Fin de semana de Carnaval, 22 y 23 de febrero, con la programación en el Principal de “Volvió una Noche” de Eduardo Rovner, protagonizada por Beatriz Carvajal y Carlos Santos.

Manuel, pedicuro de oficio, miembro de un conjunto musical que interpreta tangos y boleros en un decadente café-cantante, tiene la costumbre de visitar los domingos en el cementerio a su madre fallecida hace varios años. Allí le cuenta lo que ha hecho durante la semana y un domingo le dice que se va a casar de inmediato. Gloria la madre, surge indignada de su tumba para preguntarle con quién; el hijo regresa despavorido a su apartamento y se encuentra allí con su madre muerta que no va a cejar hasta conocer a la novia para autorizar o no que la boda se produzca.

Hasta aquí todo correcto. Cuando uno lee la sinopsis y es una persona de naturaleza optimista, piensa que tal vez encuentre en el teatro la ocasión de pasar un rato amable bajo el paraguas de un argumento con cierta chispa. Si además la ficha artística alberga nombres como Beatriz Carvajal, Carlos Santos o César Oliva y la producción del Teatro Romea de Murcia… ya uno se viene arriba. Pero ya se sabe que cuanto más sube uno, más dura es la caída.

Es duro siempre publicar una opinión negativa, sabiendo lo difícil que es “parir” una producción, pero hay ocasiones en que resulta francamente difícil salvar los muebles. En este caso, desde luego, salvo a los actores, que no es que hayan hecho nada excepcional, pero al menos han hecho lo que han podido teniendo que sostener un texto insulso, con una dirección torpe durante ni más ni menos que dos horas. Todo ello aderezado por una escenografía de las que se tambalean un metro cada vez que alguien abre una puerta, con música de lata (menos mal que cantan en directo) y el pegote de proyecciones insertadas con calzador para poder tener al gran Pedro Casablanc en el programa de mano, aunque sea en diferido.

No me extiendo más. La cosa es que creo que es una pena tener suficientes ingredientes de calidad como la señora Carvajal, que lo tiene todo demostrado, y al señor Santos, que me parece un buen valor (al menos en pantalla) y el apoyo de una institución pública como el Teatro Romea de Murcia, y desaprovecharla construyendo un producto tan flojo.

Pues hemos pasado el domingo.

Sending
User Review
0 (0 votes)

Publicado por Marina Torrecilla

Licenciada en Publicidad y RRPP. Especialista en Comunicación de Artes Escénicas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code