centro se hace con el balón el griego Vergos, encara al portero, con posibilidad de chutar fuerte y romper, con posibilidad de escorarse a un lado y tirar por bajo, opta por hacerle una vaselina, echar el balón por arriba de su cuerpo, pero Bañuz también lo presagia y atrapa en última instancia. Hubiera sido de bella factura, pero se quedó en nada. Ese fue el cuarto.

Y el quinto regalo, ya en los últimos suspiros del partido, en el tiempo de descuento, Benja dispara a la media vuelta de forma potente, casi de espaldas y sin saber bien dónde se encontraba la portería. Se fue por encima del larguero por poco.

No es que el Andorra no hiciera nada, porque ya hemos dicho que su trato con el balón fue bueno, ello sumado a lo bien asentados que estuvieron en el terreno de juego y Falcón tuvo hasta tres ocasiones impecables, sin llegar a lo milagroso, pero brillantes. Como una ocasión en la que desbarató a un delantero una acción de uno contra uno, que ya la afición local veía como gol. Lo cierto es que, durante muchos minutos, incluso jugando con diez tuvieron el balón en posesión durante mucho tiempo, y ahí era cuando más sufría el Hércules, viendo pasar y pasar, sin poder hacer nada. Resulta fácil explicar porqué durante muchas jornadas fue líder y durante muchas otras ha venido ocupando los primeros puestos de la tabla. Lo que ya no resulta tan fácil es encontrar una explicación a porqué este equipo se ha desinflado en las últimas jornadas, cayendo casi a mitad de la tabla, lo que ha supuesto entre otras cosas la destitución de su anterior técnico.

En la sala de prensa, un abatido Antonio Moreno tuvo que tirar de manual de tópicos y frases hechas del argot, para justificar el resultado y la decepción reinante en la parroquia.

«El partido ha tenido sus accidentes, lo del penalti es verdadera mala suerte, nos atenazan los nervios, no nos podemos volver locos, este es el camino, esto es muy largo, hay que seguir luchando y trabajando cada semana»

Antonio Moreno
Antonio Moreno durante la rueda de prensa (Grabación: Ferrándiz).

El próximo enfrentamiento contra el conjunto aragonés del Ebro, en tierras zaragozanas. Campo complicado y encima vienen de ganarles al Atlético Levante. Aquí nadie regala nada y aprieta todo del mundo.

Sea como fuere, de regalos, obsequios y otras prebendas dispuso el Hércules y al final el Andorra cruzará la frontera hacía su país con un punto, que tal y como se desarrolló la contienda, es TODO UN PREMIO Y REGALO CON LAZO Y ENVOLTORIO DE COLOR BLANQUIAZUL.

Fuente: Hércules de Alicante Club de Fútbol.
Sending
User Review
0 (0 votes)

Ferrándiz

Se puede ser de equipos muy grandes, muy famosos, ganadores de muchos títulos, pero nosotros somos del Hércules. Modestia y orgullo pueden ir de la mano. En nuestro corazón habita ese pálpito blanquiazul. Sentimos al Hércules, como sentimos la Explanada, el Postiguet o la Cara del Moro. Macho Hércules.

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores