Opinión

1.200 encuestas

Imagen: Mohamed Hassan.

Mi admirada Luisa Palos, que fuera jefa de Investigación de Mercados de la CAM, realizaba periódicamente estudios para valorar la opinión de los clientes y de los no clientes en las comunidades valenciana y murciana. Creo recordar que se realizaban del orden de 1.800 entrevistas personales en profundidad. Eran los años 90 del pasado siglo y los primeros del XXI, cuando a los que mandaban en la entidad les preocupaba saber qué opinaba el público sobre la calidad de sus servicios, de su obra social, de su imagen…en fin. Además, se hacían otros test previos y posteriores para confirmar la calidad de las encuestas y de los encuestadores.

Ahora veo, y algo me sorprende, que se realicen observatorios, paneles, consultas… a nivel nacional de 1.200… ¡¡¡llamadas por teléfono!!!, y lo más curioso: parecen darse los resultados como muy certeros, de forma que unos partidos andan la mar de satisfechos mientras otros parece que se derrumban.

Dice una de las fichas técnicas que los encuestados están distribuidos aleatoriamente por toda la piel de toro, pero poniéndonos en Alicante…¿a cuántos ciudadanos habrán llamado de toda la provincia? ¿25 o 30? ¿y eso es una muestra representativa?

Permítanme que lo dude. Además, todo el mundo no tiene teléfono. Por ejemplo, muchas parejas de personas mayores o solo tienen un fijo o tienen un fijo y un único móvil. ¿A quién representa en la encuesta, a los que no tienen teléfono?

Lo peor de estas consultas, además de que pueda ponerse en duda su calidad, es que puedan incidir en la voluntad de los votantes cuando conocen por los medios sus resultados. Yo pediría a los institutos demoscópicos más eficiencia en su trabajo, y a los que los encargan algo más de rigor en sus análisis.

Sending
User Review
0 (0 votes)

Toni Gil

Comentar

Click here to post a comment

*

code

Patrocinadores